El supervisor bancario europeo sigue viendo riesgos y llama a la precaución

«La perspectiva de riesgos aún requiere precaución. Es demasiado pronto para cantar victoria»  Andrea Enria

EFE

Whatsapp
El símbolo del euro delante de la sede del Banco Central Europeo en Francfort. Foto: ACN

El símbolo del euro delante de la sede del Banco Central Europeo en Francfort. Foto: ACN

El presidente del Mecanismo Único de Supervisión de la eurozona, Andrea Enria, dijo este jueves que siguen existiendo riesgos pese a la recuperación económica por el posible deterioro de los activos bancarios y la excesiva búsqueda de rentabilidad, por lo que llamó a la precaución y aseguró que seguirán vigilando el aumento de estos peligros.

«Estamos saliendo gradualmente de la pandemia con lo que parece un rápido proceso de recuperación económica. Sin embargo, la perspectiva de riesgos aún requiere precaución. Es demasiado pronto para cantar victoria», dijo Enria en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo.

El jefe del supervisor, que está integrado en el Banco Central Europeo (BCE), recordó que la mejora económica y el descenso de la incertidumbre le llevó a retirar su recomendación de no repartir dividendos, pero que pese a ello se mantiene la "flexibilidad de capital" para las entidades anunciada inicialmente. Esto significa que los bancos que hayan utilizado sus colchones de capital durante la pandemia tienen hasta finales de 2022 para completarlos. 

Los test de estrés del BCE mostraron que en un escenario adverso a tres años el ratio de capital máximo de la banca europea supervisada se mantendría muy cerca del 10 %, señaló. 

Pero Enria subrayó que el supervisor sigue vigilando "muy de cerca el aumento de riesgos en los balances bancarios" puesto que, si bien el número de créditos fallidos parece aún "favorable" y las entidades esperan que continúen cayendo en 2022, la calidad de los activos "parece estar deteriorándose".

El supervisor observa además que las quiebras empresariales empezaron a aumentar en el primer trimestre de este año en algunos sectores y también «un aumento de las vulnerabilidades en el sector inmobiliario residencial en algunos países». 

Las proyecciones de los bancos sobre créditos fallidos podrían ser demasiado optimistas

«En general, las proyecciones de los bancos sobre créditos fallidos podrían ser demasiado optimistas. Los bancos deberían seguir siendo cautos con la liberación de provisiones y asegurar que tienen adecuados controles del riesgo crediticio», dijo. 

El supervisor, añadió, se centra en este aspecto y está también haciendo análisis más en profundidad en algunos sectores, como el alimentario, hostelería o sector inmobiliario comercial. 

  • Los riesgos de la excesiva búsqueda de rentabilidad de los bancos

Pero más allá de los balances, el BCE está "mirando cada vez más los riesgos que plantea la excesiva búsqueda de rentabilidad de los bancos", que está "alimentando el apetito por el apalancamiento" en ciertos segmentos de riesgo, así como la "mayor complejidad y opacidad de los mercados financieros". 

Enria subrayó, en este sentido, que la exposición de los bancos a instituciones financieras no bancarias "podría ser una fuente de preocupación", especialmente si se trata de instituciones no reguladas o poco transparentes sobre su situación de apalancamiento.

Como ejemplo citó el caso de Archegos, similar a los recientes de GameStop y Greensell, que han sido episodios de hundimientos de sociedades de inversión en los últimos meses marcados por fenómenos de apalancamiento.

El supervisor, dijo, vigila los sistemas de gobernanza y control de riesgo de los bancos para "asegurar que los crecientes signos de exuberancia en el mercado no acaban reviviendo amenazas a la estabilidad financiera".

Temas

Comentarios

Lea También