Más de Economía

Economía Laboral

El veto a despedir frena el acuerdo entre sindicatos y patronal sobre los ERTE

La CEOE pide que se flexibilice la devolución de las cotizaciones por echar a trabajadores, y la parte social se opone, al igual que el Ministerio

CRISTINA VALLEJO

Whatsapp
Un trabajador de un restaurante
del centro de València recoge la terraza.foto: efe

Un trabajador de un restaurante
del centro de València recoge la terraza.foto: efe

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya no va a cumplir con su objetivo de contar con un acuerdo firmado para la prórroga de los ERTE hoy 15 de enero. En la reunión de ayer entre el Gobierno, patronal y representantes de los trabajadores, no se produjo ese ansiado punto de encuentro.

Unai Sordo, secretario general de Comisiones Obreras, declaró a Europa Press que «las espadas están todavía en alto» en la mesa de negociación para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo más allá del 31 de enero y hasta el 31 de mayo, una vez haya acabado el actual estado de alarma, como acordaron la semana pasada.

El punto de fricción es la llamada cláusula de salvaguarda que acompaña a los expedientes ligados a la pandemia y que supone que las empresas que hayan realizado un ERTE y se hayan beneficiado de exoneraciones de cuotas a la Seguridad Social de sus trabajadores están obligadas a mantener el empleo durante seis meses. Si no lo hacen, tienen que devolver las cotizaciones sociales que se han ahorrado, no sólo las de los trabajadores despedidos, sino de toda la fuerza laboral acogida al ERTE.

La patronal desea que se quite esa cláusula. Proponen realizar «una interpretación proporcionada» de la misma, para no tener que devolver las exenciones de todos los trabajadores cuando no se les despide a todos. Los sindicatos se oponen.

Unai Sordo dice que el compromiso de los seis meses comienza a correr a partir de que se reincorpora un trabajador de un ERTE, por lo que «muchas empresas han recorrido buena parte de esos seis meses». Añade que si hay empresas que no han incorporado a ningún empleado, «seguramente tienen un problema más grave que el del compromiso del empleo».

El Ministerio de Trabajo también se inclina porque se mantenga el veto a despedir, así como la prohibición de repartir dividendos, o pedir a sus trabajadores que realicen horas extraordinarias. «Las cláusulas de mantenimiento del empleo van a ser exactamente las mismas, esto va implícito con el propio sistema», declaró el miércoles la ministra Yolanda Díaz.

«CCOO no va a ceder en los compromisos de mantenimiento del empleo que tienen que tener las empresas que se acojan a un ERTE», aseguró Unai Sordo, quien añadió que España no puede hacer un esfuerzo de «seguramente más de 20.000 millones de euros» para sostener el empleo y asumir los salarios y las cotizaciones que dejan de abonar las empresas «y no pedir como contrapartida que las compañías no puedan despedir en un tiempo».

En la reunión de ayer se entregó un nuevo documento a los agentes sociales para estudiar. Y están pendientes de la convocatoria de una nueva cita para despejar la incertidumbre de los alrededor de 755.610 trabajadores que aún se encontraban afectados por un expediente temporal al cierre del mes de diciembre, muchos menos que en el pico de la pandemia, cuando llegaron a ser más de 3,4 millones de trabajadores.

Comentarios

Lea También