Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

España se mantiene como motor de la zona euro

Desde España se ve por el retrovisor al resto de potencias europeas en términos de comportamiento del PIB

Colpisa

Whatsapp
Crecimiento

Crecimiento

La economía española se afianza como motor de la zona euro y hace tiempo que ve desde el retrovisor al resto de grandes potencias del Viejo Continente en lo que a comportamiento del PIB se refiere (en otras variables como en el nivel de desempleo la situación es al revés). Así, en el segundo trimestre España avanzó un 0,9%, lo que implica un incremento superior a la media de la región (0,6%). De hecho, es el tercer país con un mayor impulso intertrimestral, sólo superado por el 1,5% de Holanda y el 1,3% de Letonia, según los datos de Eurostat publicados este miércoles. Es decir, España se mantiene por encima de las grandes potencias del euro como Alemania (0,6%), Francia (0,5%) o Italia (0,4%).

El Gobierno estima de manera “prudente” que la economía crecerá este año el 3%

Si se amplía la comparación de la situación de España con los 28 países que conforman la UE el país se mantiene en los puestos de cabeza con el sexto mayor crecimiento. Asimismo, en tasa anual (segundo trimestre de 2017 respecto al mismo periodo de 2016) España se encuentra muy por encima de la media con un crecimiento del 3,1%, frente al 2,2% de la zona euro y el 2,3% de la UE. Una tendencia al alza que se consolida en todas las previsiones para este curso. De hecho, el Gobierno estima de manera “prudente” que la economía crecerá este año el 3%, aunque algunos centros de estudio lo elevan al 3,3%. Cualquiera de esas cifras supone casi el doble de lo que se espera en la zona euro.

El Ejecutivo defiende además que ese crecimiento es más equilibrado que antes de la crisis por la mayor aportación del sector exterior, que aportará hasta cinco décimas este ejercicio al PIB. Un empuje provocado por las cifras récord de las exportaciones. Sin embargo, el pilar básico de la economía española sigue siendo el consumo. Precisamente, ese indicador se resintió en el primer trimestre de 2017 lo que llevó a un crecimiento del 0,7%. Sin embargo, al repuntar de nuevo en los tres meses siguientes contribuyó a impulsar una décima más el crecimiento entre abril y junio.

Sin embargo, hay factores externos que también influyen en esa fortaleza de la economía y que tienen en el BCE a su principal responsable. El programa de compra de deuda del eurobanco ha permitido relajar la presión sobre la prima de riesgo de los países de la periferia, lo que ha beneficiado especialmente a España. También los bajos precios del petróleo han ayudado a recuperar la economía.

En cualquier caso, los datos de Eurostat ponen de manifiesto que el ritmo de crecimiento de la Eurozona sigue siendo moderado en el segundo trimestre, aunque se aceleró ligeramente respecto al 0,5% registrado entre enero y marzo. Pese a todo, la tendencia es positiva y parece haberse alejado definitivamente del avance casi plano de hace un año.

Temas

Comentarios

Lea También