España se retrasa sobre el ritmo de desarrollo de electromovilidad de Europa

El mejor ritmo de crecimiento del mercado electrificado permite alcanzar los 25,1 puntos, pero el indicador global se ve lastrado por el lento desarrollo de infraestructuras de recarga

Contenido ofrecido por APMC

Whatsapp
La media europea aumenta seis puntos en el tercer trimestre de 2021 incrementando la distancia con España en 33 puntos.

La media europea aumenta seis puntos en el tercer trimestre de 2021 incrementando la distancia con España en 33 puntos.

Durante el tercer trimestre de 2021, España crece en apenas dos puntos su valoración en el indicador global de electromovilidad* (que valora la penetración de vehículos electrificados y la instalación de infraestructuras de recarga de acceso público), alcanzando una puntuación total de 25,1 puntos sobre 100. Este leve crecimiento mantiene a España en las últimas posiciones del Barómetro de Electromovilidad elaborado por ANFAC. La media europea logra crecer en más de seis puntos, alcanzando un total de 58 sobre 100, Esto provoca que la brecha con el continente europeo aumente por encima de los 33 puntos de diferencia.

El escaso impulso en la valoración del tercer trimestre de España viene ocasionado, principalmente, por el moderado crecimiento del mercado de vehículos electrificados, que logra aumentar 3,3 puntos en el barómetro, y por el bajo nivel de desarrollo de las infraestructuras de recarga, que apenas crece medio punto en el tercer trimestre.

El ranking nacional sigue liderado por Madrid, Islas Baleares y Cataluña, siendo estas dos últimas las regiones que mayor impulso han dado a la electromovilidad durante el tercer trimestre, con un crecimiento superior a los tres puntos. Estas tres CCAA junto con Islas Canarias y Navarra obtienen una valoración por encima de los 25,1 puntos logrados por España. Igualmente, cabe destacar el crecimiento logrado por la Comunidad Valenciana y Galicia que logran aumentar dos posiciones en el ranking, pero todavía por debajo de la media nacional.

EL AUGE DEL MERCADO ELECTRIFICADO EMPUJA LA VALORACIÓN DE ESPAÑA

En el último trimestre, España ha logrado un incremento de 3,5 puntos hasta obtener una valoración global de 41,3 puntos sobre 100 en el indicador de penetración de vehículo electrificado. Aunque hay una tendencia al alza del mercado electrificado en España, que se ha visto reflejado en el indicador de vehículo electrificado sobre el mercado total, con un aumento de 7,2 puntos, España sigue sin salir de los últimos puestos del ranking europeo. En este último barómetro se evidencia un ritmo de crecimiento muy desigual con los países de nuestro entorno, con crecimientos por encima de los 10 puntos en Reino Unido, Francia o Portugal. Esto sitúa la media en Europa en 95,4 puntos, más del doble de la obtenida por España.

En el tercer trimestre, el mercado de vehículos electrificados ha logrado acumular 16.047 nuevas matriculaciones, lo que supone un crecimiento del 44% respecto al mismo periodo de 2020. Sin embargo, todavía representa un escaso 7% del total de matriculaciones.

En el ámbito nacional, la mejor evolución del mercado electrificado respecto al mercado total ha permitido que todas las comunidades autónomas hayan crecido durante el tercer trimestre. Aunque sigue liderando Madrid, cabe destacar el fuerte crecimiento de Islas Baleares e Islas Canarias, con un incremento de 6 puntos que los posicionan en el Top-3 del ranking nacional que lidera Madrid, con una valoración global de 59,1 puntos sobre 100. Estas regiones, junto con Cataluña superan la media nacional.

EL DESARROLLO DE INFRAESTRUCTURAS DE RECARGA SE ESTANCA

El barómetro del tercer trimestre refleja, de nuevo, el lento despliegue de infraestructura de recarga de acceso público en España, pieza fundamental para la entrada del vehículo electrificado. España obtiene una valoración de 8,8 puntos sobre 100 en el indicador de infraestructura de recarga, con un leve crecimiento de medio punto que la mantiene en la penúltima posición del ranking europeo, solo superando a Hungría. Aunque la media europea solo ha logrado crecer 1,8 puntos, hasta un total de 20,6 puntos, se sigue abriendo la distancia con el entorno europeo en cerca de doce puntos que logra crecer a un mayor ritmo que el de España.

En el ámbito nacional, la pérdida de puntos de recarga rápida según indican las fuentes utilizadas hace retroceder ligeramente a un gran número de regiones. Destaca el fuerte retroceso de la valoración de Navarra (-1,1 puntos), País Vasco (-0,9) o Murcia (-0,8) respecto al barómetro anterior. A pesar del descenso de Navarra, sigue liderando junto con Islas Baleares con 16,7 puntos sobre 100 y Cataluña el ranking nacional.

Respecto al nivel de infraestructura, España registra un total de 12.702 puntos de recarga a lo largo de todo el territorio nacional. Esto supone un crecimiento de 855 nuevos puntos de recarga en el tercer trimestre de 2021. Sin embargo, este crecimiento se produce en niveles de potencia asociados a carga lenta, con potencia de como mucho 22 kW, representando el 94% de los nuevos puntos de recarga instalados en este trimestre. La instalación de puntos de recarga es fundamental para el despliegue de vehículo electrificado, pero ha de venir asociado a una red de suficiente calidad con potencias superiores a 150 kW, de los que, actualmente, solo se disponen de 89 puntos de recarga, el 0,7% de la red pública disponible en España.

El establecimiento de herramientas y medidas que faciliten y ayuden el desarrollo de una red con la suficiente capilaridad, cantidad y calidad es esencial para convertir al vehículo electrificado en una primera opción de compra para los usuarios. Desde ANFAC, valoramos muy positivamente el anuncio realizado por el Gobierno en la Junta Directiva de la asociación celebrada en el Automobile de Barcelona para la puesta en marcha de un órgano de gobernanza que supervise gestione y coordine este despliegue de puntos de recarga en España. De igual manera, ANFAC sigue trabajando en esta línea con la elaboración de diversos propuestas como las 16 medidas para el despliegue de puntos de recarga, así como el mapa de Infraestructuras de recarga a nivel nacional y por CCAA que permitan un impulso coordinado, consensuado y calendarizado para alcanzar los necesarios 340.000 puntos de recarga en 2030 para abastecer al futuro parque de 5 millones de vehículos electrificados, tal y como establece el PNIEC, y cumplir con los objetivos de reducción de emisiones exigidos por la Comisión Europea.

“Tenemos en la electrificación de nuestra movilidad una potente herramienta para lograr nuestros objetivos y la transformación de nuestra industria, pero nos estamos quedando atrás. Es necesario aumentar el esfuerzo en el despliegue de infraestructuras de recarga y en la penetración del vehículo electrificado. El veto masivo a las enmiendas en los Presupuestos Generales del Estado que pretendían mejorar la situación fiscal para esta electrificación agrava los problemas en un entorno de incertidumbre, crisis y falta de medidas contundentes. Los países de nuestro entorno europeo están acelerando y se está ampliando la brecha, tanto en desarrollo de infraestructura de recarga como de entrada de vehículo electrificado, respecto a España. Nuestro bajo ritmo nos coloca en una posición que no nos corresponde, respecto de los países de nuestro entorno. El sector está cumpliendo su parte con la renovación de la oferta y la entrada de nuevos modelos de vehículos electrificados, pero es necesario que la demanda acompañe este esfuerzo. Hay que activar ya los fondos del PERTE para la automoción y acelerar la instalación de infraestructuras de recarga de acceso público”. destacó José López-Tafall, director general de ANFAC.

Temas

  • motor
  • anfac
  • apmc

Comentarios

Lea También