Expectativas, mercados y Banco de Inglaterra

El Banco de Inglaterra tiene dos objetivos: frenar la inflación y subir el empleo

Diari de Tarragona

Whatsapp
Expectativas, mercados y Banco de Inglaterra

Expectativas, mercados y Banco de Inglaterra

Las últimas declaraciones de los miembros del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) apuntan a que los tipos de interés oficiales de la institución podrían subir de forma inminente, tan pronto como en la próxima reunión de política monetaria en diciembre. Pero una posible subida de tipos de interés no es la única decisión de política monetaria que se espera que tome el BoE en diciembre, ya que su programa de compra de activos de renta fija (QE) está previsto que termine también el mes que viene.

¿Será capaz el Banco de Inglaterra de subir los tipos de interés al mismo tiempo que termina su programa de compra de activos? El mercado así lo cree, tal y como muestran los tipos implícitos en el mercado, los cuales descuentan que de aquí a septiembre de 2022 el BoE va a subir los tipos de interés de referencia en 70 puntos básicos (pb).

Los dos objetivos del BoE: La inflación y la economía

¿Pero acaso está la economía de Reino Unido preparada para una combinación de subidas de tipos de interés y finalización del programa de compra de activos? El BoE tiene dos objetivos a la hora de establecer su política monetaria, que la inflación se situé en el 2% al mismo tiempo que ayuda a que la economía y el empleo de Reino Unido tengan un crecimiento sostenido en el tiempo.

El primero de sus objetivos, a la vista de las tasas de inflación actuales no es que esté cumplido, sino que está sobrepasado, ya que el último dato de inflación se sitúa en el 3,1%. Reino Unido, al igual que el resto del mundo se está viendo impactado en sus tasas de inflación por las subidas de las materias primas y la energía, y la propia institución espera que continúe aumentando hasta que toque techo en el entorno del 5% en 2022. Sin embargo, las perspectivas de la institución a medio plazo son más moderadas ya que esperan que la inflación en 2024 se sitúe justo por debajo del objetivo, en el 1,95%. 

La Covid sigue ralentizando la economía

El crecimiento económico durante los últimos trimestres ha sido vigoroso gracias a la temprana campaña de vacunación, sin embargo, el repunte de los contagios por Covid-19 en las últimas semanas y el agravamiento de los problemas de suministros podrían suponer un freno a la recuperación económica del país. Este impacto ya se está reflejando en una rebaja del crecimiento esperado para Reino Unido y así lo refleja el consenso de analistas, que ha rebajado las expectativas de crecimiento en medio punto desde el verano, situándolo en el 5% en 2022.

El empleo todavía no ha vuelto a registrar niveles previos a la pandemia, donde todavía hay 600.000 personas menos trabajando y a las que hay que sumar 1,3 millones de personas que se encuentran en sistemas de protección de empleo similares a los ERTE. 

Por tanto, Reino Unido se encuentra en una situación en la que la inflación está al alza, derivada de problemas en la oferta, una economía en las que las expectativas de crecimiento se están desacelerando y en la que el empleo todavía no ha recuperado los niveles previos a la pandemia. ¿Será capaz el Banco de Inglaterra de subir los tipos de interés en 70 pb durante el próximo año y eliminar completamente su programa de compra de activos de renta fija tal y como descuentan los mercados? Hagan sus apuestas.

Carlos Lasure es gestor de Renta Fija de Ibercaja Gestión

Temas

Comentarios

Lea También