Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Finanzas para alumnos de cuarto de ESO

El programa de Educació Financera a les Escoles de Catalunya (EFEC) alcanza este curso un 49% de los centros educativos de la demarcación de Tarragona

Rafael Servent

Whatsapp
Una de las voluntarias que este curso han impartido uno de los talleres del programa EFEC.  FOTO: Cedida

Una de las voluntarias que este curso han impartido uno de los talleres del programa EFEC. FOTO: Cedida

Enseñar finanzas a alumnos de cuarto de la ESO. El programa de Educació Financera a les Escoles de Catalunya (EFEC) ha impartido a lo largo de este curso académico un total de 418 talleres en 58 centros educativos de la demarcación de Tarragona (un 49% del total), alcanzando a 2.875 alumnos de este curso de educación secundaria.

La séptima edición de esta iniciativa de voluntariado cosecha un nuevo éxito de inscritos, y encadena año tras año crecimientos que podrían llevarle a alcanzar el 60% de los centros de la demarcación a lo largo del curso que viene.

Josep Soler, director general del Institut d’Estudis Financers (IEF), impulsor de este proyecto junto al Departament de la Vicepresidència i d’Economia i Hisenda de la Generalitat de Catalunya, explica la importancia de este tipo de acciones de alfabetización financiera. «En este país -avanza- no nos hemos dedicado demasiado a mejorar la cultura financiera».

«Quien compra una moto o un coche de segunda mano -prosigue-, muy probablemente se convierte en un experto en esa materia durante el proceso de compra. Lo mismo sucede con la salud física, con fenómenos como el running o la alimentación saludable. Pero cuando hablamos de salud financiera, todo ese proceso de conocimiento no lo hacemos, y acabamos firmando la primera hipoteca que nos presentan. Así que nos encontramos con chicos que no tienen cultura financiera porque los adultos tampoco la tenemos».

¿Qué enseñan en los talleres que imparte la red de cerca de 800 voluntarios que durante este curso ha logrado movilizar esta iniciativa en Catalunya? Cosas tan esenciales como «elaborar un presupuesto personal en el que entiendan las diferentes tipologías de ingresos, gastos o ahorro», relata Soler. «Explicamos qué es un fondo de emergencia, o cómo funciona el endeudamiento».

Pero la alfabetización financiera no solo pasa por conceptos como las finanzas personales. Comprender las finanzas públicas es también esencial si queremos contribuir a crear una sociedad de ciudadanos educados y concienciados. Un taller dedicado exclusivamente a impuestos, impartido por voluntarios de la Agència Tributària de Catalunya, explica conceptos como la elaboración de un presupuesto público, donde conceptos como los ingresos, los gastos o el endeudamiento son también aquí igualmente relevantes. «Éste ha sido uno de los talleres más recientes que hemos incorporado, apenas hace dos años -relata Josep Soler-, y ha tenido mucho éxito, con una recepción muy buena por parte de los alumnos».

Alfabetización de adultos

Aunque los estudiantes de cuarto curso de la ESO han sido la prioridad de esta iniciativa de voluntariado (donde las escuelas se inscriben de forma voluntaria en los talleres de su elección y una red de voluntarios, profesionales de las finanzas, prestan de forma altruista sus conocimientos en la materia), otros colectivos figuran también en el radar del IEF. Estudiantes de Formación Profesional, escuelas de adultos o gremios profesionales son algunos de ellos.

Otras iniciativas no han terminado de funcionar tan bien. Es el caso de las AMPAS (asociaciones de padres y madres de alumnos), donde el IEF empezó a impartir sus talleres pero pronto se dio cuenta de que, «a diferencia de los alumnos de cuarto de ESO, donde todos tienen un mismo nivel de conocimientos financieros, en las AMPAS nos encontrábamos con distintos niveles en un mismo taller, por eso creemos que hay que encontrar entornos más homgéneos, como por ejemplo un gremio profesional determinado, donde todos tendrán conocimientos similares».

Entre los voluntarios que este año han trabajado en este proyecto en las comarcas de Tarragona se encuentran miembros de la Agència Tributària de Catalunya o de entidades financieras como el Santander, el BBVA, el Sabadell o CaixaBank. En todos los casos, el material que emplean es común y proporcionado por el programa EFEC, con «un control muy estricto en el código ético: vas en nombre de EFEC y de nada más», relata Soler. En otras palabras: ni una marca comercial, ni un producto para vender. Solo transmisión de conocimiento.

Temas

Comentarios

Lea También