Grupo Mimara se expande

El grupo sociosanitario nacido en Tarragona crece fuera de los límites de la demarcación y planea cerrar 2022 con entre 20 y 30 centros geriátricos gestionados en toda España

Rafael Servent

Whatsapp
Fachada de una de las nuevas residencias que Grupo Mimara ha incorporado en Soria. Foto: Cedida

Fachada de una de las nuevas residencias que Grupo Mimara ha incorporado en Soria. Foto: Cedida

Más de dos décadas después, Miguel Márquez todavía recuerda perfectamente los nombres y los rostros de los cuatro usuarios con los que arrancó la primera residencia geriátrica de lo que hoy es Grupo Mimara. Era en Creixell y contaba con 61 plazas. Hoy, Grupo Mimara, con sede en Tarragona, gestiona 11 centros (más de la mitad de ellos incorporados durante este mismo año) y encara un proceso de expansión que ha de llevarle a cerrar el próximo año 2022 con entre 20 y 30 centros gestionados.

Enfermero de profesión y con cerca de 40 años de experiencia acumulada en el mundo de la geriatría y la salud mental, Miguel Márquez recuerda cómo, en esos inicios como emprendedor en 2001, tras vender su casa para invertirlo todo en rehabilitar y reconvertir un hotel en residencia para personas mayores, lo mismo se encargaba él personalmente de «la limpieza del edificio por las noches, como hacía de auxiliar de clínica, de enfermero y de director».

 Interior de la residencia de Grupo Mimara en Valls.

Este empresario, al que le gusta reivindicarse como enfermero, defiende que esa trayectoria profesional y su conocimiento profundo del día a día del sector impregnan y seguirán impregnando la cultura de empresa de Grupo Mimara. «El valor principal que tiene nuestro grupo -explica Márquez- es la vocación de trabajar con procesos de calidad y excelencia, y detrás hay una diferenciación, que es la cuestión de que yo soy enfermero».

  • Servicios propios

Esta idea se traduce en acciones concretas como la internalización de todos los servicios asociados a su red de centros, donde por ejemplo los servicios de lavandería cuentan con una lavandería industrial propia en Valls (que desde el año 2013 presta también servicios a empresas externas del sector de la hostelería), una flota propia de transporte adaptado (con siete vehículos) y cocinas en cada uno de los centros. 

«En el año 2001 -explica Miguel Márquez-, cuando empezamos, la mayoría de residencias para personas mayores eran familiares, de pequeños empresarios, pero no había grandes grupos. En los últimos años han aparecido muchos fondos de inversión en el sector, que están creando un tipo de negocio que, sin esconder que también en nuestro caso somos una empresa, contrastan con una cualificación profesional que pienso que es un grado».

  • Plan de expansión

Con la voluntad de preservar esta visión y la cultura de empresa creada a lo largo de dos décadas, Grupo Mimara ha puesto en marcha ahora un ambicioso plan de expansión que le ha llevado por primera vez este año a traspasar los límites territoriales de las comarcas de Tarragona. Con cinco residencias en la demarcación de Tarragona -Creixell, Valls, El Pla de Santamaria, Calafell Park y Fontscaldes (en este caso, centro de salud mental)-, han incorporado ya a su gestión otros seis centros, a los que en noviembre se sumará un séptimo.

La mayoría de ellos se encuentran en la provincia de Soria (en Tardelcuende, Valdeavellano de Tera, Almazán y Soria capital), otro más en Barcelona (en el barrio de Pedralbes), y un último en Sevilla. A ellos se les sumará, este próximo mes de noviembre, la gestión de un centro de personas mayores en Murcia.

Este grupo empresarial gestiona hoy una docena de centros para personas mayores

Este crecimiento ha llevado a Grupo Mimara a contar en la actualidad con más de 230 trabajadores (de los cuales más de un centenar se han incorporado a lo largo de este año) repartidos en todos sus centros de trabajo, donde en conjunto gestionan, incluyendo la próxima incorporación de Murcia, un total de 528 camas de residencia (entre ellas, las plazas del centro de salud mental de Fontscaldes), 177 plazas de centros de día y 30 más de comedor social.

Oficinas centrales de Grupo Mimara en Tarragona, donde trabajan una veintena de personas

Tras una inversión de entre 1 y 2 millones de euros este año en adquisiciones de centros, contratación de personal, renovación de mobiliario e incorporación de grúas e innovaciones tecnológicas, Grupo Mimara prevé cerrar el presente 2021 con una facturación por encima de los 6 millones de euros. De cara al año que viene, y gracias a su plan de expansión, cuenta con duplicar esa cifra y llegar a finales de 2022 con un volumen de negocio de entre 10 y 12 millones de euros.

La incorporación de nuevos centros a lo largo del año 2022 hasta alcanzar una red de entre 20 y 30 centros gestionados a finales de ese ejercicio conllevará, según los cálculos de esta empresa, la contratación de entre 100 y 200 trabajadores más. Illes Balears, Murcia, Islas Canarias, Andalucía, Extremadura, Galicia y Madrid son las ubicaciones donde ya están negociando esas nuevas incorporaciones, sin descartar seguir expandiéndose por Catalunya, especialmente en Barcelona.

  • Profesionalización

Miguel Márquez, director general y fundador de Grupo Mimara, explica que el proceso de expansión que han emprendido servirá para «profesionalizar todo el grupo», al alcanzar unas economías de escala que permiten contar con perfiles directivos especializados. Ese crecimiento, sin embargo, cuenta con una línea roja sobre la que Márquez insiste: la sostenibilidad.

Miguel Márquez, fundador de Grupo Mimara. Foto: Alba Mariné

«Quiero -explica este emprendedor- hacer un crecimiento sostenible, sólido, y no morir de éxito. Debe ser un crecimiento sin perder la calidad, porque no hay que olvidar que estamos trabajando con personas, y mi espíritu -insiste- es el de enfermero, es decir un perfil de cuidador. Si en algún momento he de perder la esencia del centro, prefiero no crecer».
 

Temas

Comentarios

Lea También