Economía QUÍMICA, LA RESILIENCIA DE UN SECTOR ESENCIAL

IQOXE se compromete con el futuro y la prosperidad del Camp de Tarragona

La empresa ha invertido más de 64 millones de euros en cinco años para contribuir a que el Camp de Tarragona sea un referente industrial en Europa

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de las instalaciones de Industrias Químicas de Óxido de Etileno (IQOXE). Foto: CEDIDA

Imagen de las instalaciones de Industrias Químicas de Óxido de Etileno (IQOXE). Foto: CEDIDA

Industrias Química de Óxido de Etileno (IQOXE) está invirtiendo de forma decisiva en el Camp de Tarragona. Desde que Grupo Industrial CL adquirió la antigua IQA en 2014, IQOXE ha destinado más de 64 millones de euros en sus plantas. Comprometida con su posición de referente como única productora de óxido de etileno en la Península, la inversión durante los últimos años se ha destinado a la mejora de las instalaciones, concretamente al aumento de la seguridad y mantenimiento. Por este motivo, IQOXE es una garantía de futuro y prosperidad para una localización industrial que ocupa a más de 42.000 familias entre puestos de trabajo directos e indirectos y representa el 25% de la producción química de España y el 50% de Cataluña.

Esa garantía laboral, económica e industrial se hace indispensable en estos tiempos de pandemia. Empresas como la química de Grupo Industrial CL son esenciales para la recuperación económica que necesitará nuestra sociedad cuando el coronavirus desaparezca definitivamente. Es por ello que IQOXE centrará sus esfuerzos en garantizar un futuro sostenible tanto para las personas como para el medioambiente. Adscrita al ‘RESPONSIBLE CARE RSE’, “empresa responsable” por la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE), en 2017 obtuvo además el certificado RSPO (’Round Table on Sustainable Palm Oil’) modelo Mass Balance, para la producción sostenible de Etoxilados derivados de aceite de Palma.

La factoría sigue invirtiendo en mejoras en sus espacios del polígono químico. Foto: CEDIDA

Si tenemos en cuenta su continua voluntad de desarrollo, y considerando que el óxido de etileno y derivados son la base para los procesos de producción de otras plantas de terceros en la zona de Tarragona, el valor inducido de la producción asciende a más de 400 millones de euros. Credenciales que le valen la confianza de partners reconocidos mundialmente como Dow Chemical, Repsol, BASF o Clariant.

A pesar de la incertidumbre que ha traído la pandemia y del accidente del pasado 14 de enero, IQOXE afronta el porvenir con optimismo. La empresa ha trabajado duro para volver a estar operativa. Ya realizó un procedimiento de Seguridad adaptado a las máximas exigencias vigentes para la reapertura de la planta de Óxido de Etileno, cumpliendo todas las peticiones del Departamento de Empresa de la Generalitat. Mientras, el resto de las plantas de derivados están fuera de operación a la espera de recibir las autorizaciones pertinentes. No obstante, IQOXE no reabrirá la planta que explosionó y no volverá a producir en el resto de sus plantas el producto MPEG (metoxi polietilenglicol), que era el que se producía en el momento del accidente.

Además, siguiendo con la filosofía de mejora continua de Grupo Industrial CL, la empresa desarrollará nuevos proyectos que seguirán incidiendo en la prosperidad del Camp de Tarragona y en la estabilidad de sus propios trabajadores. Por ejemplo, destinará nuevas partidas para mejorar la planta y reducir las emisiones de CO2 con la instalación en el año 2021 de una nueva planta fotovoltaica de 1,5 MW de potencia.

El factor humano

Más allá de valores meramente cuantitativos, IQOXE calca la filosofía de Grupo Industrial CL y hace de la cercanía con los empleados una de sus señas de identidad. El 100% de su plantilla es fija, excepción hecha de las contrataciones eventuales para sustituir las bajas por enfermedad, tal y como establece su convenio. IQOXE apuesta por la experiencia para conformar su equipo. La antigüedad media de la plantilla es de 19 años y la media de edad de sus empleados ronda los 47 años. Se trata de profesionales en edad madura y comprometidos con el proyecto de la petroquímica más importante del Sur de Europa. Una compañía que ofrece unas buenas condiciones laborales a sus empleados.

IQOXE desarrolla nuevos proyectos que inciden en la prosperidad de Tarragona

Entre 2013 y 2019, la plantilla ha aumentado en 10 personas, un 9%. La sección de derivados es la que más ha crecido en ese lapso al pasar de 22 a 27 trabajadores. En cuestión de salarios, estos están por encima de la media del sector: 43.000 euros brutos al año para los operarios y 55.000 brutos al año para técnicos y administración. Estas cifras sitúan a IQOXE entre las tres mejores compañías del Polígono en cuanto a sueldos se refiere. Además, la rotación se acerca al 0%, muy por debajo del 2% que suele haber en compañía similares.

La garantía que supone IQOXE se sustenta en las exigentes auditorías de la Generalitat de Catalunya a través de empresas homologadas. El dictamen de seguridad del pasado 11 de noviembre de 2019 avaló las medidas que regían la planta. Del mismo modo, la empresa cuenta con el respaldo de la norma OHSAS 18001, una garantía vigente de 2018 a 2021 y que establece la idoneidad del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. Garantías que, unidas a los certificados ISO 9001 y 14001, vigentes y en posesión de la empresa, hablan muy a las claras de la viabilidad de la compañía petroquímica y del futuro que tiene por delante.

Temas

Comentarios

Lea También