Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Independencia para su dinero

AG Family Office se ofrece como alternativa al modelo de asesoramiento bancario para grandes y pequeños capitales 

Francesc Gras

Whatsapp
Anna Herrero, Alexandre Luis García y Joan Eduard Martínez son AG Family Office. FOTO: Lluís Milián

Anna Herrero, Alexandre Luis García y Joan Eduard Martínez son AG Family Office. FOTO: Lluís Milián

En lo más alto de la Rambla Nova de Tarragona, y con unas vistas inmejorables, se encuentra la oficina de AG Family Office. Es una empresa joven y singular dedicada al sector financiero. Su máximo responsable, Alexandre Luis García, la define como una firma que ofrece servicios de inversión, asesoramiento financiero y gestión patrimonial de forma totalmente independiente y con las máximas garantías. No en vano, añade, son «la única firma de Asesoramiento Financiero Independiente (EAFI) de la demarcación de Tarragona que cuenta con la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)». 

Precisamente, uno de los principales valores de AG Family Office es que actúa como alternativa al modelo de asesoramiento bancario con total garantía y sin más intereses que satisfacer las necesidades de sus clientes. «El hecho de no pertenecer a ninguna entidad financiera nos permite implementar una estrategia de inversión individualizada para cada cliente, con cualquier tipo de producto o instrumento financiero, independientemente de la entidad con la cual trabaje. Solo tenemos una vía de ingresos, una tarifa en función del patrimonio asesorado la cual garantiza una opinión neutra y una alineación de intereses con ellos». 

Uno de los rasgos que distingue a AG Family Office es que ofrece sus servicios de asesoramiento financiero tanto a los grandes patrimonios como a los pequeños ahorradores con independencia, transparencia, racionalidad y seguridad

La autonomía con la que ‘trabajan’ los recursos económicos de cada una de las personas asesoradas en AG Family Office se ha mantenido intacta desde su fundación hace unos seis años. De hecho, todo empezó cuando Alexandre Luis García se encontró con la necesidad de tener que afrontar parte del patrimonio de su familia, dedicada a la producción y destilación de coñac en Francia. Entonces se le planteó una disyuntiva importante: gestionar él mismo el patrimonio o acudir a un banco. Al disponer de una amplia formación en mercados financieros, y conocer además el sector de la banca, optó por la primera opción. Allí fue cuando se percató que otras familias tenían necesidades parecidas. Rápidamente empezó a trabajar con una veintena de clientes, algunos de ellos con patrimonios superiores al millón y medio de euros.

Joan Eduard Martínez, Anna Herrero y Alexandre Luis García forman AG Family Office. FOTO: Lluís Milián
Joan Eduard Martínez, Anna Herrero y Alexandre Luis García forman AG Family Office. FOTO: Lluís Milián

«Hace unos años, este era uno de los grandes dilemas de las EAFIS, ya que era un modelo enfocado a grandes patrimonios, debido tanto a las limitaciones de acceso a inversiones como por eficiencia en costes para ambas partes», argumenta García. Pero lejos de caer en el inmovilismo, en AG Family Office han puesto en marcha este verano una relevante novedad. A través de un formato híbrido, todo aquel que lo desee, desde un gran patrimonio hasta el pequeño ahorrador, puede recibir el asesoramiento financiero que más se ciña a sus necesidades.

El asesoramiento financiero por parte de los bancos es del 90% en el Estado

«Nuestra actividad principal sigue enfocada a grandes patrimonios, pero hemos ampliado nuestros servicios y adaptado nuestra estructura gracias a la tecnología para poder ayudar a patrimonios de cualquier tamaño e importe». En estos momentos, y con el nuevo servicio, desde la empresa gestionan patrimonios de familias de perfiles muy distintos.

El mercado de la banca

En todo el Estado, el asesoramiento financiero a minoristas por parte de las entidades bancarias es del 90%. Un porcentaje muy distinto al de países como Suiza, Alemania o Inglaterra, donde la tendencia es invertida al no estar tan bancarizados. Aún así, que el mercado de empresas en el que opera AG Familiy Office sea todavía tan reducido representa una oportunidad. «Cada vez más gente busca alternativas para el asesoramiento de sus ahorros. Hay mucho trabajo por hacer, también de concienciación, porque la mayoría piensa que su entidad bancaria no les cobra por asesorarles y esto no es así. No emite una factura por sus servicios pero percibe los ingresos a través de comisiones implícitas en cada producto financiero». 

Las EAFIs españolas que están reguladas por la CNMV son 171

En este sentido, García, que también ejerce como profesor de Economía Financiera en la URV, puntualiza que uno de sus objetivos es que el inversor sepa en que invierte su dinero y que no existe una «bola de cristal» para ganar mucho en poco tiempo. «Creemos firmemente en la necesidad de reforzar la educación financiera de nuestros clientes. Lo más importante para un inversor es evaluar las oportunidades y contar con una fuerte convicción personal a la hora de asignar su dinero entre distintas inversiones». 

Temas

Comentarios

Lea También