Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ingeniería para el sector del embalaje

Controlpack La Sénia. Las nuevas instalaciones de I+D+i de Controlpack en La Sénia disparan un 25% sus ventas de maquinaria

Laura Juan

Whatsapp
Trabajadores en la línea de embalaje. FOTO: CEDIDA

Trabajadores en la línea de embalaje. FOTO: CEDIDA

Controlpack Systems, es una empresa con más de tres décadas de historia. Se fundó en 1.986, en La Sénia, por los hermanos Manel y Nicolás Viñals. La idea se forjó en el mismo almacén donde guardaban material de embalaje que después repartían con su Nissan Vanette. En un principio se encargaban de abastecer solamente el sector del mueble, pero poco fueron creciendo gracias a su dedicación, a su esfuerzo y algo de suerte que les permitió posicionarse en un lugar cada vez más privilegiado en el mercado.

En 1.993 se construía la primera nave industrial con más de 1.500 metros cuadrados, y en 2.007 se iniciaba la expansión que les daría representación en el ámbito nacional, en siete provincias españolas.

A día de hoy es una empresa de referencia en el sector del packaging en les Terres de l’Ebre y cuenta con 7 delegaciones repartidas por toda España (Guipúzcoa, Madrid, Castellón, Pontevedra, Zaragoza, Murcia y Valencia) y una filial en Francia.

«Controlpack hace de la omnicanalidad una forma de ser y actualmente tenemos pequeños almacenes, oficinas, servicio atención técnica y salas de exposición de máquina en distancias que no superan nunca los 400 kilómetros. El objetivo es que el cliente no pare nunca por falta de materiales o máquinas y disponga de un servicio total e integral de embalaje», explica Pamela Faur, directora de Marketing.

En 2.008 comienzan las exportaciones en diferentes países de Europa y Sudáfrica, llegándose a convertir en una empresa puntera en este sector. Más de un 3,53% son exportaciones. Distribuyen en 27 países y piensan en expandirse más a nivel internacional.

«La exportación será uno de los principales motivos de crecimiento durante los próximos diez años», afirma Faur.

El pasado 2.018 facturó 30 millones de euros brutos anuales y esperan aumentar la capacidad productiva en los años venideros. Para alcanzar este objetivo la empresa inauguró el pasado año un espacio de más de con 14.000 m². En total y con la suma de sus delegaciones, dispone de más de 20.000 m² diseñados para ofrecer una mayor calidad y servicio de proximidad con los clientes. Además incrementaron las ventas en maquinaria de embalaje un 25% más que el año anterior.

Especialistas por áreas

Para ofrecer las mejores soluciones en sistemas de embalaje cuenta con diversos especialistas por áreas (envoltura con film estirable, cerrado de cajas, flejado y retractilado, protección y fijación de la carga, identificación y marcaje, embolsado y envasado). Trabajan alrededor de 90 personas en plantilla y más de 100 entre personal de almacén, transportistas, representantes y personal de oficina y sector comercial.

A día de hoy ha recibido numerosos reconocimientos en innovación y desarrollo a nivel nacional siendo una de las empresas más competitivas.

Faur explica que «la ampliación de la nave representa un salto cuantitativo y cualitativo, que nos permitirá afianzar nuestra posición en sistemas completos de final de línea con mucha más capacidad para desarrollar la ingeniería, I+D+i, y todos los sistemas que permitan a nuestros clientes mejorar los sistemas y reducir costes en embalajes». Este desarrollo I+D+i sumado a una mejor adaptación al mercado y la gran apuesta por la adquisición de materiales y maquinas más sostenibles con el medio ambiente es todo un reto.

Clientes

Dispone de una sala de exposiciones de maquinaria de embalaje en la que se pueden hacer pruebas, ensayos y demostraciones con los productos de los clientes para mostrar el acabado final.

Además, tienen experiencia en multitud de sectores (muebles, alimentación, automoción, logística, etc.) y aplicaciones, donde han desarrollado todo tipo de proyectos adaptados a cada cliente, lo que a su vez les ha convertido en su  partner tecnológico, ayudándoles a dar un alto valor añadido al embalaje de su producto, de acuerdo a las características concretas de su proceso productivo.

«Contamos con crecimiento continuo de ventas y con los mejores proveedores del sector tanto de materiales como de maquinaria. Además, las previsiones son fantásticas», señala Faur.

Siguiendo la idea de ofrecer un buen servicio, se creó el departamento técnico especializado dentro del sector de embalaje, ofreciendo al cliente mantenimiento completo y reparación de la maquinaria de las más importantes marcas del mercado. (Mantenimiento integral para todo tipo de enfardadoras, precintadoras de cajas, retractiladoras por soldadura, flejadoras tanto manuales, semiautomáticas como automáticas, enfajadoras, etc.).

Desde el pasado 27 de mayo al 16 de junio ofrecieron un tour por las diferentes provincias de España para ofrecer demostraciones en directo, lo que le aproxima más al tipo de cliente que buscan.

Actualmente se encuentran en plena fase de expansión internacional y en proyectos de futuro para el próximo 2.020.

Trabajadores y trabajadoras en la nueva sede. foto: CEDIDA

Plan de sostenibilidad

Como objetivos principales para este 2.020 Controlpack tiene previsto ejecutar una serie de medidas que sean beneficiosas para el medio ambiente. Una de las más curiosas es dotar a los trabajadores de une e-bike como medio de transporte entre el trabajo y también para uso personal. Además, la APP  de la empresa «permite  introducir los datos de consumo del sistema actual para que en tan solo unos minutos puedas comprobar si tu sistema de embalaje está bien optimizado o si podemos mejorar tu producción, reducir costes y el impacto medioambiental», termina Pamela Faur.

Comentarios

Lea También