Innolab: el nuevo servicio de innovación para empresasde Redessa

Reus Desenvolupament Econòmic pone en marcha un entorno de apoyo y formación para pymes que buscan desarrollar productos, servicios o procesos innovadores

Rafael Servent

Whatsapp
Uno de los espacios del nuevo Innolab de Redessa, en el Tecnoparc de Reus. Foto: Alba Mariné

Uno de los espacios del nuevo Innolab de Redessa, en el Tecnoparc de Reus. Foto: Alba Mariné

Esta semana, firaReus Events, en Reus, acogió la celebración de la Jornada d’Innovació de Redessa, un evento que sirvió para oficializar la puesta en marcha de Innolab, el nuevo servicio de Redessa dirigido a empresas que buscan innovar en nuevos productos, servicios, procedimientos o dinámicas organizacionales.

Hasta el próximo 20 de octubre, el Innolab de Redessa se encuentra en fase de captación de proyectos 

Con un espacio propio dedicado en las instalaciones del Tecnoparc de Reus, el Innolab se dirige, en esta primera fase, a pymes con entre 5 y 50 trabajadores y sede social en Reus. La captación de candidaturas para este servicio financiado en el marco del Pla de Reactivació del ayuntamiento de Reus -gratuito para las empresas participantes- se extenderá hasta el próximo 20 de octubre, momento en el cual se entrará en la fase de selección de proyectos, para arrancar, a partir de la presentación de los seleccionados el 25 de octubre, con el programa de formación -que culminará el 30 de noviembre- y las mentorías personalizadas, hasta finales del primer trimestre de 2022.

Albert Boronat, gerente de Redessa, cuenta que, con la puesta en marcha del Innolab, «no estamos inventando nada, ya que es un formato que se aplica en otros lugares, pero con esto logramos cerrar el ciclo de apoyo al emprendimiento que tenemos en Redessa».

«Con el Innolab -explica Boronat-, una empresa puede crear una solución que luego derive por ejemplo en una spin-off o una empresa startup que vaya a nuestra incubadora de empresas y, pasada esa fase, acogerse a alguno de los espacios para empresas que tenemos en Redessa».

  • Ayudar a innovar

El propósito del Innolab, que tras esta primera fase de prueba centrada en empresas con sede social en la ciudad de Reus no descarta ampliar su ámbito de actuación más allá de este término municipal, es en palabras de Albert Boronat «ayudar a aquellas empresas que quieren sacar un producto o servicio nuevo al mercado y que no saben cómo, que quieren resolver alguna cuestión de organización interna, que tienen problemas con los clientes, que han detectado que sus trabajadores no están suficientemente motivados...»

«Con el Innolab, una empresa puede crear una solución que luego derive por ejemplo en una ‘spin-off’ o una ‘startup’» (Albert Boronat)

«Desde el Innolab -prosigue- ayudamos a que esa empresa encuentre por sí misma su solución al problema, y que sea una solución innovadora». Esa ayuda se lleva a cabo a través de un equipo de mentores, que acompañan a la empresa «de manera muy práctica, para que la empresa que llega al Innolab con un problema salga de allí con una solución aplicable».

 Foto: Alba Mariné
  • Problemas concretos

Para ello, aunque no es imprescindible, es altamente recomendable que las empresas que acuden a este servicio en busca de ayuda para encontrar por sí mismas sus soluciones tengan previamente bien identificado el problema que necesitan resolver. Un ejemplo sería, relata Albert Boronat, «el de una empresa que cada año pierde un 10% de clientes porque le dicen que sus precios son muy caros, y que no ve cómo puede bajar precios».

«Nos gustaría que esas empresas viniesen aquí con problemas concretos, pero a mucha gente le costará tenerlo»

«Cuanto más concreto sea el problema -prosigue Boronat-, más impacto tendrá la respuesta innovadora en la empresa». La falta de concreción previa, sin embargo, no debería ser tampoco un impedimento. «Nos gustaría que esas empresas viniesen aquí con problemas concretos, pero a mucha gente le costará tenerlo -admite Albert Boronat-, y nosotros podemos ayudarles a concretarlo. Puede ser, simplemente, que el problema sea que no innovan en su empresa».

Con una veintena de mentores y cinco sesiones formativas comunes programadas entre el 28 de octubre y el 25 de noviembre, tanto las sesiones comunes como las mentorías personalizadas se llevarán a cabo presencialmente en el espacio habilitado por el Innolab en Tecnoredessa, aunque hay capacidad de llevar a cabo sesiones en remoto si así lo exigen las circunstancias.

«La idea -destaca Albert Boronat, gerente de Redessa- es que todo se lleve a cabo físicamente en el Innolab, porque una de las claves es sacar a los participantes de su hábitat natural, que son sus propias empresas, para dedicar toda una mañana o toda una tarde exclusivamente a pensar en tu visión innovadora».

Temas

Comentarios

Lea También