Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jardinería de hormigón

La empresa familiar Sas invierte 2,5 millones de euros en una nueva nave y línea de producción en su fábrica de Pira

Alba Tudó

Whatsapp
Joaquim Sas (derecha) y su hijo Adrià Sas (quien lleva la empresa) en la fábrica de Pira (Conca de Barberà). FOTO: ALBA TUDÓ

Joaquim Sas (derecha) y su hijo Adrià Sas (quien lleva la empresa) en la fábrica de Pira (Conca de Barberà). FOTO: ALBA TUDÓ

Senderos y pasos japoneses de jardín, fuentes, balustres, chimeneas. Todo lo que se pueda imaginar lo fabrica la empresa Sas en hormigón. Son cinco generaciones y 118 años de experiencia en una familia, los Sas, que se ha dedicado toda la vida a la industria de los prefabricados de hormigón. Ahora lo lleva Adrià Sas (32 años).Con sede en Barcelona, tienen dos fábricas en la Conca de Barberà (Pira y Montblanc). «Después de Reyes tenemos la previsión de estrenar una nueva nave en Pira. La inversión es de dos millones y medio y será una planta de hormigón diferido», asegura Sas. Con esta nueva línea de producción se podrán hacer más productos... y robotizados

La empresa se fundó en el mes de mayo de 1900 en la ciudad de Vilanova i la Geltrú por Joan Sas i Gregori, bisabuelo de Joaquim Sas (el padre de Adrià Sas). En un principio la empresa se constituyó como un taller de ‘Piedra artificial’ para en 1920 transformarse en una fábrica de ‘mosaico hidráulico’. La empresa se trasladó en 1945 a L’Hospitalet de Llobregat para poder atender su principal mercado: Barcelona ciudad. A mediados de la década de los 50 abandonó la fabricación del mosaico hidráulico para especializarse paulatinamente en los productos por los cuales hoy se la conoce: «productos decorativos y ornamentales».


En 1958, la fábrica de Montblanc (Conca de Barberà) empezó a funcionar, convirtiendo a Sas en un punto de referencia en el sector de los prefabricados de hormigón. Los productos que fabrican son variados: losas, cubre muros, pilares y bloques, balustres, cerramientos, remates de piscina... En Montblanc tienen una parcela de 52.000 metros cuadrados y unos 9.500metros edificados. La fábrica de Pira, a su vez, cuenta con 10.000 metros cuadrados edificados y está altamente automatizada.


Vinculación al territorio
Y es que la familia Sas siempre ha estado vinculada a las comarcas de Tarragona. «Mi tatarabuelo empezó en un almacén de la Bisbal de Falset haciendo prefabricados de hormigón para los vecinos», explica Adrià Sas. Sin duda la ubicación de la fábrica no fue por casualidad. «Mi abuela era de Montblanc, y por este motivo nos establecimos aquí en 1958», comenta el padre Joaquim Sas. En 2004 abrieron la de Pira, que actualmente emplea de forma directa a un centenar de personas, que se refuerzan con contrataciones eventuales (sobre todo de la comarca) cuando hay más trabajo.


Exportadores
El año pasado tuvieron una facturación de 13 millones de euros aproximadamente. Venden principalmente a grandes cadenas de distribución de empresas de bricolaje y construcción. «Un 80% es exportación, sobre todo al mercado francés y portugués», afirma el padre. Llevan más de 35 años trabajando para ellos. También venden a otros países como Alemania o Italia.
«Tenemos comerciales popios en Catalunya, España y Francia y también funcionamos como importadores», detalla Adrià Sas. Después de la crisis el mercado estatal bajó.
Su voluntad es seguir creciendo con nuevos productos, seguir con una línea más robotizada, ampliar la empresa con nuevas intalaciones y seguir sumando años. Su deseo es que la empresa pase de generación en generación.

Temas

Comentarios

Lea También