Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jaume Ripoll: 'El futuro siempre llega con un instante de retraso'

Jaume Ripoll es cofundador y director de contenidos y desarrollo de la plataforma barcelonesa de cine y series online Filmin

Rafael Servent

Whatsapp
Jaume Ripoll es cofundador y director de contenidos y desarrollo de la plataforma barcelonesa de cine y series online Filmin.

Jaume Ripoll es cofundador y director de contenidos y desarrollo de la plataforma barcelonesa de cine y series online Filmin.

Jaume Ripoll, Cofundador y director de contenidos y desarrollo de Filmin, tras estudiar dirección de cine en la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (ESCAC), Jaume Ripoll (Palma, Mallorca, 1977) fundó hace doce años en Barcelona, junto a otros tres socios, la plataforma online de vídeo bajo demanda Filmin, que distribuye por Internet cine, series, cortometrajes y documentales al mercado español. Profesor hoy en ESCAC y en la Universidad Carlos III de Madrid, Ripoll es vicepresidente de EuroVoD, la red europea de plataformas independientes de vídeo bajo demanda, además de director del Atlantida Film Fest, el mayor festival de cine online del mundo.

Filmin: ¿el Netflix catalán?
No, no. La idea de Filmin es ser un complemento a las plataformas multinacionales. Satisfacemos la curiosidad del cinéfilo y seriéfilo. No habrá Juego de Tronos ni Breaking Bad, pero sí el nuevo Breaking Bad noruego y nuevos talentos. Filmin existe porque es inviable que haya un Spotify donde esté todo.

Filmin, el Netflix para el nicho de mercado indie.
Tampoco. Es que hay muchos nichos. Filmin no es un nicho hipster de Primavera Sound. También hacemos música clásica, documentales... Eso es un público, como lo es el del cine de terror de Sitges, al que también damos oferta. Nos dirigimos al espectador curioso, y nunca pretendemos ser lo que no somos, aunque también tenemos producción propia.

La frase de moda: «el contenido es el rey». ¿Qué opina?
Pues que hay muchos reinos, ¿no? Está claro que el contenido es el rey, pero también que hay muchos reinos que la gente desconoce, y a los que se llega cuando descubres ciertas películas o series. Hoy, con la promoción que tiene, nadie te dirá que ha descubierto Stranger Thinks. Hay cierto contenido que es rey, pero nosotros tenemos que ofrecer atractivos para que vengan y descubran nuestro reino. 

¿Han terminado las plataformas como Spotify, Netflix (o Filmin) con el pirateo en España?
Ahora ya no hay excusas para pecar, pero todavía hay pecadores. Poco a poco van entendiendo que para ver contenido hay que pagar, y que no lo encontrarán todo en una sola plataforma.

Empiece a sumar la suscripción de Spotify, de Netflix...
Cuarenta euros y tienes el contenido. Lo mismo que ir al cine acompañado. Pero te parece mucho porque estás pagando por lo que no pagabas.

¿Qué impacto han tenido estas plataformas en nuestra forma de consumir?
Ha cambiado el comportamiento del espectador, que ahora parece que esté en un gran museo, donde se exponen los grandes títulos, los más famosos. Y también la nostalgia. Hola, nostalgia. 

Vuelve la infancia de los ochenta en forma de series. Pero la pregunta iba por la digitalización y el consumo...
El gran error es que vivimos en un mundo digital y tenemos un pensamiento binario. Me refiero a oponer de forma excluyente cine o internet, papel o pantalla... No podemos aplicar los mismos comportamientos en las mismas industrias. En este momento, el gran factor no es el dinero, sino el tiempo.

'Está claro que el contenido es el rey, pero también que hay muchos reinos que la gente desconoce, y a los que se llega cuando descubres ciertas películas o series'

La sobreabundancia digital hace más precioso ese tiempo. ¿Cómo lidiamos con ello?
Hay un nuevo mecanismo de comportamiento hacia la cultura y el ocio, al que nos estamos acostumbrando. Miramos en diagonal. Pero el cine, por ejemplo, te demanda una atención completa ante la pantalla.

El tiempo es oro también para seleccionar. ¿Eso lo soluciona la Inteligencia Artificial?
El Big Data, sí... Sobre el Big Data, hay que diferenciar algunas cosas. La primera de ellas es que una plataforma no ha de creer que el Big Data le dirá qué ha de producir. Te puede servir para averiguar la usabilidad, para ajustar ciertos contenidos a los usuarios... pero deberías evitar que te lleve al ‘filtro burbuja’.

¿El ‘filtro burbuja’?
Es un filtro que hace que sólo encuentres lo que te gusta.

Magnífico, ¿no? Lo máximo en la segmentación de consumidores...
No. Con el ‘filtro burbuja’ no descubrirás cosas nuevas, y tendrás sólo ‘famoso y nostalgia’. Has de romper las aspiraciones del usuario.

O tus ventas se estancarán. Cuestión de programar un algoritmo que añada esa pizca de descubrimiento... ¿y listos?
No creo que sea la única vía. Creo también que las personas, en nuestro caso los editores, son imprescindibles en este mundo.

Pero hay fórmulas ganadoras para hacer series de éxito, que podrán diseñar futuras inteligencias artificiales. ¿Cierto?                                        No creo que lleguemos nunca a esa fórmula ganadora. Ya se ha intentado con la música, que es mucho más fácil, y no ha funcionado. ¿El primer guión de cine escrito por un ordenador tendrá un impacto? Seguro. Pero no irá más allá de la anécdota. Yo no veré un impacto real en mi vida, más allá de veinte o treinta años.

Pero la revolución digital es exponencial. ¿Seguro?
Estamos en un proceso de mutación radical del ecosistema económico y social, es cierto. Pero pienso que el futuro llega siempre con un instante de retraso. Y pensamos que el mañana es hoy, pero al mañana todavía le queda tiempo para llegar.

Temas

Comentarios

Lea También