Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Josep Oliver: "Plantearse de nuevo recortes sería una locura, el consenso es aguantar la demanda, el consumo y la renta"

Entrevista al catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)

Rafael Servent

Whatsapp
Josep Oliver, catedrático emérito de Economía Aplicada de la UAB. Foto: Pere Ferré

Josep Oliver, catedrático emérito de Economía Aplicada de la UAB. Foto: Pere Ferré

Josep Oliver es catedrático emérito de Economía Aplicada en la Universitat Autònoma de Barcelona y director del ‘Anuari Econòmic Comarcal’ BBVA. En su opinión, «la temporada turística está a la espera de lo que suceda este mes de abril. Si España consigue contener el virus, podemos tener cierto turismo interno, pero ciertamente pinta muy mal. Y si piensas en los países emisores, como el Reino Unido, Francia... que toda esta gente lo tenga todo limpio como para levantar el control de fronteras va a ser difícil». 

Han llegado los primeros datos de desempleo tras la Covid-19, y no son nada buenos...
Creo que hemos aprendido de la otra crisis, y estamos reaccionando distinto. En el plano económico, este año está perdido. Si todo va muy bien, hasta bien entrado 2021 no llegará la recuperación.Pero como que las medidas se han tomado pronto, puedes aguantar la ocupación con ERTEs, suministras renta y, esta semana, la Comisión Europea hará un reaseguro para poder pagar el subsidio de paro.

"Todo el mundo está de acuerdo en que esta crisis no puede resolverse de la misma manera que la anterior"

¿En qué consiste?
Es una idea que ha estado flotando mucho tiempo, y que ahora se materializa de una forma un poco distinta. La Unión Europea no puede hacer transferencias permanentes a los Estados miembros, pero sí financiar un subsidio de paro vía reaseguro.

¿Cómo?
La Comisión Europea sale a los mercados a buscar esos 100.000 millones de euros que se han anunciado, con todos los estados detrás, entre ellos España con su parte proporcional. Después, concede créditos con tipos de interés bajos y amortizaciones largas a los estados que lo necesiten, en este caso Italia y España, para que puedan afrontar los gastos de los subsidios de desempleo a la vez que evitan medidas de austeridad.

"La operación que ha puesto en marcha Europa es que el BCE compra lo que haga falta, haga lo que haga tu deuda pública"

El recuerdo de los recortes y el mantra de ‘apretarse el cinturón’ siguen muy vivos...
Sí. Este año, el déficit público español aumentará perfectamente un 7%. Por eso la operación que ha puesto en marcha Europa es, sobre todo, que el Banco Central Europeo compra lo que haga falta, haga lo que haga tu deuda pública, con tipos de interés muy bajos.

El «whatever it takes» de Mario Draghi, que llegó después de tres años de inacción por parte del BCE, puesto en marcha ahora en días. ¿Es eso?
Efectivamente. La gran solidaridad es la del Banco Central Europeo y los tipos de interés. En el otro lado, y esto es lo que debería verse la próxima semana, están los fondos directos al gobierno español, como créditos directos dirigidos a financiar prestaciones de desempleo.

"El Mecanismo Europeo de Estabilidad al que acudió Rajoy en 2012 sigue estando disponible, pero países como España o Italia se resisten a utilizarlo"

Pero nada de ‘coronabonos’. ¿Por qué?
Porque además de todo esto tienes la vía abierta al MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), que es el instrumento al que recurrió Mariano Rajoy en 2012, cuando se nos abrió una línea de crédito de 100.000 millones de euros y Rajoy cogió 60.000 millones para el sector financiero.

El rescate a la banca...
Eso  sigue estando disponible, pero países como España o Italia se resisten a utilizarlo porque este tipo de préstamos vienen con muchos condicionantes y, mientras estás ahí, la Comisión Europea tiene cierta vigilancia.

"España e Italia lo habían planteado mal reclamando los 'coronabonos'"

Créditos que vienen con ‘hombres de negro’ incorporados...
Sí. En cambio, el control en esos créditos directos dirigidos a financiar las prestaciones de paro, aunque también existirá, será mucho más suave. También se está hablando de un MEDE exclusivamente para recursos sanitarios, donde el control de la Comisión Europea solo se centraría entonces en el sector sanitario. De momento todo esto salva el ‘match ball’, porque creo que Italia y España lo habían planteado mal reclamando los ‘coronabonos’.

¿Por qué?
Porque necesitaremos cuatro o cinco años para volver a un déficit público como el de ahora, que ya está en torno a un 100% del PIB. A ver si esto que nos pasa ahora es la última vez que nos pasa. En la anterior crisis, el problema fue el alto nivel de endeudamiento de empresas y particulares. Ahora es la deuda pública y su escaso margen de maniobra. ¿Quién se opone a los ‘coronabonos’? Pues los que tienen una deuda pública sobre el PIB de entre el 50% y el 60%, como Holanda o Alemania. ¿Les dices a estos que ahora te tienen que avalar?

Mientras te echan en cara que tú no rebajaste tu deuda pública...
Exactamente. Y aquí es donde surge una cuestión importante. Todo el mundo está de acuerdo en que esta crisis no puede resolverse de la misma manera que la anterior. ¿Plantear de nuevo recortes? Sería una locura. El consenso es aguantar la demanda y el consumo y, por lo tanto, aguantar la renta. La cuestión es: ¿Tenemos capacidad? Tenemos un sector público español endeudado y unos ingresos públicos bajos. Cuando tú te planteas políticas muy agresivas de apoyo de rentas, vas al cajón de los ingresos y hay lo que hay.

"Cuando tú te planteas políticas muy agresivas de apoyo a las rentas, vas al cajón de los ingresos y hay lo que hay"

Hay poco, entiendo.
Efectivamente. Hay que plantear que se quieran tener prestaciones similares al área del euro con unos ingresos públicos muy por debajo de los de esos países. La música es muy buena, pero la letra pequeña es mucho peor. Los recursos son los que son.

¿Entonces, veremos una subida de impuestos?
Es que es inevitable. Alguien dirá: ‘Escuche, que los impuestos no son bajos en España’. De acuerdo. Pero después tienes una cantidad enorme de beneficios fiscales. Las grandes empresas del IBEX-35 tienen la posibilidad de que, en lugar de pagar el 30% acaben pagando el 7% u 8%. Mientras tanto, lo que está pasando en las residencias de ancianos ha explotado en la cara del país. ¿Subir impuestos de forma general? No hablo de eso, sino de discutir si los mecanismos de deducciones de impuestos legales que se aplican en muchos colectivos nos los podemos permitir o no.

Temas

Comentarios

Lea También