Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La AEQT insiste en que las redes cerradas son clave

La sucesión de gobiernos en funciones a lo largo de este año ha impedido la puesta en marcha de una medida que el sector químico reivindica como urgente

RAFAEL SERVENT

Whatsapp
Rubén Folgado, 
en su estreno ayer como presidente 
de la AEQT en el encuentro anual con los medios 
de esta asociación. FOTO: JAVIER DÍAZ

Rubén Folgado, 
en su estreno ayer como presidente 
de la AEQT en el encuentro anual con los medios 
de esta asociación. FOTO: JAVIER DÍAZ

El presidente de la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT) y director técnico de Messer -multinacional alemana del sector químico con centros de producción en el polo petroquímico de Tarragona-, Rubén Folgado, insistió ayer en la urgencia de poner en marcha cuanto antes las redes cerradas de distribución de energía eléctrica, que en el caso del polo petroquímico de Tarragona ayudarían a mejorar sustancialmente la capacidad de competir de sus empresas, con unos costes hoy un 25% superiores en el precio final de la energía respecto a sus competidoras europeas.

Hace justo un año, el BOE publicaba un Real Decreto-ley que modificaba la Ley 24/2013 del sector eléctrico, permitiendo las redes de distribución de energía eléctrica cerradas, transponiendo así al Estado español una directiva europea en vigor desde el año 2009.

La intención del gobierno español era redactar el reglamento y habilitar estas redes cerradas durante el primer semestre de este año, pero la sucesión de gobiernos en funciones ha impedido un año más que esta reivindicación histórica del sector petroquímico de Tarragona sea una realidad.

En nombre de las empresas asociadas a la AEQT, Rubén Folgado mostró ayer su preocupación por esta demora, y alertó nuevamente -como ya viene haciendo esta asociación desde hace muchos años- del riesgo que entraña para las empresas instaladas en el polo petroquímico de Tarragona esta falta de competitividad energética. En este sentido, aseguró que las redes cerradas son indispensables «para tener condiciones de igualdad con las empresas de Europa, para competir con ellas y tener oportunidades de atraer empresas y nuevas inversiones».

«La industria -explicó Folgado- es la solución de muchos de los retos que tenemos por delante, y es la que ha hecho que tengamos la calidad de vida que tiene hoy la sociedad». Para que esto siga así, «el precio de la energía nos preocupa mucho: necesitamos tener las mismas condiciones de competitividad que en otros países de Europa, porque en ello nos va nuestra supervivencia».

«Aquí -insistió, refiriéndose al polo petroquímico de Tarragona- tenemos a las empresas multinacionales más importantes del mundo y las condiciones ideales para tirar adelante nuevas inversiones en nuestro territorio. Pero llevamos diez años de retraso respecto a otros países europeos, que desde 2009 cuentan con redes cerradas. Esperamos que el nuevo Gobierno las ponga en marcha durante el primer trimestre del año».

Temas

Comentarios

Lea También