Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Formación Profesional Dual muestra el camino

Un 74,46% de los titulados en FP Dual de la demarcación de Tarragona tiene trabajo; a ellos se suma otro 13,67% que estudia y trabaja

Rafael Servent

Whatsapp
Un momento de la jornada organizada por Diari de Tarragona en colaboración con la Generalitat de Catalunya. Foto: Alba Mariné

Un momento de la jornada organizada por Diari de Tarragona en colaboración con la Generalitat de Catalunya. Foto: Alba Mariné

Entre seis y nueve meses después de aprobar un ciclo formativo en la modalidad de FP Dual, un 74,46% de los titulados de la demarcación de Tarragona tiene trabajo. A ellos hay que añadir otro 13,67% que estudia y trabaja. Frente a estas tasas, los ciclos formativos en modalidad general cuentan en las comarcas de Tarragona con una tasa de inserción laboral del 53,32%, a los que se suman otro 11,53% que estudian y trabajan. Las diferencias son elocuentes.

«No hay discusión posible con la FP Dual», afirma Joan Lluís Espinós, director general de Formació Professional Inicial i Ensenyaments de Règim Especial de la Generalitat de Catalunya. Lo dijo esta semana, cifras en mano, durante la celebración de una nueva edición del ciclo de jornadas ‘Els Debats del Diari’ que, en colaboración en esta ocasión con el Departament d’Educació de la Generalitat, llevaba como título Invertim en formació professional, invertim en futur.

Un 18,5% de los alumnos de segundo curso de ciclos formativos en Tarragona hace FP Dual. En Europa, la tasa es del 30%

La puesta en valor de la Formación Profesional y, en particular, de la Formación Profesional Dual -en la que los itinerarios académicos se llevan a cabo en estrecha relación con el mundo de la empresa, para ajustarlos al máximo a sus demandas y a las realidades cambiantes del mercado laboral-, fueron los ejes sobre los que giró esta jornada.

Moderada por Josep Ramon Correal, consejero editorial de Diari de Tarragona, la jornada contó con la participación, junto a Joan Lluís Espinós, de Sílvia Marchena, subdirectora general de Polítiques Actives del Servei Públic d’Ocupació de Catalunya, Òscar Hijosa, vicepresidente mundial de las Jóvenes Cámaras Internacionales, y Rosa Marsal, responsable de Talento y Desarrollo de BASF España.

Algunos datos: apenas un 8,9% de los jóvenes menores de 24 años titulados en Formación Profesional están desocupados en Catalunya, frente a una tasa de paro juvenil del 30,4%. La Formación Profesional salta a la vista como una opción a tener muy en cuenta como palanca de empleabilidad. Si se atiende a su modalidad dual, en la que la parte práctica en empresas es fundamental, esos indicadores rozan la plena ocupación.

Buena inserción, buen sueldo
«En la demarcación de Tarragona -destacó durante su intervención Joan Lluís Espinós, director general de Formació Professional, en alusión a los titulados de ciclos formativos- tenemos una inserción laboral muy satisfactoria, con unos sueldos también satisfactorios».

«Apostamos por la Formación Profesional Dual, donde todavía tenemos mucho margen para crecer» (Joan Lluís Espinós, Director general de Formació Professional Inicial i Ensenyaments de Règim Especial de la Generalitat)

Aunque con algunos claroscuros. Persiste por ejemplo, en muchos casos, la brecha de género. Así, apenas un 9,60% de los hombres con un título de ciclo formativo en Catalunya gana menos de 900 euros al mes. Frente a ellos, las mujeres, aunque también cuentan con un porcentaje relativamente bajo de asalariadas con ingresos por debajo de los 900 euros, superan de mucho el porcentaje de varones, con un 22,76% del total de mujeres.

Entre los 900 y los 1.200 euros mensuales se sitúan el 35,66% de los hombres (un 50,96% en el caso de las mujeres), mientras que por encima de los 1.200 euros mensuales hay un 54,72% de titulados en ciclos formativos (un 26,28% en el caso de las mujeres).

Cuando estas titulaciones se concentran en determinados sectores, como es el caso de la Industria Química, los datos que exhiben pueden llegar a ser mucho mejores. No hay un solo trabajador en el sector químico en Catalunya con un ciclo formativo en su haber que cobre menos de 900 euros al mes, tanto hombres como mujeres. Apenas un 5,16% de los hombres y un 15,62% de las mujeres cuentan con sueldos entre los 900 y los 1.200 euros, mientras que un 94,83% de los hombres y un 84,37% de las mujeres superan la barrera de los 1.200 euros, según datos de la Generalitat de Catalunya.

Si se añade la modalidad dual, los indicadores mejoran todavía más. Apenas un 2,95% de quienes poseen un ciclo formativo en Química está buscando empleo. Si ese título se obtuvo en un programa de FP Dual, el porcentaje cae hasta un 1,69%.

Mucho por crecer
«Un 70% de los centros educativos que imparten ciclos formativos en la demarcación de Tarragona -explica Joan Lluís Espinós- cuentan con FP Dual, mientras que un 44% de todos los ciclos tienen una modalidad de FP Dual. Pero todavía tenemos mucho margen para crecer, porque apostamos por la FP Dual».

«La FP no es la formación fácil, es la eficiente» (Rosa Marsal, Responsable de Talento y Desarrollo de BASF España)

La intención es clara: «Tenemos que extender la formación dual a todos los centros y sectores donde se imparte FP -prosigue Espinós-, y hay que hacerlo en tres líneas. En primer lugar, trabajando en un curriculum común que haga que la FP Dual no tenga todos los procesos administrativos engorrosos que ha tenido hasta ahora. En segundo lugar, potenciando la figura del ‘prospector’, un profesor experto en FP Dual que acude a las empresas a ofrecer y hacer propuestas de FP Dual. En tercer lugar, con una adecuada incentivación económica de los centros para que puedan hacer FP Dual».

El modelo es Europa Central y, en concreto, Alemania. Un 18,5% de los alumnos de segundo curso de ciclos formativos de la demarcación de Tarragona en el curso académico 2019-2020 están inscritos en una modalidad de FP Dual. «La media europea -contrapone Espinós- es de un 30%. Tenemos que llegar a esta media europea y no tengo ninguna duda de que lo conseguiremos».

Capacitación
Sílvia Marchena, subdirectora general de Polítiques Actives del Servei Públic d’Ocupació de Catalunya (SOC), coincide en que «la Formación Profesional da respuesta a los grandes retos del aprendizaje y facilita la adaptación a los grandes cambios a lo largo de la vida laboral, porque la innovación y la mejora continua sin tener en cuenta la formación es una falacia».

«Un 50% de los parados tiene estudios primarios o inferiores. Hay un gran interésde la gente desempleada por formarse» (Sílvia Marchena, Subdirectora general de Polítiques Actives del SOC)

De nuevo las cifras aquí son elocuentes: «Un 50% de los parados -explica Sílvia Marchena- tienen estudios primarios o inferiores, mientras que el 80% de los parados de larga duración tienen baja cualificación, mientras que solo el 25% de la oferta laboral es para perfiles de baja cualificación».

Aunque con un matiz importante: «Hay muchos desempleados -prosigue Marchena- que constan como baja cualificación porque no pueden acreditar sus conocimientos y su experiencia. Tenemos que trabajar en el reconocimiento profesional de estas personas, mediante el programa de acreditación de competencias profesionales».

En todo caso, «hay un gran interés de la gente desempleada por formarse y, a medida que se hacen más mayores, ese interés por formarse aumenta», destaca Sílvia Marchena.

CRITC: un centro pionero en Catalunya

El Complex Educatiu de Tarragona acoge desde hace pocos meses el Centre de recerca, innovació i transferència de coneixement de Tarragona (CRITC), dedicado a actualizar las enseñanzas de formación profesional, hacer investigación tecnológica, establecer relaciones con las empresas y prestar servicios, a la vez que promueve el intercambio internacional de los agentes de la FP. Se trata del primer espacio en Catalunya de estas características y aglutina centros docentes, empresas e instituciones. 

Realización y emprendimiento
Òscar Hijosa, vicepresidente mundial de las Jóvenes Cámaras Internacionales, añade una dimensión más a la de las tasas de empleabilidad y los salarios. Lo hace con un muestreo nada científico, pero muy ilustrativo: «En mi familia hay trece primos con edades entre los 21 y los 31 años. Un 33% de ellos han sobresalido en sus estudios universitarios, con doctorados o dobles titulaciones. Todos han tenido que irse fuera. A Alemania, Malta, EEUU... Otro 33% tienen estudios universitarios pero no han sobresalido. El restante 33% ha cursado Formación Profesional. De todos ellos, los únicos que trabajan en aquello que quieren trabajar son los de la FP».

«La gente que viene de la FP tiene una capacidad de organización y resolución de conflictos que el universitario no tiene» (Òscar Hijosa, Vicepresidente mundial de las Jóvenes Cámaras Internacionales)

La realización profesional y personal es un componente a menudo ignorado entre determinadas generaciones, pero es central entre otras como los Millennials. Y no es anecdótica ni superflua. De ella emanan cosas tan importantes como la innovación, la creatividad o la retención de talento.

«En mi experiencia personal como empresario -explica Hijos- he visto que la gente que viene de la FP tiene una capacidad de organización y resolución de conflictos que el universitario no tiene, y por eso defiendo el Learn by Doing (aprender haciendo) y que la parte práctica pase por delante de la teórica».

Sin olvidar el emprendimiento. Porque no todos quienes adquieran una formación profesional tienen que terminar necesariamente como asalariados por cuenta ajena. «Todo el mundo -reivindica Hijosa- ha de ser capaz de generar empresa o negocio, y sin duda algunos de los que hacen FP también tendrán que generar empresas, hay que pensar en ello».

Adaptabilidad
La última en intervenir es Rosa Marsal, responsable de Talento y Desarrollo de BASF España. Esta multinacional química alemana, con centros de producción en el polo petroquímico de Tarragona, ha sido uno de los referentes en el despliegue de la Formación Profesional Dual, donde el Camp de Tarragona es líder en Catalunya con ejemplos como el Centre de recerca, innovació i transferència de coneixement de Tarragona (CRITC).

Apenas un 8,9% de los jóvenes menores de 24 años con un título de FP están desocupados en Catalunya, frente a un 30,4% de tasa de paro juvenil

«En BASF -explica Rosa Marsal- hemos apostado por la FP desde siempre. Ya hace más de 25 años que teníamos la figura del aprendiz y manteníamos relación con los institutos Comte de Rius y Pere Martell». Una experiencia que les reafirma en el convencimiento de que «la Formación Profesional es el puente más eficiente para preparar a las personas para los retos profesionales y es mucho más adaptable a las necesidades del mercado».

En el año 2013, BASF creó su propio grupo de FP Dual en Tarragona, «que para nosotros es el modelo, porque hay muchísimas situaciones que no se pueden replicar en el aula, y así es como hace siete años nos subimos al tren de la FP Dual con el Comte de Rius».

Un 54,72% de los hombres con un título de FP gana más de 1.200 euros al mes (un 26,28% en el caso de las mujeres)

El resultado son 127 estudiantes que ya han pasado por este grupo a lo largo de estos siete años, «con un 95% de contratación de los que acaban y permanencia en la compañía», destaca Marsal. El modelo en el que se inspiraron fue el alemán. Por eso la duración del programa es en este caso algo más largo, con dos años y cuatro meses, a imagen y semejanza de los programas de Formación Profesional de Alemania, donde se dedica más tiempo a la parte práctica. De hecho, una parte de las prácticas se realizan en Alemania.

Los beneficios de un programa así están claros para Rosa Marsal: «Por parte de la empresa, reduce mucho el riesgo de contratación, porque tienes la posibilidad de personalizar el curriculum con lo que necesitas, a la vez que prestigias la FP Dual. Además, esta inserción inmediata en la empresa que tienes con estos titulados no es la misma si vas a buscar trabajadores al mercado laboral, porque en esos casos, sí o sí tendrás que formar a esa persona cuatro o cinco meses antes de que pueda empezar a trabajar».

Como resultado, Marsal esgrime, por parte de los participantes en este programa, «un porcentaje de fracaso y abandono que se reduce muchísimo. La FP no es la formación fácil, es la formación eficiente».

Temas

Comentarios

Lea También