Economía Conferencia

La Generalitat apela al consenso en la nueva ley de cámaras de comercio

El secretario de Empresa asegura en Reus que la financiación de estos organismos se reflejará en la normativa

ALBERT SUNYOL

Whatsapp
El presidente de la Cambra de Comerç, Jordi Just (i), y Albert Castellanos, ayer en Reus . FOTO: ALBA MARINÉ

El presidente de la Cambra de Comerç, Jordi Just (i), y Albert Castellanos, ayer en Reus . FOTO: ALBA MARINÉ

«Debemos avanzar en la redacción de una ley de cámaras de comercio que delimite las competencias y la financiación. No tenemos recursos públicos para sustentar la estructura». La reivindicación la puso de nuevo sobre la mesa el presidente de la Cambra de Comerç de Reus, Jordi Just, en una conferencia realizada ayer en la Llotja. Lo hizo ante el secretario de Empresa i Competitivitat, Albert Castellanos, quien recogió el guante sin concretar cómo debe ser ni cuándo está prevista la aprobación de la nueva norma catalana. Desde la Generalitat apelaron al «diálogo» y al «consenso» para delimitar cuáles deben ser las funciones de las cámaras y recalcaron que la financiación «debe estar ligada a la futura norma».

Durante su intervención ante representantes del sector comercial y represantes políticos del territorio, el secretario de Empresa también hizo hincapié en la recuperación económica. La sustentó en los datos del PIB trimestral catalán, «superiores a los del Estado y la UE» y en las exportaciones catalanas, «un 5% mayores que en el 2019, superior a los niveles de antes de la pandemia», aseguró. Castellanos también admitió durante su discurso que, ante la situación generada por la pandemia, la Generalitat «no ha sido suficientemente rápida en la atorgación de las ayudas al sector» y que éstas han sido «en algunos casos, insuficientes».

Sin embargo, mitigó este aspecto cuando comparó las ayudas catalanas respecto a las concedidas por otras comunidades autónomas: «107 euros por habitante respecto a los 60 euros de media en el resto», aseguró. Además, Castellanos criticó «un marco estatal que reaccionó tarde y mal con ayudas directas que fueron inexistentes».

En cambio, mostró su satisfacción por la aprobación, en el Consejo de Ministros de ayer, de la nueva prórroga de los ERTO hasta el 28 de febrero de 2022. «Es una buena noticia, ahora debemos pensar en como facilitamos la reincorporación de los trabajadores de nuevo al mercado laboral», aseguró el miembro del ejecutivo catalán.

Más peso de la industria

El secretario de Empresa de la Generalitat también trazó algunas de las lineas que deben guiar la acción empresarial del Govern y que tienen como objetivo principal «la transformación de la economía catalana».

Proyectos, aseguró Castellanos, que «deben llevarse a cabo en dos o tres años en vez de los ocho proyectados» con el objetivo de «hacer una economía más resiliente ante próximas crisis» e incidiendo en aspectos como la sostenibilidad o la digitalización.

En este sentido,Castellanos incidió en la necesidad de impulsar un pacto nacional para la industria 2022-2025 que permita «incrementar el peso de ésta en el PIB más allá del 20%», a la vez que puso en valor que el sector representa «el 40% del PIB» en el Camp de Tarragona. Un pacto en el que «deben implcarse también los trabajadores» y que «debería tener luz verde en los próximos presupuestos de la Generalitat». Castellanos también aseguró que la Generalitat trabaja en una ley de turismo «que permita ordenar la actividad turística» en Catalunya, «un modelo que sea sostenible». E incidió en el desarrollo de políticas de innovación industrial que permitan «la reactivación de convenios» en esta materia.

Castellanos fue el invitado del cicle ‘Vermuts de Reus’ que organiza la Cambra de Comerç de Reus. Además de la conferencia, el secretario de Empresa también visitó las empresas reusenses Vermuts Miró, Enring kilnger y Pastisart, de Roda de Berà.

Temas

Comentarios

Lea También