Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Emergencia sanitaria

La OMC avisa de una crisis global peor que la de 2008

La Organización Mundial del Comercio recuerda que ningún país es autosuficiente y defiende que los mercados deben seguir abiertos ahora y para la recuperación

EFE

Whatsapp
La pandemia está teniendo un hondo impacto en la economía. 
FOTO: EFE

La pandemia está teniendo un hondo impacto en la economía. 
FOTO: EFE

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, advirtió de que el mundo está abocado a una crisis económica peor que la sufrida en 2008, para la que debe prepararse con colaboración internacional y mercados abiertos, ya que «ningún país es autosuficiente».

«Las proyecciones más recientes predicen una recesión acompañada de pérdida de empleos peor que la que produjo la crisis financiera hace 12 años», señaló el brasileño Roberto Azevedo en un mensaje grabado desde su casa y publicado en internet por los canales oficiales de la OMC.

«El Covid-19 amenaza las vidas de millones de personas en el mundo, y aunque por encima de todo es una crisis sanitaria, la pandemia también tendrá un inevitable impacto en la economía, el comercio, los empleos y el bienestar», vaticinó.

Roberto Azevedo subrayó que muchos gobiernos están introduciendo medidas de estímulo fiscal y monetario que incrementarán las defensas frente a la recesión, pero reiteró que al mismo tiempo se necesita «una respuesta global para una pandemia global».

«Ningún país es autosuficiente, por muy poderoso o avanzado que esté», señaló, en alusión a que el mercado internacional debe seguir abierto en momentos de dificultad.

El comercio «es lo que permite una producción eficiente y el abastecimiento de bienes y servicios básicos, tales como equipamiento médico, alimentos y fuentes de energía», señaló el máximo responsable de la OMC en un momento en que muchos países han reducido o prohibido las exportaciones de equipamiento sanitario, por temor a carestía de éste en sus redes de salud al borde del colapso.

«Cuando la crisis sanitaria comience a remitir, el comercio permitirá a los países ayudarse unos a otros», señaló, advirtiendo de que «la historia no nos olvidará ni perdonará si fracasamos a la hora de ayudar a aquéllos que más lo necesiten, estén donde estén».

La OMC fue una de las primeras agencias internacionales con sede en Ginebra que registró casos de coronavirus entre sus empleados, lo que obligó a reducir al mínimo su actividad desde el principio de este mes de marzo.

La OMC es la única organización internacional que se ocupa de las normas que rigen el comercio entre los países. Su objetivo es ayudar a los productores de bienes y servicios, los exportadores y los importadores a llevar adelante sus actividades.

Temas

Comentarios

Lea También