Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La central de Ascó invierte 23,3 millones en su última recarga

Más de 1.200 profesionales externos han trabajado en la renovación del combustible y el mantenimiento y mejora de la primera unidad de esta nuclear

Rafael Servent

Whatsapp
Trabajos de mantenimiento y mejora durante la 26 parada de Ascó I. FOTO: Anav

Trabajos de mantenimiento y mejora durante la 26 parada de Ascó I. FOTO: Anav

La unidad I de la central nuclear de Ascó vuelve a conectarse a la red eléctrica este fin de semana, tras un paro programado iniciado a principios de noviembre y en el que han trabajado más de un millar de profesionales externos en la tarea principal de recarga de combustible, pero también en un sinfín de trabajos de mantenimiento y mejora de las instalaciones. 

Con una inversión de 23,3 millones de euros, ésta ha sido la 26 recarga de combustible de esta central, donde se han sustituido algo más de un tercio de los elementos combustibles que conforman el núcleo del reactor. Desde su regreso a la red eléctrica después de este fin de semana, la central nuclear de Ascó arranca con un nuevo ciclo de operación de 18 meses, hasta la próxima recarga programada. 

«La recarga -explica Montse Godall, portavoz de la Associació Nuclear Ascó-Vandellòs II (Anav)- es un motor económico adicional al impacto que genera la central en operación. Los profesionales de empresas que durante este período trabajan en la instalación suponen un movimiento temporal de aproximadamente un millar de personas en el territorio, que se traduce en un impacto positivo sobre el tejido de servicios del entorno de la central nuclear Ascó».

Más de 1.200 profesionales
Durante esta parada se han ejecutado más de 13.000 órdenes de trabajo, donde al margen de la renovación del combustible, más de un 90% de las tareas que se han llevado a cabo han sido actuaciones de mantenimiento -mayoritariamente preventivo- y el resto actividades de mejora de la instalación que sólo pueden llevarse a cabo cuando la central está parada. 

El balance de estos trabajos refleja también la incorporación de 41 modificaciones de diseño y 11 sustituciones de componentes como anticipación a la obsolescencia de sus materiales.
En las tareas relacionadas con la recarga y los trabajos de mantenimiento y mejora han intervenido 1.204 profesionales externos, procedentes de 84 empresas. 

De ellas, 13 son originarias o tienen su sede en la demarcación de Tarragona y concentran el 51,74% de los puestos de trabajo generados durante esta parada. El resto cuentan con su sede en el resto de Catalunya y otros puntos del Estado, con algunas de estas empresas en forma de filiales de multinacionales como Frammatome, Westinghouse, Schneider o Siemens.

El 54% de la electricidad
La central nuclear de Ascó (con Ascó I y Ascó II) integra, junto a Vandellòs II, la Associació Nuclear Ascó-Vandellòs II (Anav), en la que trabajan de forma directa 1.009 personas, según la última memoria difundida por esta asociación, con datos relativos al año 2017. Algo más de la mitad de ellos (un 51,4%) lo hacía en la central nuclear de Ascó, mientras que el restante 48,6% trabajaba en la central nuclear de Vandellòs II y la sede corporativa de Anav. 

En conjunto, estas centrales nucleares generaron en 2017 una cifra de 24.233 GWh de producción neta (el mejor registro en los últimos 14 años), que suponen el 54% de la energía eléctrica generada en Catalunya y el 50,8% de la demanda eléctrica de esta comunidad. 

A mucha distancia le siguen las centrales de ciclo combinado, responsables en 2017 del 18% de la energía eléctrica generada en Catalunya, las centrales de cogeneración y residuos (11% de la energía eléctrica que se generó en 2017 en Catalunya), la hidráulica (8%), la eólica (6%) y la solar (junto con el resto de tecnologías), que apenas alcanzó el 3%. 

La próxima parada por recarga de la central nuclear de Ascó está prevista para el mes de abril de 2019, cuando la unidad II de la central llevará a cabo su 25 recarga de combustible, con una inversión equiparable a la que acaba de desembolsar en la recarga de la unidad I. 

Las inversiones que anualmente lleva a cabo Anav en las centrales nucleares de Ascó y Vandellòs II, sin embargo, no se limitan a las operaciones de recarga de combustible. El año pasado, Anav destinó 106 millones de euros a inversiones (entre las que hubo unos 25 millones de euros para la recarga de Ascó I y otros 21,7 millones para la de Ascó II).

Temas

Comentarios

Lea También