La diversidad funcional atesora supracapacidades

Determinados colectivos son una cantera de talento especializado

Redacción

Whatsapp
La diversidad funcional atesora supracapacidades

La diversidad funcional atesora supracapacidades

Las personas con diversidad funcional atesoran talento. Así lo revela una investigación llevada a cabo en el seno de la Cátedra Fundación Randstad-UOC y titulada Supracapacidades y diversidad funcional.

En ella se señala, por ejemplo, que las personas con diversidad funcional auditiva desarrollan otras habilidades sensoriales, con gran capacidad de concentración y de atención al detalle. 

También desarrollan otras habilidades sensoriales las personas con diversidad funcional visual. Cuentan con buena memoria, gran capacidad de orientación espacial y de discriminación de los sonidos.

El teletrabajo es una buena opción para las personas con diversidad funcional física, ya que reporta beneficios al empresario, por reducción de costes, mejora de la imagen y aumento de productividad.

Los trabajadores con Síndrome de Down son metódicos, disciplinados y constantes, además de la supracapacidad de integración en grupos de trabajo. Las personas con enfermedades mentales, por su parte, han de luchar a diario contra situaciones de estigmatización, víctimas de falsos mitos. Como supracapacidades ofrecen un pensamiento divergente y creativo, que les permite desenvolverse de manera satisfactoria en varias disciplinas relacionadas con el diseño y el arte.

Por último, las personas con autismo, probablemente el colectivo con mayor dificultad de integración social y laboral, cuentan con algunas habilidades muy valoradas: la preferencia por las rutinas, las buenas competencias en tareas mecánicas y repetitivas, la memoria y la perfección en el detalle. 

En definitiva, las personas con diversidad funcional pueden ofrecer, no solo un talento muy útil, sino también competencias y habilidades relacionadas con la superación.

Temas

Comentarios

Lea También