Más de Economía

La irrupción del coche eléctrico disminuye las emisiones de CO2

Las ventas estos vehículos aumentan tras
la normativa europea sobre contaminación

REDACCIÓN

Whatsapp
Nissan Leaf de MEC haciendo una carga rápida en el centro de Reus. FOTO: Alfredo González

Nissan Leaf de MEC haciendo una carga rápida en el centro de Reus. FOTO: Alfredo González

La revolución que para el sector del transporte y la movilidad sostenible representa el vehículo eléctrico ya está aquí, aunque al sector le queda aún un tramo final difícil y con obstáculos. Sus beneficios medioambientales son empíricos: las emisiones de CO2 de los coches han caído de forma drástica tras aumentar las ventas de eléctricos con la nueva normativa europea sobre emisiones. Así se desprende de un informe de la organización Transport & Environment (T&E) que analiza la situación de los fabricantes de automóviles tras la entrada en vigor en enero de 2020 de la normativa europea sobre emisiones de CO2 de vehículos.

A pesar de la pandemia, las ventas de vehículos eléctricos han aumentado en Europa -se ha triplicado- hasta situarse la cuota de mercado en el 10 % , con una previsión del 15 % este 2021. Según la organización, los datos demuestran que la actual normativa europea de emisiones está funcionando, pero advierte de que existe el riesgo de que el impulso a los vehículos eléctricos se frene después de 2021 por la escasa ambición de los objetivos de la UE para 2025 y 2030.

«Las ventas de coches eléctricos están en auge gracias a las normas de emisiones de la UE. Los fabricantes han vuelto a meterse en la carrera de los vehículos eléctricos, pero sin objetivos más ambiciosos de CO2 en 2025 y 2030 para estimularlos, se quedarán sin impulso», apunta Carlos Bravo, responsable de T&E en España.

También ayuda que cada vez hay más puntos de recarga repartidos por los municipios. Además en Reus -y próximamente en Tarragona- se ha puesto en marcha Mec Carsharing, un novedoso sistema de vehículos eléctricos de alquiler compartido, por horas y con una significativa reducción de costes y de emisiones.

Otra de las preocupaciones del conductor de un coche eléctrico, el tiempo que tarda en cargarlo, podría solventarse gracias a una batería que solo en 10 minutos proporciona una autonomía de más de 300 kilómetros, según un estudio publicado en la revista Joules. Esta batería de iones de litio se carga a una temperatura elevada lo que acelera su capacidad de reacción.

Temas

Comentarios

Lea También