Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La presión fiscal sobre las empresas catalanas, la más alta de España

El último Observatori Empresarial de la Cepta revela la preocupación de pérdida de atractivo empresarial por culpa del elevado número de impuestos

Diari de Tarragona

Whatsapp
Presentación ayer del último Observatori Empresarial de la Cepta. FOTO: CEPTA

Presentación ayer del último Observatori Empresarial de la Cepta. FOTO: CEPTA

El panorama global de la fiscalidad autonómica catalana, incluyendo el tramo autonómico del IRPF y el tratamiento de los impuestos cedidos, resulta decepcionante por el mundo empresarial.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del último Observatori Empresarial elaboral por el Gabinete de Estudios de CEPTA, un documento presentado ayer, que evidencia la existencia del gran número de impuestos, tasas y cánones que las empresas pagan a nivel autonómico que, en este caso, se suman a otros configuradores de presión fiscal, como la fiscalidad aplicada al ámbito meidiambiental y que conforman «un verdadero entramado tributario de extraordinaria complejidad y de difícil gestión, sobre todo por el tejido empresarial», según confirman desde el Gabinete de Estudios.

Los datos del Observatori Empresarial ponen de manifiesto que, si se suman a los anteriores impuestos, tipos impositivos como el IRPF y la mayor parte de los impuestos cedidos por el Estado, se articula un verdadero infierno fiscal para las empresas y los empresarios.

Según explican los responsables del Gabinete de Estudios, en el caso de las empresas y autónomos de Catalunya, no sólo se trata de la aplicación de figuras tributarias que no existen en la práctica totalidad de las comunidades autónomas españolas, o de fijar los tipos impositivos comparativamente más elevados de todo el estado, sino de generar una pesada normativa, que obliga a las empresas ya los empresarios a invertir crecientes volúmenes de recursos para atender sus obligaciones tributarias.

El Observatorio Empresarial evidencia que la situación actual es muy negativa, ya que otras comunidades autónomas del Estado Español están invirtiendo el proceso de continuo incremento de la presión fiscal, ya sea por la eliminación o no creación de nuevos tributos, por la reducción de los tipos impositivos o por la aplicación de exenciones, bonificaciones o deducciones cada vez más importantes. «Cataluña está avanzando en sentido totalmente contrario: más figuras tributarias y condiciones comparativamente más negativas de los impuestos ya en vigor», anuncian desde el Gabinete de Estudios, que añaden que este planteamiento «resta capacidad de atracción de nuevas inversiones».

Temas

Comentarios

Lea También