Economía Laboral

La prórroga de los ERTE mantiene el veto al despido 

Yolanda Díaz no cede ante la CEOE y las empresas tendrán que asegurar el empleo durante seis meses. La ampliación beneficiará a los mismos sectores

LUCÍA PALACIOS

Whatsapp
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. FOTO: EFE

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. FOTO: EFE

La nueva prórroga de los ERTE hasta el 31 de mayo beneficiará a los mismos sectores que en la actualidad, después de que ya en diciembre se hubieran incorporado al sistema de protección a la hostelería y al comercio como sectores más castigados tras las restricciones de la segunda ola, lo que conlleva mayores exoneraciones a las empresas. Así lo avanzó ayer la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una entrevista en TVE.

«Se beneficiarán los mismos sectores, no hay discusión sobre esto», aclaró y confirmó lo que ya adelantó: que se mantendrá el mismo esquema actual de protección a empresas y trabajadores con algunos cambios para agilizar su gestión, de forma que la prórroga será automática para que quienes estén en ERTE no tengan que volver a solicitarlo, ni las empresas ni los trabajadores. «Hemos perfilado sobre todo cambios administrativos, de carácter técnico para ajustar algunas medidas», precisó.

La ministra también quiso zanjar la polémica sobre la cláusula de mantenimiento del empleo durante seis meses, donde reside uno de los grandes escollos de esta nueva prórroga, ya que los empresarios quieren suavizarla para que, en caso de que tengan que despedir, tengan que devolver las cuotas exoneradas de esos trabajadores y no de toda la plantilla. «Las cláusulas de mantenimiento del empleo van a ser exactamente las mismas, esto va implícito con el propio sistema», aseguró Díaz, que precisó que esto no se discute en ningún país y que «no tendría sentido que nuestro país haya dispuesto de 14.000 millones para mantener trabajadores para que se pueda despedir».

En este sentido, destacó que igual que los trabajadores se sacrifican con una reducción de sus retribuciones del 30%, los empresarios tienen que mantener el empleo durante seis meses y además sigue operando también la prohibición de despedir, igual que la de repartir dividendos, realizar horas extraordinarias u operar en paraísos fiscales.

De igual manera, en la nueva prórroga de los ERTE se conservarán intactos los derechos de los trabajadores, que seguirán cobrando una prestación equivalente al 70% de la base reguladora, y se mantendrá la protección a los trabajadores fijos-discontinuos que se incorporó en el anterior acuerdo, según señalo Díaz.

La política gallega se mostró optimista en poder llegar a un acuerdo con sindicatos y patronal este viernes, tal y como les ha emplazado, para no volver a consumir el plazo que termina el 31 de enero. «Creo que las cosas van bien», apuntó. Mañana, jueves, el Gobierno y los agentes sociales volverán a reunirse para tratar de cerrar los flecos que quedan.

En esta misma línea, su homólogo de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, avanzó que el acuerdo para prorrogar los ERTE hasta el 31 de mayo está «muy, muy cerca». Escrivá garantizó que se mantendrá una protección «quirúrgica» para los próximos meses ahora que se ve «la luz al final del túnel» de la pandemia gracias a la vacuna. «Dado el impacto desigual de la crisis en todos los sectores, un abordaje quirúrgico y dirigido a corto plazo está nuevamente justificado», remarcó.

El ministro presumió del «gran éxito» que ha tenido esta herramienta para evitar las destrucciones de empleo que se registraron en crisis anteriores, ya que uno de cada cuatro trabajadores ha llegado a estar protegido por algunas de las medidas desplegadas por el Ejecutivo en esta pandemia.

Temas

Comentarios

Lea También