Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La salsa de romesco con la receta tradicional de la abuela

Salses Fruits, S&P ha crecido siempre con nuevos productos y variedades, y ha hecho de la ‘elaboración cotidiana’ su sello

Alba Tudó

Whatsapp
Francesc y Jaume Sans, administradores de Salses Fruits S&P. Foto: Alba Mariné

Francesc y Jaume Sans, administradores de Salses Fruits S&P. Foto: Alba Mariné

Productos locales y hechos como en casa. Ésta es la filosofía y la singularidad de Salses Fruits S&P, ubicada en Figuerola del Camp (Alt Camp). Una sociedad que ha pasado de la despensa familiar a una nave industrial especializada en la preparación de salsas y cremas desde hace más de veinte años, y que ha hecho de la ‘elaboración cotidiana’ su sello.

Francesc Sans, jefe de administración de la empresa, asegura que «nos distinguimos de las otras empresas en que utilizamos materia prima de calidad». Además, ha crecido siempre con nuevos productos y variedades. Ahora mismo ya está probando con platos cocinados, siempre siguiendo la misma filosofía. «Hacemos el plato como lo haríamos en casa, éste es nuestro secreto», relata Sans.

¿Dónde podemos encontrar la salsa? En algunos comercios y también en su tienda online.  Además elaboran cremas de verduras y gazpachos, entre otros productos. «Vendemos por aquí Catalunya y en algunos sitios de España», relata Sans.

De la despensa de una frutería familiar, la familia Sans ha hecho crecer su negocio hasta la fábrica de 1.700 metros cuadrados que ocupa hoy 

Salses Fruits S&P ha crecido exponencialmente. Su producto estrella es la salsa de romesco, que el primer trimestrre del año pasado supuso un 40% de la facturación. «Ahora nuestras ventas en salsas aumentan, ya que estamos en temporada de calçotades», explica Francesc Sans.
La historia viene de lejos. En 1994, el padre de Sans tenía una frutería y también vendía platos precocinados. Allí decidió emprender y dedicarse a este mundo, arrancando en una pequeña despensa familiar.

En 2006, la habitación quedó pequeña y la empresa se trasladó a una nave de 400 metros del polígono industrial a la que, posteriormente, se le añadió un segundo inmueble hasta ocupar los cerca de 1.700 metros cuadrados que tiene esta fábrica en la actualidad.

¿Cuáles son los retos que afronta ahora esta empresa familiar? «Queremos siempre consumir productos de proximidad, como frutos secos y verduras», cuenta Sans, que añade que «también queremos innovar y aumentar la gama de productos». ¿Por dónde apunta su próximo producto? Todavía habrá que esperar.

Claves

  • Territorio  Podemos encontrar los productos en algunos comercios y en la tienda online.
  • Precio  El formato pequeño de la salsa cuesta 2 euros.
  • Secreto No utilizan productos deshidratados ni se ha automatizado ninguno de los sistemas. Una materia prima fresca.

Temas

Comentarios

Lea También