‘La única oportunidad es sustituir el hidrógeno gris por el verde’

Entrevista a Miquel Puig, economista y coordinador del comité asesor Catalunya-Next Generation EU

Redacción

Whatsapp
Miquel Puig es economista y coordinador del comité asesor Catalunya-Next Generation EU.

Miquel Puig es economista y coordinador del comité asesor Catalunya-Next Generation EU.

¿En qué medida depende de los fondos Next Generation EU el éxito del proyecto para crear un Hydrogen Valley en la Catalunya Sud?
Producir hidrógeno a base de aplicar electricidad al agua es mucho más caro que hacerlo partiendo de metano. Por tanto, la viabilidad del proyecto exige ayudas públicas. No solo para abaratar la inversión (que es en lo que pueden ayudar los fondos Next Generation), sino, también, en forma de un impuesto al hidrógeno ‘gris’ (el producido a partir del metano, y, por tanto, liberando CO2) o de una subvención al hidrógeno ‘verde’. Hoy por hoy, todos los proyectos que están en fase de realización en Europa cuentan con estas ayudas. Son imprescindibles para descarbonizar los procesos industriales que requieren hidrógeno. 

¿Qué futuro le espera al polo petroquímico de Tarragona si no logra liderar la transición energética?
Ninguno. Europa está comprometida con la neutralidad carbónica el 2050. Subsistirán muchas actividades que seguirán generando CO2, pero deberán ser compensadas con actividades que lo absorban. Pero no podemos imaginar algo tan grande como este polígono si no ha realizado una transformación profunda en la dirección de la descarbonización. 

¿Qué oportunidades se abren con el hidrógeno verde en el plano laboral, social, empresarial...?
Hoy por hoy, la única oportunidad clara radica en la sustitución de un proceso de producción de hidrógeno por otro. Otra cosa muy diferente es si se llegan a resolver los problemas que plantea el hidrógeno como combustible, que son muy grandes. De momento, se trata de asegurar el futuro del polígono a base de resolver una pieza muy importante. Lo demás, lo tiene que resolver la investigación.

¿Qué fortalezas tiene el territorio para aspirar a ser un referente del hidrógeno verde en el sur de Europa?
El más importante es que ya se está consumiendo mucho hidrógeno en Tarragona; del orden de 10 Tm cada hora. El segundo es la Rovira i Virgili, una universidad que ha apostado decididamente por la investigación y por la excelencia. El papel del Institut Català d’Investigació Química es, en este sentido, crucial.

¿A qué debilidades, como territorio, deberíamos estar atentos?
La formación profesional sigue siendo la gran asignatura pendiente de este país, aunque sea precisamente en el polígono donde funcione mejor. Un segundo problema es la suspicacia de la población respecto a la química, que los accidentes justifican, pero que no debería hacernos olvidar que convertir el Camp en un monocultivo turístico sería tremendamente empobrecedor.

Contenido ofrecido por la Plataforma Hidrogen Verd Catalunya Sud - URV

Temas

Comentarios

Lea También