Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La vivienda nueva sólo decrece en el Ebre

El números de visados de inmuebles crece en toda Catalunya menos en dicha zona de la demarcación, donde apenas se registraron 80 el año pasado

Diari de Tarragona

Whatsapp
El mercado de vivienda nueva repuntó en 2017 según el Colegio de Arquitectos. FOTO: lluís milián

El mercado de vivienda nueva repuntó en 2017 según el Colegio de Arquitectos. FOTO: lluís milián

El visado de viviendas en Tarragona se situó en 2017 en 335 y en 80 en Terres de l’Ebre. En el conjunto de Cataunya la cifra llegó a 
11.250 inmuebles, lo que supone un crecimiento del 32% respecto a 2016 y confirma una tendencia en la que la vivienda en general no ha parado de crecer desde 2013, cuando se visaron 2.888 viviendas nuevas, si bien estas cifras están todavía muy alejadas del mínimo necesario de 40.000.

Así lo explicó ayer en rueda de prensa el decano del Colegio de Arquitectos de Catalunya (Coac), Lluís Comerón, que sostuvo que los elementos necesarios para alcanzar las 40.000 viviendas visadas son una mayor financiación privada, una simplificación de la tramitación y la normativa y una buena estrategia, y reivindicó el Pacto Nacional para la Renovación Urbana.

De hecho, Comerón hizo alusión a la necesidad de crear para el parque de viviendas un plan de sustitución, similar al plan renove que la administración lanzó para el sector automovilístico.

La mayor parte de los proyectos de vivienda visados en Catalunya el año pasado corresponden a proyectos medianos de entre 500 y 3.000 metros cuadrados y a proyectos medio-grandes de entre 3.000 y 10.000 metros cuadrados. En concreto, un total de 2.083 se ubican en la ciudad de Barcelona, 7.060 en el resto de la provincia barcelonesa, 1.195 en Girona, 494 y las ya citadas de la provincia de Tarragona.

De este modo, Comerón destacó que la vivienda nueva crece en todas las demarcaciones, excepto en el Ebre, experimentando Barcelona y Girona los comportamientos más positivos, pese a que en la ciudad de Barcelona se observa una ralentización.

En cuanto a toda la superficie de edificación visada en Catalunya, el ejercicio 2017 se cerró con un total de 3.907.014 metros cuadrados, un 9,1% más que en 2016, aunque ello continúa suponiendo «niveles bajísimos respecto a la normalidad» y este crecimiento es inferior al 24% registrado en 2016 y al 26% de 2015.

Esta superficie visada corresponde a 7.820 proyectos, «muy por debajo de los estándares europeos», y los de más envergadura, es decir, los de más de 10.000 metros cuadrados, son los que experimentan una mayor caída (-17%), mientras que los proyectos de superficie inferior a los 10.000 metros cuadrados son los que suben, sobre todo los de entre 3.000 y 10.000 y los de entre 500 y 3.000 metros cuadrados.

La obra nueva, con 2.569.000 metros cuadrados, mantiene crecimiento aunque más bajo que en 2016, con una subida del 12%, mientras que la rehabilitación está muy estancada pese a que también ha aumentado, hasta un total de 1.252.610 metros cuadrados visados.

Temas

Comentarios

Lea También