Más de Economía

Las clases medias y bajas, las más afectadas si se quita la tributación conjunta de IRPF

4,2 millones de españoles se benefician de esta ayuda. El 95% de los que se verían perjudicados cobran menos de 60.000 euros al año

EDURNE MARTÍNEZ

Whatsapp
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. FOTO: EFE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. FOTO: EFE

El plan del Gobierno por acabar con la reducción fiscal por la declaración conjunta de la renta a la que se ha comprometido con Bruselas en su Plan de Recuperación afectaría sobre todo a las clases medias y bajas. Aunque después de que saltara la noticia a los medios el Ejecutivo haya rectificado asegurando que «no se plantea la supresión de esta reducción fiscal» restándole importancia al compromiso, en el documento se dice literalmente que el Gobierno «se compromete a la paulatina desaparición de la reducción por tributación conjunta». Su objetivo, aseguran en el Plan de Recuperación, es la igualdad de género porque «hay consenso en que esta medida desincentiva la entrada de la mujer en el mercado laboral».

Aunque no se conozca concretamente cuándo se aplicará esta subida de impuestos, los expertos aseguran que perjudicará a las clases medias y bajas de entre los 4,2 millones de personas -2,1 millones de familias- que se benefician de esta ayuda. En concreto, según los cálculos del sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) para este periódico, el 95% de los que se verían afectados por la medida cobran menos de 60.000 euros al año.

Pero los más abundantes son el grupo de rentas más bajas. Así, aunque se verían afectados casi 738.000 declarantes que cobran entre 31.000 y 60.000 euros al año, el 75% de los declarantes de IRPF con modalidad conjunta obtiene unos ingresos por debajo de 30.000 euros al año, plena clase media. De ellos, 708.000 personas que declaran entre 21.000 y 30.000 euros también verían aumentar sus impuestos, pero la medida afectaría sobre todo a los que ganan menos de 21.000 euros al año, 1,96 millones de declarantes en total. Ellos suponen uno de cada dos afectados en España por la supresión de esta reducción en la declaración conjunta.

Eso sí, Hacienda conseguiría recaudar entre 1.000 y 2.393 millones más con esta supresión de la ayuda, aseguran desde Gestha. En este contexto, el sindicato de técnicos calcula que la subida de impuestos oscila entre los 646 y los 1.530 euros al año para cada declarante. Así, para las rentas más bajas (hasta 21.000 euros) esta subida puede suponer pagar 816 euros más en impuestos cada año. Y para el grueso de los afectados (los que cobran hasta 35.000 euros anuales) esta subida representa 1.020 euros al año.

Para los de rentas más altas de la tabla (por encima de 60.000 euros), la subida del Gobierno supondría incrementar su nivel de impuestos en 1.530 euros al año.

En el caso de las familias monoparentales la base imponible se reducirá en 2.150 euros anuales en lugar de los 3.400 euros que podían deducirse las declaraciones conjuntas.

Temas

Comentarios

Lea También