Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las exportaciones de Tarragona a China se disparan mientras que a Estados Unidos se desploman

El balance comercial con el Reino Unido este año es favorable en más de 56 millones de euros. A nivel general, por contra, la demarcación tiene un déficit de 1.543 millones

Xavier Fernández

Whatsapp
Gregori Luengo, con unos palets destinados a China y EEUU. FOTO: Pere Ferré

Gregori Luengo, con unos palets destinados a China y EEUU. FOTO: Pere Ferré

El comportamiento de las exportaciones de las empresas de Tarragona hacia los tres mercados mundiales en el ojo del huracán ha sido dispar en el primer trimestre de este año, según los datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En resumen, le ha ido muy bien con China, de pena con EEUU y correctamente con el Reino Unido

Estados Unidos y China son protagonistas por la guerra comercial emprendida por el presidente norteamericano, Donald Trump, que no solo impone aranceles a los productos chinos sino que también insta a Europa a sumarse al boicot contra la empresa china de telefonía Huawei.

Trump también ha instado al Reino Unido a emprender un Brexit duro, es decir, que se vaya de la Unión Europea a la brava, haya o no haya acuerdo, y sin medir las consecuencias económicas.

En los tres primeros meses del año, las firmas con sede en Tarragona vendieron productos a China por valor de 31,92 millones de euros. Se trata de una cifra poco cuantiosa, pero que implica un incremento de un 87,33% respecto al mismo periodo de 2018.

Las importaciones del gigante asiático también aumentaron. Pasaron de 88,20 millones de euros a 118,17. De este modo la balanza comercial (la diferencia entre lo que se vende y se compra) es desfavorable en 86,25 millones.

Del superávit al déficit

Tarragona también compra a Estados Unidos más de lo que le vende. Importamos por valor de 181,51 millones, un 64,47% más que el año pasado. Y exportamos por 64,38 millones. Esta cifra es un 45,21% inferior a los 117,51 millones de 2018. De este modo, el déficit comercial con el país presidido por Donald Trump se dispara a los 117,13 millones, mientras que en el primer trimestre de 2018, Tarragona contaba con un superávit de 7,15 millones, escaso, pero superávit.

China y Estados Unidos son precisamente dos de los mercados prioritarios para Yzaguirre, una de las empresas de Tarragona que más exportan. Su vermut, su sangría y su vino de misa se venden en 50 países. Más allá de las fronteras de la Unión Europea, distribuye, por ejemplo, en China, Corea del Sur, Japón, Tailandia, Filipinas, Singapur, Ghana, Costa de Marfil, Uganda, Kenia, en unos cuarenta estados de EEUU, Canadá, Colombia, Chile, Argentina, República Dominicana...

Los doce países a los que más exportan las empresas de Tarragona (cifras en millones de euros). Fuente: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio

Según explica su export maganer, Gregori Luengo, una posible subida de los aranceles de Estados Unidos significaría un varapalo para los productos que están en la gama baja de precios. No es el caso de la firma con fábrica en El Morell que desarrolla dos líneas de productos en EEUU: vermut y sangría con precios medios-altos. «El consumidor de este tipo de productos acepta con más facilidad una subida de precios», sostiene Gregori Luengo. El 10% de las exportaciones de Yzaguirre se dirigen a Estados Unidos.

«China es un mercado que se está abriendo. Crece sobre todo la corona interior... Cada vez hay más industria y consumo. Es un mercado preferencial», relata.

El Reino Unido, en cambio, no es uno de los mercados más potentes para Yzaguirre ya que apenas un 1% de sus exportaciones se dirige a la isla. De ahí que el Brexit no les afecte. Luengo pronostica que en el mundo del vino sí que puede perjudicar seriamente a denominaciones de origen como Ribera del Duero o Rioja, que tienen el Reino Unido como mercado casi principal.

Con el país del Brexit, Tarragona sí que cuenta con una balanza favorable. Este primer trimestre Tarragona le vendió por valor de 153,27 millones de euros, frente a unas compras de 96,49 millones, es decir, un superávit de 56,78 millones. En total, los emprendedores tarraconenses vendieron al mundo por valor de 2.185,36 millones frente a unas adquisiciones de una cuantía de 3.728,75 millones. Por tanto, un déficit de 1.543,39 millones.

El Reino Unido fue el quinto país al que más exportó Tarragona, por detrás de Francia, Italia, Alemania y Portugal. Luengo comenta que «desde 2001, cuando empezamos a exportar, teníamos claro que el mercado local no era la península, sino Europa». Muchas otras empresas coinciden.

Uno de los productos estrella de Yzaguirre en África es el vino de misa destinado a las numerosas comunidades cristianas. Apenas un 8% de las ventas del conjunto de las empresas de Tarragona se dirigen a África (156,13 millones). Las importaciones suponen, por contra, el 25,42% del total: 947,74 millones. Es la segunda zona de la que más importamos, por detrás de la Unión Europea y por delante de Asia, América y los países europeos no de la UE.

En cuanto a las exportaciones, la Unión Europea es el principal mercado tarraconense, con casi un 80%. Le siguen África, América, el resto de Europa y Asia. 

Más allá del aluvión de cifras, la exportación es clave para incrementar facturación, pero también para sobrevivir en tiempos de crisis. «La exportación ha sido un motor de cambio: para adaptarte, ampliar, trabajar de manera diferente, modernizarte... Durante la crisis, hubo un boom de empresas que salieron al extranjero porque aquí se habían cerrado los mercados. Esa tendencia continúa», recuerda Luengo.

«Si tienes un poco de paciencia y dispones de músculo financiero, el mercado local es muy importante, pero el mundo es muy grande, aunque a la vez muy pequeño, y siempre encuentras alguien que quiera abrir las puertas a tu producto», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También