Economía Finanzas

Las provisiones reducen el beneficio de Caixabank

Banco Sabadell gana un 73% menos, también por la provisión para la Covid-19

JOSÉ M. CAMARERO

Whatsapp
La Bolsa española reflejó ayer
los datos que demuestran
la profunda crisis. FOTO: EFE

La Bolsa española reflejó ayer
los datos que demuestran
la profunda crisis. FOTO: EFE

CaixaBank ha obtenido un beneficio de 205 millones en el primer semestre, lo que supone un 67% menos que en el mismo período de 2019, realizar una provisión de 1.155 millones por los efectos económicos de la Covid-19. Las acciones del grupo respondieron ayer con una caída del 4,5% en la Bolsa.

La entidad, que ha dotado en el primer trimestre 400 millones y otros 755 en el segundo, ha registrado hasta junio unos ingresos (los derivados de la actividad puramente bancaria) de 4.064 millones, lo que supone una ligera caída del 0,5%. El consejero delegado de la firma, Gonzalo Gortázar, asume que estas dotaciones son necesarias ante el complejo panorama que se avecina en forma de impagos en los créditos. «Nos sirven para anticipar pérdidas crediticias que todavía no son observables pero que nuestros modelos nos indican que se van a producir en el futuro», indicó.

El ejecutivo admitió la gravedad del momento económico, pero al mismo tiempo se mostró optimista con los datos sobre reactivación hipotecaria y de créditos al consumo, así como por el uso de tarjetas.

CaixaBank ha avanzado su intención de aprobar un dividendo con cargo a los resultados de 2020. Eso sí, lo haría «cuando lo permita el BCE», indicó Gonzalo Gortázar. Por ahora, las restricciones imponen la prohibición de remuerar al accionista al menos hasta finales de año.

«Queremos pagar dividendo en metálico, dividendo de verdad», dijo el ejecutivo. «Tenemos la confianza de que el supervisor cambie su posición a finales de año», afirmó.

El Sabadell, también optimista

Banco Sabadell, por su parte, ganó 145 millones de euros hasta junio, lo que supone un 72,7% menos que en el mismo período de 2020, tras acumular provisiones por 1.089 millones. Las acciones de la entidad perdieron un 2,5% en Bolsa. La entidad, presidida por José Oliu, precisó que se trata del nivel de provisiones requerido por la nueva normativa contable que afecta a los bancos y que incorpora los nuevos escenarios macroeconómicos por el coronavirus.

En este sentido, entre los créditos con garantía del ICO para pymes, autónomos y empresas para afrontar la actual crisis del coronavirus, Sabadell ha concedido hasta el momento 9.300 millones, y moratorias hipotecarias y de préstamos al consumo a particulares por 2.527 millones.

Ante la posibilidad de que el grupo bancario pueda protagonizar algún proceso de fusión, el consejero delegado del Sabadell, Jaime Guardiola, descartó esta posibilidad. «Estamos centrados en ganar rentabilidad y hacer frente a esta crisis, para la que creo que estamos preparados. Esto nos ocupa el 100% del tiempo y no otras cuestiones», indicó en la rueda de prensa de presentación de resultados.

A su juicio, y a pesar del contexto actual, la entidad es capaz de caminar sola: «Sí podemos», indicó el ejecutivo sobre la posible fusión. En cualquier caso, Guardiola considera que «es normal que el Sabadell esté en la quinielas de las fusiones» pero también afirmó que no siente presión del BCE por cerrar un acuerdo de este tipo.

Por otra parte, la corporación prevé finalizar 2020 con ganancias, después de haber terminado en positivo este segundo trimestre, el peor en términos de ingresos y provisiones. Eso sí, la filial británica TSB no logrará recuperarse al cierre de este ejercicio.

Aunque Guardiola es optimista con respecto al cierre de año, admitió que la correlación de la economía y el confinamiento es «evidente», por lo que un nuevo parón como el de marzo y abril, con la economía prácticamente cerrada a cal y canto, sería una fuente de perjuicios.

Temas

Comentarios

Lea También