Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las viudas cobrarán igual que el salario mínimo

Su pensión se elevará de media 113 euros al mes en 2019 al revalorizarse un 1,9% este año y otro 15,3% en 2019, con lo que se situará en un total de 765 euros

Diari de Tarragona

Whatsapp
Pensionistas durante una concentración en Bilbao de la plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia. FOTO: efe

Pensionistas durante una concentración en Bilbao de la plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia. FOTO: efe

Llega con siete años de retraso. Pero llega. Por fin las viudas -aunque no todas- tendrán una significativa subida de su pensión, una promesa que se recogió en la reforma de 2011 realizada por José Luis Rodríguez Zapatero y que -si se cumple el anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy- se materializará en los próximos Presupuestos Generales del Estado, que se aprobarán este martes en el consejo de ministros.

Esto supondrá que más de 1,1 millones de viudas verán incrementada su pensión un 1,92% en 2018 y otro 15,38% en 2019. De esta forma sus ingresos crecerán una media de 12,52 euros al mes este año y 100,3 euros el próximo, con lo que en 2019 su prestación se habrá elevado 112,8 euros mensuales. 

Teniendo en cuenta que la pensión media de este colectivo se situó en febrero en 652,1 euros al mes, pasarán a tener una nómina de 765 euros, una cantidad que supera al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 2018 -que se fijó en 735 euros--, aunque estará ligeramente por debajo del SMI de 2019, que alcanzará los 773 euros mensuales.

De esta medida no se beneficiarán todas las viudas, sino algo menos de la mitad: concretamente 1,12 millones, el 47,8% del total del colectivo, que cuenta con 2,35 millones de personas. Así se recoge en el real decreto. Y es así porque se establecen una serie de requisitos para acceder a este incremento. Se les exige tener al menos 65 años, no percibir otra pensión pública -ni española ni extranjera-, no trabajar ni disponer de otras rentas superiores a aquellas que dan derecho a una pensión mínima. Pese a que la medida no hace distinción de género, un 98,6% de los beneficiarios son mujeres.

La medida supondrá un gasto extra a las cuentas de la Seguridad Social, que en 2017 registró un déficit de 18.800 millones. Con la mejora a las pensiones de viudedad, el sistema gastará 175 millones más en 2018 y a partir de 2019 supondrá un desembolso anual de unos 1.318,7 millones, aunque, por otro lado, el Estado se ahorrará en estos dos años 562 millones en complementos a mínimos.

Comentarios

Lea También