Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

Lo saludable encara su temporada alta

Las matriculaciones en gimnasios pueden llegar a dispararse un 30% en enero

Rafael Servent

Whatsapp

El negocio de lo saludable está en plena temporada alta. Hacer más ejercicio físico, perder peso y cuidar más de la salud son,  según un estudio elaborado por la plataforma Doctoralia, los tres propósitos de año nuevo más importantes entre los españoles para este 2018. Y eso tiene un impacto directo en las matriculaciones de los gimnasios, que estos días echan humo.

Lo explica Toni Brocal, presidente de la Associació d’empresaris de Clubs Catalans de Fitness (Adecaf): «Enero, el mes de las buenas intenciones, es el más importante del año en altas en centros de fitness». A corta distancia le sigue el mes de mayo (la clásica ‘operación bikini’) y, ya más lejos, el mes de septiembre (arranque de curso). «Lo de las buenas intenciones parece un tópico -prosigue Brocal-, pero es cierto: en algunos casos, las matriculaciones en enero y mayo suben un 30%».

«Hay una evolución hacia centros de fitness de proximidad y pequeño formato»

Tras varios años de bache en los que la Gran Recesión también impactó en este mercado, gimnasios, productos dietéticos o gestores de centros deportivos públicos encadenan ejercicios de crecimiento sostenido. El año pasado, el sector de los gimnasios facturó en el conjunto del Estado español (con 3.950 gimnasios en noviembre) un total de 950 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,6% respecto a la cifra de negocio del año anterior, según datos del Observatorio Sectorial DBK de Informa. Unas cifras que consolidan la tendencia de los años 2016 (con un crecimiento interanual del 5,9%) y 2015 (un 6,3% más).

Por encima del PIB 
En el caso del mercado de los productos dietéticos, también el año pasado cerró con una facturación global en España cercana a los mil millones de euros (965 millones de euros frente a los 900 millones de 2016, lo que supone un incremento interanual del 7,2%), y con perspectivas de seguir creciendo a tasas muy por encima del PIB.

Las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del gobierno español para este año son del 2,3%, aunque ha anunciado que subirá la tasa hasta el 2,5% en los próximos Presupuestos Generales del Estado. Frente a estas cifras, la consultora sectorial Informa D&B calcula que, durante el presente año 2018, este mercado de productos dietéticos experimentará un nuevo crecimiento del 6,2%.

Por último, la gestión de centros deportivos públicos (con unas 1.200 instalaciones deportivas públicas gestionadas por empresas privadas en todo el Estado) logró un incremento de su facturación en 2017 del 3,4%, tras crecer un 4,8% en 2016 y un 5% en 2015.

Resurge la medicina estética
Pero no sólo los mercados del ejercicio físico y la alimentación sana viven un crecimiento sostenido en estos últimos años. También determinadas especialidades médicas están en plena efervescencia. «La crisis ha tenido un impacto en todos los sectores, y el wellness, el fitness o la medicina estética se han resentido: la quiebra de Corporación Dermoestética es un ejemplo de ello; pero ahora se está recuperando», explica el tarraconense Frederic Llordachs, cofundador de Doctoralia, una plataforma online que conecta pacientes con profesionales de la salud, líder en el Estado español y América Latina. 

«Hay un auge de los nutricionistas, con un mercado de suplementos alimentarios que mueve millones, y de la dermatología, con toda la industria cosmética», prosigue Llordachs. «Y, por primera vez después de la crisis -añade-,crece la medicina estética , que es cada vez menos un artículo de lujo». En este capítulo se incluye la estética dental, «que cada vez preocupa más, porque esto de tener mejor aspecto y de cuidarse también incluye la salud bucal», prosigue.

Pero alerta sobre esta pujanza de lo saludable y la estética: «Es un signo de los tiempos, en los que todo el mundo quiere ser joven, pero también estamos en tiempos de ‘vendedores de crecepelos’, que abren la posibilidad a engaños, especialmente en Internet; la pastilla de adelgazarse no existe, así que antes que Internet, mejor busca un médico, y eso lo dice alguien como yo, que tiene su negocio en Internet».

«Tras la crisis, el wellness, el fitness o la medicina estética se recuperan»

¿Qué puede haber de burbuja o moda en este mundo de lo saludable? El crecimiento sostenido a lo largo de estos últimos años en España en mercados como el de los centros de fitness está atrayendo una entrada de capital riesgo extranjero en el sector que, según Toni Brocal, presidente de Adecaf, anticipa que «veremos años de cambios». Aunque precisa: «Más que burbuja, lo que tiene que haber es una reordenación, una reconversión de los modelos tradicionales y un reforzamiento de los nuevos modelos, porque han cambiado las reglas del juego».

Tampoco desde esta patronal catalana de los gimnasios creen que el momento de crecimiento que vive el sector responda a una moda. «En estos momentos -explica Toni Brocal, presidente de Adecaf-, cuidarse físicamente responde a hechos culturales y a la propia maduración de las personas, pero no creo que sea una moda pasajera, porque las generaciones del cuidarse son personas para las que ir al gimnasio, preocuparse por la salud y tener hábitos saludables es algo que no les resulta extraño. Además, hay más conocimiento de patologías relacionadas con determinados hábitos de vida».

Retos
¿Cuáles son los cambios que llegan? Para Frederic Llordachs, de Doctoralia, «la moderación como estilo de vida se impondrá; se trata de un estilo de vida saludable, pero en el que no se inventa nada: comer con moderación, dormir las horas, tener unos hábitos de higiene...». Toni Brocal, de la Adecaf, explica que «hay una evolución y maduración del sector, con una demanda que modifica el tipo de centro», y donde lo que llega en el sector de los gimnasios son los «centros de proximidad con un formato más pequeño, con un trato muy personalizado y donde las personas quieren resultados físicos y emocionales».

Pero no todo va de cara para este sector. El cambio del IVA en los gimnasios (del 8% al 21%) supuso un golpe que disparó fenómenos como el de los centros ‘low cost’. Algo que, para Toni Brocal, no necesariamente está vinculado a la coyuntura económica: «Los modelos ‘low cost’ ya estaban antes de la crisis, y lo que hizo el ‘low cost’, del que ahora se habla como ‘low price’, fue abrir los centros de fitness a una franja de mercado nueva».

Queda el reto de la revolución digital, con aplicaciones que amenazan con sustituir a los profesionales de estos centros e incluso a los mismos centros. Toni Brocal no lo ve así: «La tecnología no es algo negativo, sino que está aumentando la masa crítica; es un canal más para cuidar a tu cliente, pero eso implica un cambio de mentalidad del gestor: hay que saber leerlo y estar a la altura».

Claves

Cinco consejos para mantener los buenos propósitos

  • Plantearse objetivos específicos, concretando qué queremos conseguir con detalle y que ello sea medible, para poder evaluar si vamos bien o tenemos que hacer modificaciones para llegar a ello. 
  • Ser realista y tener en mente cuáles son nuestros recursos y limitaciones para alcanzar el objetivo.
  • Tener una fecha límite para alcanzar el objetivo, y dividirlo en metas a corto y largo plazo, para no perder motivación.
  • Evitar la hiperexigencia y el miedo a fallar, porque corremos el riesgo de darnos por vencidos antes de tiempo.
  • Pensar a largo plazo y no dejarse llevar sólo por las recompensas inmediatas en detrimento de las futuras.

Temas

Comentarios

Lea También