Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los mejores países para hacer negocios

¿Quién lidera el ránking mundial en la facilidad para montar una empresa? ¿Dónde es una pesadilla conseguir una conexión eléctrica o un permiso de obras?
Whatsapp

El Reino de España ocupa la 28 posición de 190 en el ranking de economías con mayor facilidad para el desarrollo de la actividad empresarial, según la última edición de The Doing Business Report 2018 que acaba de hacer pública el Banco Mundial. Apenas hace cuatro años, en la edición de 2014, se encontraba mucho más abajo. Concretamente, en el lugar 52 de 189 países. De estar por detrás de Túnez, Perú o Rwanda ha pasado a estar por delante de Francia, Holanda o Japón. ¿A qué se debe esta subida?

«España ha desregulado», explica Juan Antonio Duro, director del departamento de Economía de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y director de la Càtedra d’Economia Local i Regional de la URV. «Y los elementos que se contabilizan en este informe -prosigue Duro- son de reformas estructurales y desregulaciones».

Algo que, en su opinión, es positivo: «La desregulación implica menos costes y más rapidez, y por lo tanto es algo bueno. Parece bastante claro que los países que desregulan más, crecen más. También es cierto que las economías pequeñas son las más fáciles de desregular».
Nueva Zelanda, Singapur, Dinamarca, Corea del Sur y Hong Kong, por este orden, encabezan el ranking de las economías con más facilidades para emprender en esta última edición del Doing Business. Le siguen clásicos como los Estados Unidos y el Reino Unido, en sexta y séptima posición.

'España ha desregulado. La desregulación implica menos costes y más rapidez. Está claro que los países que desregulan más, crecen más'

Y, aunque en el grupo de cabeza hay de todo, es cierto que los ‘pequeños’ no son raros. Sí son excepción, por contra, los más grandes. Para encontrar ejemplos como China o la India, por poner dos gigantes económicos y demográficos, hay que ir hasta las posiciones 78 y 100, respectivamente.

La posición final en este ranking es un indicador, pero los matices son importantes. No todos los países han llegado hasta sus respectivas casillas de la misma manera. En ocasiones, lo han hecho promediando resultados muy dispares. En el caso de España, por ejemplo, la primera posición en el capítulo de ‘comercio transfronterizo’ ayuda a compensar el mal papel en el indicador que evalúa la ‘obtención de permisos de construcción’, donde España ocupa el lugar 123. No mucho mejor es la clasificación en la ‘facilidad para abrir un negocio’, con una puntuación de 86.

La evolución en estos indicadores es dispar. Si, en el informe de 2014 elaborado por el Banco Mundial, España ocupaba la posición 98 en la tramitación de permisos de construcción, ese indicador ha empeorado hasta el puesto 123 actual. Por contra, y pese a encontrarse muy por detrás de otros estados de la Unión Europea, la posición que ocupaba en 2014  en facilidades para arrancar con un negocio (el puesto 142 de 189) ha mejorado notablemente al dispararse hasta ese lugar número 86.

Para Juan Antonio Duro, aspectos como la digitalización, con la utilización de entornos online para la puesta en marcha de trámites y procedimientos, «seguro que han sido transversales en todos aquellos países que han avanzado». Hay otras explicaciones, como la incorporación al espacio Schengen de libre circulación de mercancías, capitales y servicios, así como la pertenencia al euro, que explican en buena parte la posición número uno de diversos estados miembros de la UE (entre ellos, el Reino de España) en ese ‘comercio transfronterizo’.

Al detalle

  • Abrir una sociedad. España ocupa la posición 86 de 190 en ‘facilidad para arrancar un negocio’. El número uno del ranking es Nueva Zelanda. En comparación, España necesita siete procedimientos (en 2014 precisaba diez) y trece días (23 días hace cuatro años) para inscribir una sociedad, frente al procedimiento único y apenas medio día que se necesita en Nueva Zelanda. 
  • Construir un almacén. En España, para lograr construir un almacén se requieren de media 15 procedimientos, entendidos como cualquier interacción de los empleados o el gerente de una empresa con terceras partes. En Dinamarca, el número de interacciones se reduce hasta quedar en siete. Además, tener a punto el almacén es un proceso que en el Estado español toma, de media, 208 días. Frente a eso, los 27,5 días de Corea del Sur.
  • Exportar e importar. Hacer el papeleo para exportar o importar en España toma una hora. Unos tiempos de exportación e importación idénticos en 19 y 30 economías del mundo, respectivamente.

Temas

Comentarios

Lea También