Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los afectados por las huelgas aéreas se disparan

Los perjudicados en España aumentan un 40%. En la UE el número de afectados se multiplica ya por 14 y las posibles indemnizaciones llegarían a 1.700 millones

J.A.Bravo

Whatsapp
Un pasajero reclama en un mostrador de Ryanair durante la huelga de hace unos días. FOTO: EFE

Un pasajero reclama en un mostrador de Ryanair durante la huelga de hace unos días. FOTO: EFE

Este 2018 es ya un ‘annus horribilis’ para el tráfico aéreo en la Unión Europea desde el punto de vista de los perjuicios causados a los viajeros por los retrasos y cancelaciones de vuelos. Y España, uno de los principales destinos turísticos -el segundo del mundo en llegadas (solo por detrás de Francia) e ingresos (el primero es EE UU)-, lo está acusando de manera especial.

La alerta la daba el viernes el primer ejecutivo de uno de los grandes grupos aéreos del continente. Willie Walsh, consejero delegado de IAG -que engloba a Iberia, Vueling  y British Airways-, afirmaba que las huelgas en el sector «están teniendo impacto negativo significativo en la economía y el turismo en España». Se refería de forma especial a los paros de los controladores aéreos franceses, que se han incrementado un 300% respecto a todo 2017.

IAG, junto a Ryanair, Easyjet y Wizz Air -los principales operadores aéreos de bajo coste (’low cost’) de Europa-, denunció por ello a Francia ante la Comisión Europea (CE) a finales de julio, al estimar que «ha infringido los derechos de libre circulación» en la UE.

El motivo: que las autoridades galas han prohibido sobrevolar su territorio durante esas huelgas, lo que ha encarecido los costes de carburante de las aerolíneas al tener que dar rodeos importantes en sus desplazamientos hacia el sur del continente y el Mediterráneo, en especial a España.

El propio Senado francés ha reconocido la responsabilidad del país en uno de cada tres vuelos retrasados en Europa (el 33%), al tiempo que ha reclamado que el derecho de huelga sea «compatibilizado con la obligación de prestar un servicio público».

Es lo mismo que reclaman las aerolíneas que, cansadas ya de sufrir «retrasos y disrupciones significativas», piden incluso que Francia sea condenada por el Tribunal de Justicia de la UE a compensarlesVueling ha sido la que más ha acusado los paros de los controladores franceses, tanto por tener su base en Barcelona como por sus problemas ya recurrentes de exceso de oferta. .

El otro nombre propio con las huelgas es Ryanair. Primero empezaron los paros de pilotos en su base principal de Irlanda, y en agosto se extenderán a otros países donde opera como Bélgica, Suecia, Alemania y Holanda. A finales de julio ya pararon sus tripulantes de cabina en España, Portugal, Italia y Bélgica. Su queja común son las condiciones laborales y los sueldos bajos.

Temas

Comentarios

Lea También