Los comerciantes prevén buenos resultados en el Black Friday

La falta de restricciones en el comercio, sumado al ahorro acumulado durante la pandemia y la gran demanda, son los principales motivos de su optimismo

EFE

Whatsapp
Colas en las tiendas del centro de Tarragona durante la campaña del Black Friday de 2019.  PF/DT

Colas en las tiendas del centro de Tarragona durante la campaña del Black Friday de 2019. PF/DT

Los comerciantes catalanes esperan tener un buen Black Friday este año y, frente «al alarmismo» que hay, no prevén falta de suministros ni para esta fecha ni para la campaña de Navidad, a pesar de que habrá menos descuentos y algunos artículos registrarán subidas de precios.

Los expertos coinciden en decir que no faltarán productos en las tiendas, ni en el Black Friday ni en las fiestas navideñas, a pesar de que puede ocurrir, como pasa cada año, que se agoten los artículos estrellas de cada Navidad o que haya algún modelo concreto, sobre todo de telefonía móvil, que no se encuentre.

El presidente de la Unió d’Eixos Comercials i Turístics Barcelona Oberta, Gabriel Jené, se muestra optimista y cree que este año el Black Friday, que se celebra el próximo 26 de noviembre, será «el pistoletaza de salida de esta situación contenida y de crisis». La falta de restricciones en el comercio y el ahorro acumulado durante la pandemia llevan a Jené a pensar que se superarán claramente las cifras de 2020 y que se podrían batir las de 2019.

El presidente de Barcelona Oberta asegura que la temporada de invierno va «bien» y que la campaña de Navidad, que puede representar entre un 25 y un 50% de las ventas del todo el año, según los sectores, también presenta buenas perspectivas.

Sin problemas de stock

El gerente de la Asociación Española de Centrales de Compra (Anceco), Álvaro Otal, también es tajante al asegurar que no habrá problemas de suministro por el Black Friday, a pesar de los problemas logísticos y los retrasos en el transporte que afectan al comercio mundial. 

Según Otal, los almacenes trabajan con un ‘stock’ de 60 días por el que, aunque en este momento dejaran de llegar mercancías, podrían aguantar dos meses, «con el que incluso está asegurada la campaña de Navidad».  Otal explica que lo que sí podría llegar a pasar es que los comerciantes que han sido más conservadores al proveerse y han esperado a avanzar la campaña, podrían tener problemas de suministro en algún producto concreto, sobre todo en la hora de ofrecer los más demandados este año.

Desde Anceco creen que la del Black Friday será también una buena campaña de juguetes porque «hay mucha demanda latente y se ha hablado tanto de mercados desproveídos que nadie quiere quedarse sin juguetes para Navidad», con lo que es probable que se anticipen estas compras en vez de dejarlas para el mes de diciembre.
El presidente de la asociación de Retailcat, Joan Carles Calbet, también asevera que, excepto casos puntuales, no habrá problemas de desabastecimiento y recuerda que cada Navidad algunos «productos estrellas» se agotan a mediados de diciembre y esto puede pasar «como cada año».

Calbet asegura que hay «un poco de alarmismo», que los productos van llegando, «con retraso, pero llegan», y que quizás pueda haber algún modelo de telefonía móvil que se agote, porque son productos muy solicitados en estas fechas y hay «un cuello de botella entre lo que se fabrica y lo que se pide».

Temas

Comentarios

Lea También