Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los controladores aéreos del Prat convocan huelga

Se quejan de sobrecarga de trabajo y falta de efectivos, aunque no realizarán los paros previstos a partir del 20 de junio si Fomento les ofrece una solución 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Vista general de un avión despegando de la Terminal 1 del aeropuerto de Barcelona-El Prat con la antigua torre de control en primer plano. FOTO: ACN

Vista general de un avión despegando de la Terminal 1 del aeropuerto de Barcelona-El Prat con la antigua torre de control en primer plano. FOTO: ACN

El aeropuerto barcelonés de El Prat, el segundo más grande de España, puede vivir su tercer verano con problemas laborales, retrasos para los pasajeros y cancelaciones de vuelos. Si en 2016 fue por la falta de medios suficientes en la aerolínea de bajo coste Vueling (del grupo IAG), que tiene allí su base, y en 2017 por los paros de los vigilantes encargados del control de viajeros, esta vez los protagonistas serán los controladores aéreos.

Ayer votaron por una mayoría amplia (el 85% de una plantilla de 300 efectivos) realizar paros de 24 horas a partir del 20 de junio próximo, esto es, cuando comienza la temporada alta turística y, por extensión, también la época del año con mayor tráfico aéreo. La huelga no afectaría a la torre sino al centro de control de Barcelona, lo que extendería sus efectos al arco mediterráneo, Baleares y Valencia.

El motivo esgrimido por los controladores para una decisión tan severa es la sobrecarga laboral que sufren en el centro que, según alegan, les está obligando a alargar un día más sus turnos de trabajo y reducir en la misma medida sus descansos. Así, vienen trabajando seis jornadas seguidas y descansan luego dos. Enaire, la sociedad pública que gestiona la navegación aérea y a la vez matriz de la empresa que controla los aeropuertos (AENA), ya ha mostrado su «disposición absoluta al diálogo». Precisa, no obstante, que la plantilla de controladores en Barcelona aumentará en 37 efectivos desde el 1 de agosto.

«Colapso»
El problema, se quejan desde USCA, sindicato mayoritario en ese colectivo, es que la temporada alta empieza antes y es previsible un «colapso». El Prat, de hecho, ha subido un 9,4% su demanda de pasajeros. La convocatoria de huelga aún no se ha registrado, pendientes de si la solución que pueda dar ahora Enaire (que depende del Ministerio Fomento) les parece satisfactoria. En declaraciones a la Agència Catalana de Notícies, Raül Tobaruela, portavoz de la asamblea de controladores aéreos del centro de control del tránsito aéreo de Gavà, explicó que la huelga es «la última opción» y que lo que realmente quieren los trabajadores es «iniciar un diálogo serio y vinculante» con Enaire.

Tobaruela insiste en que «faltan muchos trabajadores» para asumir el aumento de tráfico aéreo que ha habido en los últimos ocho años y vaticina que «es cuestión de tiempo» que el problema llegue a otros puntos del Estado».

Temas

Comentarios

Lea También