Los empleados en ERTE se reincorporan más rápido que los despedidos

El Banco de España destaca la «elevada efectividad» de los expedientes, 
ya que el 70% de los afectados ya trabajan, frente al 40% de los parados

EDURNE MARTÍNEZ

Whatsapp
Un operario limipia los ventanales de un restaurante.foto: cárdenas/efe

Un operario limipia los ventanales de un restaurante.foto: cárdenas/efe

Los ERTE han sido uno de los mecanismos mejor valorados por empresas y ciudadanos para hacer frente a la crisis del coronavirus. El Banco de España considera que han demostrado una «elevada efectividad» a la hora de facilitar la vuelta al empleo. En un informe publicado ayer, revela que los afectados por un ERTE en el segundo trimestre del año (confinamiento estricto) experimentaron una reincorporación al empleo durante el año «muy superior» a la de quienes perdieron su empleo sin más.

Los datos de la EPA analizados por el Banco de España muestran que el 20% del total de los asalariados llegaron a estar cubiertos por un ERTE en el segundo trimestre de 2020, lo que representa cerca de 3 millones de personas. Ya en el primero, cuando la crisis aún no había casi comenzado, un 4% se vieron afectados por este mecanismo. La desescalada permitió reducir del 20% al 5,3% los empleados en ERTE en el tercer trimestre. Y en el cuarto el porcentaje bajó hasta el 4,7%.

Así, el retorno al empleo en el tercer trimestre de los que entraron en un ERTE en el segundo fue muy elevado (casi el 70%), y muy superior al observado entre los no cubiertos por un ERTE (40%). Del resto de trabajadores en ERTE en el segundo trimestre, el 20% siguieron afectados, y el 10% pasaron a una situación de desempleo. En el cuarto, esta probabilidad disminuyó sustancialmente entre los afectados por un ERTE, y quedó levemente por debajo de la observada entre los no cubiertos por estos esquemas.

El Banco de España concluye que la probabilidad de reincorporación al empleo en el tercer trimestre tras quedarse sin empleo en el segundo, fue 30 puntos porcentuales mayor para los trabajadores en ERTE respecto a quienes no estaban amparados por este mecanismo, pero esta diferencia se redujo hasta los 9 puntos para quienes perdieron el empleo en el tercer trimestre. «En conjunto, los resultados muestran una elevada efectividad de los ERTE a la hora de facilitar la vuelta al empleo.

Se trata de un mecanismo mucho más utilizado en esta crisis que en la anterior. Los datos del Banco de España muestran que, de 2009 a 2012, aproximadamente solo el 0,5% de los asalariados se vieron afectados por un ERTE a pesar de que la legislación «era similar a la vigente», pero la naturaleza de la crisis era diferente «porque esta es exógena a las actuaciones de las empresas y tiene un carácter más transitorio que la de 2008», dice el organismo.

Para los meses que vienen, el Banco de España es partidario de mantener las ayudas a las empresas que operan en los sectores más afectados hasta que se supere la crisis sanitaria, pero reclama que esta protección pueda vincularse «de forma más directa a la realización de actividades formativas de los trabajadores afectados que, hasta el momento, ha sido relativamente reducida». Según la información de la EPA, solo el 11% de los trabajadores en ERTE realizaron algún tipo de actividad formativa, un porcentaje que se sitúa por debajo del 14% en el colectivo de los desempleados.

Temas

Comentarios

Lea También