Los emprendedores de confinamiento no son suficientes para mantener el ritmo

La tasa de actividad emprendedora retrocedió en 2020 en Tarragona hasta el 6,65%, casi ocho puntos por debajo de 2019, aunque sigue por encima de la media 

Rafael Servent

Whatsapp
Los emprendedores de confinamiento no son suficientes para mantener el ritmo

Los emprendedores de confinamiento no son suficientes para mantener el ritmo

Los emprendedores de confinamiento, con proyectos nacidos en remoto y a través de herramientas como Zoom o Microsoft Teams durante los meses más duros de la pandemia  de Covid-19 hasta la fecha, no fueron suficientes en 2020 para mantener el ritmo emprendedor en la demarcación de Tarragona.

 La tasa de actividad emprendedora de la demarcación de Tarragona cayó 7,79 puntos en 2020 en relación a 2019, hasta situarse en el 6,65%,

Así se destaca en el último Global Entrepreneurship Monitor (GEM) Catalunya 2020-2021, impulsado por el Departament d’Empresa i Treball y la Diputació de Barcelona, y elaborado por el Institut d’Estudis Regionals i Metropolitans de Barcelona y el Departament d’Empresa de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

En 2020, la tasa de actividad emprendedora (TEA, en sus siglas en inglés) de las comarcas del sur de Catalunya se situó en el 6,65%, tras un descenso de 7,79 puntos respecto a los registros del año anterior. Se trata de la segunda mayor tasa de Catalunya, solo ligeramente por detrás de la de Barcelona (una TEA del 6,86% y 0,28 puntos menos que en 2019) y por delante de las de Girona (5,91% y 1,21 puntos menos) y Lleida (4,38% y 10,22 puntos menos).

Una tasa de actividad emprendedora en Tarragona que se sitúa, a la vez, por encima de la media catalana (6,60%) y española (5,19%), pero no de la europea, que cerró el año 2020 en un 7,45%.

El emprendimiento por necesidad estuvo detrás de buena parte de estos nuevos proyectos

El emprendimiento por necesidad estuvo detrás de buena parte de estos nuevos proyectos. En el último GEM relativo a Catalunya crece significativamente entre las respuestas de los encuestados la motivación reactiva o por necesidad («crear una empresa porque el trabajo escasea»), pasando esta motivación del 16,9% en 2019 al 48% en 2020 para el conjunto de Catalunya. Un emprendimiento de confinamiento que, sin embargo, fue del todo insuficiente para mantener la tasa de actividad emprendedora de 2019.

El notable descenso de la TEA -que refleja el porcentaje de personas entre los 18 y los 64 años que han puesto en marcha una empresa durante el último año sin llegar a pagar salarios más de tres meses (emprendedores nacientes) o que poseen un negocio que ha pagado salarios entre tres y 42 meses (emprendedores nuevos)- es remarcable en el caso de Tarragona, tras liderar este indicador en 2019.

Así, una TEA del 14,44% situaba en 2019 a las comarcas del sur de Catalunya por delante de Lleida (con una TEA del 14,26%), Barcelona (7,14%) y Girona (7,12%), y más de seis puntos por encima de la media catalana, que en 2019 fue del 8,31%. Tras el parón de 2020, está por ver el balance de un 2021 con señales de recuperación, y cómo quedarán las comarcas de Tarragona situadas en el conjunto de Catalunya.

  • Nuevos emprendedores

En el conjunto de Catalunya, las perspectivas son buenas para el emprendimiento. A pesar del contexto de pandemia y la crisis derivada por la Covid-19, sigue creciendo respecto a 2019 el porcentaje de la población que manifiesta la intención de crear una empresa propia en los próximos años.

Este indicador del emprendimiento potencial se situó en 2020 en Catalunya en el 7,9%, con un incremento de 0,2 puntos porcentuales en relación a 2019. En el conjunto de España, por contra, este indicador cayó 1,1 puntos y pasó del 8,1% en 2019 al 7% en 2020. Pero, a pesar de su buena dinámica, Catalunya está lejos todavía de los países de altos ingresos, con un claro margen de mejora. A escala europea, el porcentaje de emprendimiento potencial es del 12,8%, mientras que nivel mundial se sitúa en el 21,6%.

Temas

Comentarios

Lea También