Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía JULI VILAPLANA MONTERO GERENTE DE LA HELADERÍA ‘LA IBENSE’

Los helados nos evocan momentos, recuerdos y personas importantes

Whatsapp
La heladería artesanal está ubicada en Salou desde 1958.

La heladería artesanal está ubicada en Salou desde 1958.

Des de Ibi, un pueblo de Alicante, hasta Buenos Aires o Marrakech pasando por Castellón, Santander y Palma de Mallorca. La familia Vilaplana recorrió medio mundo con sus helados artesanales hasta llegar a Salou en 1958. Ahora, la quinta generación continúa al frente del negocio y mantiene los criterios de tradición y vocación como el primer día. Juli Vilaplana Montero, gerente de la casa heladera La Ibense, explica su evolución.

- ¿Quién fueron los ‘blusas negras’?

- Los Blusas Negras, llamados así por su atuendo, son el origen de nuestra saga familiar. En 1850 un grupo de pioneros empezaron la aventura de vender sorbetes en Gibraltar, uno de ellos fue Don Jose Vilaplana Perez.

- ¿Por qué establecerse en Salou?

- Un buen amigo de nuestro abuelo Julio Vilaplana Miralles empezó a veranear en Salou. Cuando vio el potencial que podía tener como destino turístico avisó a mi abuelo para que viniera a conocer la zona e impactado por lo que vio, quedó convencido de venir a probar suerte.

- ¿Cuál es la clave del éxito en un negocio familiar como el vuestro?

- Como en todos los negocios familiares el extra de cariño que se aporta al negocio porque más allá de una cuenta de resultados está el legado familiar, el orgullo de hacer las cosas bien hechas.

- ¿Cómo conseguís mantener la calidad después de cinco generaciones?

- Manteniendo el concepto de calidad por encima de cualquier otro, muchas veces incluso de la rentabilidad. El producto forma parte de la historia de la empresa, de la tradición por dar lo mejor a nuestros clientes.

- Imagino que a todos en la familia os gusta el helado, ¿cuál es vuestro sabor favorito?

-Efectivamente, a todos nos gusta. El helado muchas veces forma parte de la memoria del paladar, nos evoca momentos, recuerdos y personas.... en ese sentido creo que, a pesar de que estamos obligados a probar el helado todos los días y todos tenemos alguna clase preferida, destacaran siempre la vainilla porque nos recuerda a nuestra abuela y desde que falta mi padre, curiosamente todos nos hemos vuelto adictos a la avellana que era su sabor preferido.

- ¿Cómo combináis innovación con tradición?

- Por una parte, intentando mantener el equilibrio entre las dos en la medida que nos lo demandan nuestros clientes. Por otra, adoptando todas las medidas innovadoras en tecnología siempre y cuando no nos obliguen a sustituir nuestros procesos tradicionales de forma que acaben alterando el resultado final.

- ¿Qué papel juega BBVA en este proceso de actualización?

- BBVA ha sido nuestro banco de referencia desde hace tres generaciones y siempre hemos contado con apoyo en el desarrollo de nuestra empresa.–

Comentarios

Lea También