Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los nuevos impuestos recaudarán 9.700 millones

Los técnicos calculan que la cifra podría llegar hasta los 14.100 millones si se revisa la calidad del gasto público y se eleva el IRPF a las grandes fortunas

Edurne Martínez

Whatsapp
El sindicato de técnicos de Hacienda pide también que se luche contra la elusión fiscal. FOTO: frank rumpenhorst/efe

El sindicato de técnicos de Hacienda pide también que se luche contra la elusión fiscal. FOTO: frank rumpenhorst/efe

El Gobierno de Sánchez lleva un par de semanas anunciando medidas recaudatorias como el impuesto a la banca o a las tecnológicas. Sin embargo, no se ha concretado aún cómo se materializarán estas nuevas tasas ni cuánto se conseguirá reunir con ellas para «aumentar el gasto social».

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha calculado que la recaudación del Estado aumentará, como mínimo, en 9.700 millones. Podría escalar hasta los 14.100 millones si se suman los 2.500 millones por las medidas de ahorro, eficiencia y calidad del gasto público; además de los 1.900 millones por elevar el IRPF a las grandes fortunas.

La idea sería crear un nuevo tramo en la escala de gravamen de la renta general del 22,5% al 26,5% para bases liquidables a partir de 150.000 euros al año, así como el aumento de tipos de la renta del ahorro de los grandes patrimonios.

Tomando como fuente los datos de Gestha a partir del documento ‘Alternativa presupuestaria del PSOE’, por el impuesto de Sociedades, en el que el tipo mínimo subirá al 15% real, se estima recaudar 4.000 millones.

Respecto al impuesto a las empresas tecnológicas, se conseguirían 600 millones según la actualización del Programa de estabilidad 2018-2021, una cifra que diferentes expertos califican de «muy baja» y que Hacienda ya ha confirmado que ese es el «mínimo» que se pretende recaudar. El impuesto a la banca conseguiría para las cuentas públicas 1.000 millones de euros.

La tasa a las transacciones financieras internacionales recaudaría 2.000 millones, y la lucha contra el fraude fiscal podría reunir hasta 1.500 millones.

La tributación medioambiental, en la que se incluye la equiparación del diésel a la gasolina, recaudaría 600 millones. Gestha también calcula que se conseguiría una subida adicional de 2.140 millones si se pasase de una sola vez los 30,70 céntimos por litro actual de impuesto del gasóleo de automoción a los 40,25 céntimos con que se grava la gasolina, pero aplicada de forma escalonada.

Los técnicos de Hacienda consideran que «hay margen» para estas subidas, ya que la brecha de presión fiscal española con respecto a la UE se sitúa anualmente en los 61.798 millones.

Eso sí, desde Gestha piden que antes de subir los impuestos habría que exigir su pago a quienes los eluden, teniendo en cuenta que la economía sumergida en España se estima en un 24,6% del PIB. El gasto social es 48.000 millones inferior a la media europea por culpa del fraude fiscal.

Temas

Comentarios

Lea También