Más de Economía

Los trabajadores en ERTE caen un 17,3% en marzo pero aumentan los autónomos

La mejora del contexto global favorece el incremento de las exportaciones y el número de empresas aumenta en 1.440 negocios

ACN

Whatsapp
Imagen de archivo del Servei d'Ocupació de Catalunya en Tarragona

Imagen de archivo del Servei d'Ocupació de Catalunya en Tarragona

El número de trabajadores en ERTE ha caído un 17,3% mensual en marzo, según el último barómetro de la Cámara de Comercio de Barcelona.

El relajamiento de las restricciones ha provocado un ligero repunte en el mercado de trabajo, con 29.600 ocupados efectivos más respecto a febrero. Por el contrario, se ha registrado un aumento del volumen de solicitudes de prestación presentadas por el colectivo de autónomos, aunque perjudicado por los estragos de la pandemia. Sin embargo, la mejora del contexto global ha favorecido el incremento de las exportaciones, con un aumento anual del 6,4% en febrero impulsado por el sector químico, los bienes de equipo y la alimentación. Asimismo, el número de empresas activas ha crecido en 1.440 en marzo, hasta 224.800 compañías.

La apertura del confinamiento comarcal en marzo ha estimulado la actividad y ha provocado una ligera mejora en el mercado de trabajo. En términos de variación, la caída del empleo se ha moderado en el tercer mes del año y se situó un 7,2% por debajo del nivel del mismo mes del año anterior. Asimismo, marzo ha cerrado con 158.000 trabajadores en ERTE, un 17,3% menos que en febrero y un 71,2% menos respecto al pico registrado en marzo de 2020.

El sector de la movilidad ha mantenido la tendencia de recuperación progresiva iniciada en febrero. Sin embargo, los resultados del transporte público y privado han sido un 40% y un 17% inferiores en comparación con marzo de 2019, respectivamente.

Con todo, la economía española rozó el terreno expansivo en marzo tras mantenerse en contracción desde julio. La mejora de este mes se ha notado tanto en la industria, en expansión desde hace meses, como en los servicios, que se acercan a la estabilidad.

El mes de febrero ha sido positivo para la industria, como muestra el aumento del 1,6% anual del consumo energético. Por el contrario los servicios registraron una caída del 8,3%, similar a la de enero.

El mantenimiento de las limitaciones a la actividad durante febrero ha estancado las ventas al comercio, con unas caídas muy similares a las del mes anterior. El equipamiento personal sigue siendo el más afectado, con un descenso superior al 40% respecto al mismo periodo de hace un año.

Por su parte, el consumo de cemento ha vuelto al terreno negativo a principios de 2021, pero ha moderado la caída interanual en el mes de febrero, hasta el 3,8%. La producción de bienes de equipo no ha levantado cabeza desde el inicio de la pandemia, con una caída anual del 10,7% en febrero.

El turismo sigue siendo el sector más afectado por la pandemia. El número de pasajeros cayó un 89,3% respecto a marzo de 2019. Asimismo, el endurecimiento de las medidas en febrero han dado lugar a una profundización en la reducción de las pernoctaciones catalanas, con una caída del 61,2%.

Temas

Comentarios

Lea También