Lotes navideños de proximidad

Desde Alforja, este distribuidor online ofrece lotes de Navidad para empresas y regalos gastronómicos para particulares con procedencia 100% catalana

Rafael Servent

Whatsapp
Enric Martí Anguera, Jordà Franquet y María José Guerrero en Cal Fava, en Alforja, junto a algunos de sus productos. Foto: Òscar Borràs - Cedida

Enric Martí Anguera, Jordà Franquet y María José Guerrero en Cal Fava, en Alforja, junto a algunos de sus productos. Foto: Òscar Borràs - Cedida

Avellana ribeta de Alforja, vino DO Mont-sant y DOQ Priorat, aceite de oliva virgen extra DO Siurana, queso de cabra artesano de Albió, pastissets de Rasquera, olivas arbequinas del Priorat, arroz DOP Delta de l’Ebre, menjar blanc de Reus, almendra marcona del Camp de Tarragona... Son algunos de los productos que comercializa Rebost Català desde Alforja (Baix Camp) en forma de regalos gastronómicos para particulares y lotes navideños para empresas. Productos inequívocamente ligados al Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre, pero que no van solos.

El nombre de Rebost Català es una declaración de intenciones que Jordà Franquet (26 años, Alforja), impulsor de este proyecto, resume así: «Queremos dar a conocer a la gente de Catalunya los productos gastronómicos hechos en Catalunya».

Uno de los lotes que ofrecen en Rebost Català. Foto: Òscar Borràs - Cedida

Para ello, en los lotes que elabora este comercio electrónico hay desde paletillas de cerdo de la raza catalana Ral d’Avinyó, en el Bages, hasta conservas de pescado del Maresme, pasando por embutidos artesanos o ratafia del Pallars Jussà. Su catálogo abarca toda la geografía catalana, con medio centenar de productores y más de cien referencias de producto.

Acompañan en este proyecto a Jordà Franquet, como socios, Enric Martí Anguera (35 años, L’Aleixar) y María José Guerrero (27 años, Alforja), que desde un pequeño almacén en el centro de Alforja y una nave a las afueras del municipio gestionan la recepción de los productos que reciben de toda Catalunya para darles forma de cajas de regalo gastronómico y lotes de Navidad para empresas.

«Hay muchos productos de aquí muy buenos y más baratos que los de fuera» (Jordà Franquet)

Como otros tantos proyectos emprendedores que han visto la luz en estos últimos meses, la idea surgió en pleno confinamiento tras el estallido de la pandemia de Covid-19. «Vi que mucha gente de las ciudades -explica Jordà Franquet- no tenía ni idea de que al lado de casa tenemos productos que son buenísimos, y no necesariamente caros: hay muchos productos de aquí que son muy buenos y más baratos que los de fuera».

Tras un periodo de maduración, este ingeniero industrial y MBA por la Universitat Rovira i Virgili decidió emprender, junto a sus socios, este proyecto que busca contribuir a la difusión y conocimiento entre los consumidores catalanes de productos gastronómicos de proximidad. «En el Camp de Tarragona -explica- hay más de 300 bodegas, y muy poca gente lo sabe».

«En todos los casos de los productos que incluimos en nuestras cajas -prosigue- hemos ido personalmente a conocer al productor, porque nuestro objetivo es darle a conocer». Tejida ya esta red de productores (donde caben tanto pequeños como grandes, siendo el único requisito que el producto sea 100% catalán), su primer cliente llegó a principios del pasado verano.

«Queremos dar a conocer a la gente de Catalunya los productos gastronómicos hechos en Catalunya» (Jordà Franquet)

Hasta ahora, todas sus ventas se han centrado en la línea de negocio de los regalos gastronómicos, aunque «donde esperamos conseguir más ventas es con la campaña de Navidad con empresas», explica Jordà Franquet. 

Con precios de venta que van desde los 23 euros por un lote de 10 productos a los 125 euros por otro con 20 productos (entre ellos, una paletilla de cerdo), en grandes pedidos (a partir de 300 euros) son ellos mismos quienes se encargan de la distribución por toda Catalunya, mientras que para pedidos al por menor delegan esa tarea en empresas de mensajería. Su próximo objetivo es poner en marcha una tercera línea de negocio, con «productos para el día a día».

Temas

Comentarios

Lea También