Más de un millón de negocios piden saber cómo serán las nuevas ayudas

Reclaman más celeridad al Gobierno después de que las pymes hayan reducido un 20% sus ventas y un 10% sus empleados tras un año de crisis

L. PALACIOS/J.M. CAMARERO

Whatsapp
Los empre-sarios no tienen claro si el montante de las nuevas ayudas anunciadas será suficiente debido a las pérdidas que acumulan.foto: efe

Los empre-sarios no tienen claro si el montante de las nuevas ayudas anunciadas será suficiente debido a las pérdidas que acumulan.foto: efe

Los empresarios siguen esperando que el Gobierno aclare en qué consistirá su plan de ayudas de 11.000 millones, anticipado por el presidente, Pedro Sánchez, el miércoles en el Congreso. Aunque celebran conocer esa cuantía, muestran su preocupación por no saber cómo se van a implementar. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, estima que son 1,1 millones las empresas y autónomos que necesitan estas ayudas, que son las que tienen a algún trabajador en ERTE o los profesionales por cuenta propia que llevan meses cobrando el cese de actividad.

Sánchez lanzó el dato sin dar más detalles de un plan en el que lleva varias semanas trabajando el Ministerio de Economia junto con la banca. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, se limitó a apuntar ayer que el Ejecutivo debe «seguir protegiendo y manteniendo lo logrado con ayudas directas que se vayan orientando a la protección, el refuerzo y la solvencia de las empresas», de cara a las «duras semanas» que aún quedan de pandemia.

Pero Calviño no aclaró si parte de ese plan de apoyo serán cheques a los empresarios o quitas de deuda avalada por el ICO durante 2020. En su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso manifestó que «las comunidades cuentan con la financiación suficiente para dar ayudas a las empresas en sus territorios».

Entre los sectores más afectados, el del turismo pide celeridad y claridad. El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal, exigió que el Gobierno concrete el fondo de ayudas, pues aún no se sabe «de qué se trata» y no tiene «ni nombres ni apellidos».

La otra gran pregunta que se hacen los empresarios es si serán suficientes estos 11.000 millones anunciados por el Ejecutivo. La cantidad ya es de por sí inferior a lo que piden los sectores de la hostelería y el comercio. Ambos reclamaron recientemente 12.500 millones en «ayudas compensatorias directas y urgentes» para poder sobrevivir, ya que cifran en más de 82.000 millones las pérdidas que acumulan en los once meses de pandemia. Lo que quieren los hosteleros es que el Gobierno les entregue un cheque a modo de indemnización por los daños causados por las restricciones.

Se trata, a su vez, de una cantidad muy inferior a los 50.000 millones que reclamó recientemente Josep Sánchez Llibre, el presidente del Foment del Treball. Por su parte, el presidente de los autónomos, Lorenzo Amor, exige que las ayudas no se conviertan en «experimentos» y sean «compensaciones para los sectores que les han obligado a cerrar su negocio y limitar su actividad».

El balance que dejan los meses de crisis es demoledor, sobre todo para las pymes. La pandemia redujo la facturación de las empresas de menos de 49 trabajadores casi un 20% el año pasado (frente a la media del 16%) y el empleo un 10% (un 8,6% en el conjunto de las empresas). En el caso de la hostelería, el retroceso de las ventas fue del 45,5%, y del 35% en el caso del empleo, según el Banco de España.

Temas

Comentarios

Lea También