Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más del 45% de los trabajadores cobra menos de 1.310 euros al mes

La brecha salarial se reduce ligeramente. Aún así ellas ganan de media 5.793 euros menos

Lucía Palacios

Whatsapp
Imagen de un grupo de personas trabajando en una oficina

Imagen de un grupo de personas trabajando en una oficina

Pese a la mejora de la economía, no es solo que la remuneración de los trabajadores apenas crezca en estos últimos años, sino que incluso merma.

Así ha sucedido con el salario más frecuente, que en 2016 retrocedió un euro para situarse en los 16.497,4 euros brutos al año, es decir, que el sueldo más habitual en España ascendió a 1.178,3 euros mensuales repartidos en 14 pagas, según la Encuesta de Estructura Salarial difundida este martes por el INE. 

En realidad, los empleados ganaron casi lo mismo que un año atrás, pero su poder adquisitivo sí se vio reducido de forma más significativa al haber cerrado la inflación en un 1,6%.

En definitiva, que si uno se sitúa a comienzo de la década, el sueldo más frecuente apenas ha subido ocho euros. Solo ocho euros en seis años, lo que viene a ser una entrada de cine. Y ni eso, puesto que aquí hay que descontar impuestos, cotizaciones y demás.

Si en lugar de tomar como referencia la remuneración más frecuente se toma la media, en este caso el salario sí ha crecido, aunque apenas dos décimas para situarse en 2016 en los 23.156,3 euros brutos al año.

Un incremento insuficiente para hacer frente a la evolución de los precios, que se elevaron un 1,6%, por lo que en realidad el trabajador medio ha perdido 1,4 puntos de capacidad de compra.

La brecha, más de 6.600 euros

La diferencia entre el sueldo medio y el más habitual, que supera los 6.600 euros, se debe a que hay pocos trabajadores con remuneraciones altas, pero, sin embargo, influyen notablemente en el salario medio, según explica el propio INE en su nota de prensa.

De hecho, cabe resaltar que aumenta el número de personas asalariadas que ganan menos de dos veces el salario mínimo interprofesional (SMI), es decir, menos de 18.345 euros anuales (o bien menos de 1.310 euros al mes en 14 pagas), que pasan de representar el 44,9% en 2015 al 45,7% en 2016. 

Lo que sí se ha reducido es la brecha salarial, que ha pasado del 22,8% en 2015 al 22,3% en 2016. Es decir, mientras la ganancia media de los hombres ascendió a 25.924,4 euros brutos al mes en 2016 (tras bajar 70 euros), las mujeres cobraron 20.131,4 euros brutos de media (tras subir 80 euros), por lo que ellas ingresaron 5.793 euros menos.

Esta diferencia se reduce si se consideran puestos de trabajo similares (misma ocupación, tipo de contrato, tipo de jornada...), tal y como destaca el organismo estadístico.

Pero la desigualdad se pone también de manifiesto en la proporción de hombres y mujeres que hay en las franjas salariales altas y bajas. En este sentido, mientras que el 17,8% de las mujeres tuvo ingresos salariales menores o iguales que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2016, el porcentaje de hombres se reduce a más de la mitad: un 7,8%.

Por el contrario, si se tienen en cuenta las remuneraciones más elevadas, el 9,8% de los hombres presentó unos salarios cinco veces o más superiores al SMI, justo el doble que mujeres (4,9%).

Y si la brecha salarial por género disminuyó en 2016, la que existe a consecuencia de la edad -a mayor antigüedad y experiencia mejor remuneración- aumentó.

Así, el mayor descenso salarial se dio entre los menores de 20 años, que vieron cómo se redujo su ganancia media un 4,6% hasta los 7.182 euros brutos al año, es decir, ni siquiera cobran el salario mínimo interprofesional, que supera los 10.300 euros en 2018. 

Temas

Comentarios

Lea También