Mercedes-Benz recibe la primera homologación internacional de un sistema de conducción autónoma

Mercedes-Benz es la primera empresa automovilística del mundo que cumple los exigentes requisitos legales de la norma UN-R157 para un sistema de conducción autónoma de nivel 3.

Contenido ofrecido por APMC

Whatsapp
Permitirá conducir en modo condicionalmente automatizado a velocidades de hasta 60 km/h.

Permitirá conducir en modo condicionalmente automatizado a velocidades de hasta 60 km/h.

La Autoridad Federal Alemana de Transporte por Carretera (KBA) ha concedido la homologación del sistema sobre la base de la norma de homologación técnica UN-R157, allanando así el camino para ofrecer dicho sistema a nivel internacional, siempre que la legislación nacional lo permita. Alemania ha asumido un papel pionero en este sentido con la apertura de la Ley de Tráfico (StVG) para los sistemas de conducción autónoma de nivel 3 en 2017. Por este motivo, los primeros clientes podrán comprar un Clase S con DRIVE PILOT en el primer semestre de 2022, lo que les permitirá conducir en modo condicionalmente automatizado a velocidades de hasta 60 km/h en situaciones de tráfico denso o congestionado en tramos de autopista adecuados en Alemania.

El equipamiento especial DRIVE PILOT descarga al conductor y le permite realizar tareas auxiliares en la pantalla central, como comprar en línea o gestionar correos electrónicos gracias al sistema In-Car Office. La homologación del sistema también se aplica al EQS.

"Llevamos muchos años trabajando para hacer realidad nuestra visión de la conducción autónoma. Con este sistema basado en LiDAR, hemos desarrollado una tecnología innovadora para nuestros vehículos que ofrece a los clientes una experiencia de conducción única y lujosa y les da lo que más importa: el tiempo. Con la aprobación de las autoridades, hemos logrado un gran avance: somos el primer fabricante que pone la conducción automatizada condicionada en la producción en serie en Alemania", dice Markus Schäfer, miembro del Consejo de Administración de Daimler AG y Director de Tecnología responsable de Desarrollo y Compras de Mercedes-Benz AG. "Con este hito, demostramos una vez más nuestro trabajo pionero en la conducción automatizada y también iniciamos un cambio radical de paradigma. Por primera vez en 136 años de historia de la automoción, el vehículo asume la tarea de conducción dinámica en determinadas condiciones. Al mismo tiempo, nos complace que Alemania siga siendo pionera en la conducción autónoma con esta homologación."

La normativa de homologación técnica con la que se puede certificar dicho sistema no entró en vigor hasta principios de 2021. Desde entonces, se puede implantar en Europa, una oportunidad que Mercedes-Benz aprovechó, siendo el primer fabricante en hacerlo. Con la apertura de la Ley de Tráfico (StVG) para los sistemas de conducción autónoma de nivel 3 en 2017, Alemania fue el primer país en crear una base legal para el uso de estos sistemas.

Mercedes-Benz está ofreciendo inicialmente DRIVE PILOT en 13.191 kilómetros de autopista en Alemania. Ya se están realizando extensas pruebas de este sistema en otros países como Estados Unidos y China. Tan pronto como exista un marco legal nacional para el funcionamiento de este tipo de sistema en otros mercados, la tecnología se irá extendiendo progresivamente.

DRIVE PILOT también tiene que hacer frente a situaciones de tráfico inesperadas

En los tramos de autopista adecuados y en los que la densidad de tráfico es elevada, el DRIVE PILOT puede ofrecer la posibilidad de asumir la conducción, inicialmente hasta la velocidad legalmente permitida de 60 km/h. Los mandos necesarios para activarlo se encuentran en el aro del volante, a la izquierda y a la derecha, sobre los huecos para los pulgares. Cuando el conductor activa el DRIVE PILOT, el sistema controla la velocidad y la distancia, y guía el vehículo sin esfuerzo dentro de su carril. El perfil de la ruta, los acontecimientos que se producen en ella y las señales de tráfico se tienen en cuenta de forma correspondiente. El sistema también reacciona ante situaciones de tráfico inesperadas y las gestiona de forma autónoma, por ejemplo, mediante maniobras de evasión dentro del carril o maniobras de frenado.

Con sensor LiDAR y sistemas simultáneos

DRIVE PILOT se basa en los sensores de entorno del paquete de asistencia a la conducción y comprende otros sensores que Mercedes-Benz considera indispensables para una conducción segura y condicionalmente automatizada. Entre ellos se encuentran el LiDAR, así como una cámara en la luneta trasera y micrófonos, especialmente para detectar las luces azules y otras señales especiales de los vehículos de emergencia, así como un sensor de humedad en el hueco de la rueda. Además de los datos de los sensores, el DRIVE PILOT recibe información sobre la geometría de la carretera, el perfil de la ruta, las señales de tráfico y los eventos de tráfico inusuales (por ejemplo, accidentes u obras en la carretera) desde un mapa digital en alta definición. Esto se pone a disposición y se actualiza a través de una conexión backend. La Clase S con el DRIVE PILOT opcional dispone además de sistemas adicionales de dirección y frenado, así como de un sistema eléctrico de a bordo, de modo que sigue siendo maniobrable incluso si falla uno de estos sistemas y puede garantizarse el relevo seguro del conductor.

Si el conductor no recupera el control, incluso después de un requerimiento cada vez más urgente y de la finalización del tiempo de toma de posesión, por ejemplo, debido a un problema grave de salud, el sistema frena el vehículo hasta detenerlo de forma controlada y con una deceleración adecuada. Al mismo tiempo, se encienden las luces de emergencia y, una vez que el vehículo se ha detenido, se activa el sistema de llamada de emergencia de Mercedes-Benz y se desbloquean las puertas y las ventanillas para facilitar el acceso al interior a los posibles socorristas.

Sistema de posicionamiento de alta precisión

La máxima prioridad de Mercedes-Benz a la hora de introducir un sistema de este tipo es la seguridad, que incluye altas exigencias de fiabilidad operativa. La ubicación exacta de la Clase S se determina mediante un sistema de posicionamiento de gran precisión. Éste es mucho más potente que los sistemas GPS convencionales. Además, los datos obtenidos de la navegación por satélite se cotejan con los datos de los sensores y los datos de un mapa HD. Los datos de los sensores recogidos por el LiDAR, la cámara, el radar y los sensores ultrasónicos pueden ser, por ejemplo, información sobre la geometría de la carretera, las características de la ruta, los puntos de referencia o las señales de tráfico.

El mapa HD proporciona una imagen tridimensional de las calles y el entorno. Los datos cartográficos se almacenan en centros de datos backend y se actualizan constantemente. Cada vehículo almacena también una imagen de esta información cartográfica a bordo, la compara constantemente con los datos de backend y actualiza el conjunto de datos locales si es necesario. De este modo, el mapa HD ofrece un posicionamiento estable mediante una representación del entorno independiente, por ejemplo, de los efectos de las sombras o de un sensor sucio. También proporciona información sobre la geometría de las carreteras o sobre acontecimientos especiales del tráfico, como las obras. Este mapa de alta precisión se diferencia de los mapas para dispositivos de navegación, entre otras cosas, por su mayor precisión en el rango de centímetros en lugar de metros y su modelo detallado de intersecciones y vías.

Una potente unidad de control central proporciona las sofisticadas funciones de software necesarias para la conducción autónoma. En el marco de la moderna arquitectura de seguridad, los algoritmos importantes se calculan de forma repetida

Conducción automatizada en tramos de autopista adecuados donde la densidad de tráfico es alta

Durante el trayecto de conducción autónoma, DRIVE PILOT permite al conductor despreocuparse del tráfico y centrarse en determinadas actividades secundarias, ya sea comunicarse con sus compañeros a través de In-Car Office, navegar por Internet o relajarse viendo una película. En el modo DRIVE PILOT, se pueden activar aplicaciones en la pantalla central integrada del vehículo que, de otro modo, estarían bloqueadas durante la conducción.

Temas

  • motor
  • mercedes benz
  • apmc
  • KBA

Comentarios

Lea También