Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

Montoro propone ahora prohibir por ley nuevas amnistías fiscales

Aunque el ministro de Hacienda y Función Pública ha defendido su amnistía fiscal del 2012, ahora propone modificar la ley para prohibirlas en un futuro

Colpisa

Whatsapp
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública

Desde que el pasado 8 de junio el Tribunal Constitucional anulara la amnistía fiscal aprobada en 2012 el Gobierno ha defendido con uñas y dientes esa medida alegando la "urgencia" de la situación económica o los beneficios de aflorar 40.000 millones de rentas ocultas. Unos argumentos que este miércoles el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, mantuvo durante casi una hora de comparecencia en el Congreso. Sin embargo, eso no impidió que lanzara una propuesta para modificar la ley y "prohibir las regularizaciones extraordinarias" en el futuro. En su opinión, hay un "consenso amplio" para ello. "Creo que es algo que no nos gusta a nadie", explicó sobre estas declaraciones tributarias especiales.

Una iniciativa que, sin embargo, fue acogida con escepticismo por los grupos parlamentarios. De hecho le recordaron al titular de Hacienda que hasta ahora el PP ha votado en contra de esa medida cuando se ha planteado. Pero la rotundidad del fallo del Constitucional, tomado por unanimidad y en el que se hacen repetidos reproches al Gobierno por esa regularización, parece que ha hecho mella en el Ejecutivo. En cualquier caso, la propuesta fue aprovechada por el PSOE para reclamar que se publiquen los nombres de los 31.000 contribuyentes que se acogieron a la amnistía y ofreció el respaldo de sus 84 diputados para ello, un guante que no fue recogido por Montoro. Asimismo, el portavoz socialista Julián López reprochó al ministro que apuntara a que dirigentes del PSOE se acogieron a la regularización.

Más allá de los reproches, Montoro también adelantó que tras la aprobación de los Presupuestos de 2017 el Gobierno pondrá en marcha un decreto para una "convocatoria extraordinaria" de oferta de empleo público y reforzar la plantilla de trabajadores de la Agencia Tributaria dedicados a la lucha contra el fraude.

Antes de enunciar estas propuestas para calmar las críticas de la oposición y a las peticiones de dimisión realizadas por PSOE y Podemos, el ministro repasó la situación económica "casi inviable" de España en 2012 para justificar la aprobación de la amnistía. Asimismo, resaltó que esa medida permitió aflorar rentas ocultas "que ahora siguen tributando" y generó unos ingresos de 1.200 millones (la mitad de lo previsto).

Montoro también rechazó que la regularización de 2012 buscase legitimar a los defraudadores ni "abdicar" -palabra utilizada por el Constitucional en su sentencia- en materia de lucha contra el fraude. Así, insistió en que la regularización "no borra delitos". A su juicio es lo contrario e insistió que la medida permitió "sacar rentas de la sombra y ponerlas al alcance de la Agencia Tributaria y la justicia". En este sentido, afirmó que desde 2013 se han incluido a los contribuyentes de la amnistía en un plan de control para la posible utilización fraudulenta de ese procedimiento o de la declaración de bienes en el extranjero, el denominado modelo 720.

Hasta 138.000 residentes en España declararon bienes en el exterior por un valor de 91.000 millones

Así, recordó que 138.000 residentes en España declararon bienes en el exterior por un valor de 91.000 millones (incluyendo lo regularizado en la amnistía). Asimismo, Montoro resaltó que la Agencia Tributaria ha realizado 10.990 actuaciones inspectoras a declarantes del modelo 720 que ha permitido aflorar una deuda de 1.947 millones que tienen que abonar y que se han liquidado 971 millones. Por su parte, se investigó a otros 3.941 declarantes de la amnistía con 279 millones deuda instruida de la que se ha liquidado 212 millones. Por último, otros 2.544  declarantes conjuntos (acogidos a la amnistía y modelo 720) que han aflorado 187 millones ya liquidados de 143 millones.

Montoro también subrayó en que la amnistía también ha producido efectos positivos en la recaudación tributaria al ensanchar las bases imponibles. Así, resaltó que en el Impuesto de Patrimonio, mientras que en el periodo 2007-2015 en su conjunto la base imponible se redujo un 32% (pasó de 514.000 millones hasta 350.000 millones) el patrimonio de los acogidos a la amnistía aumentó un 82,30% (de 28.000 millones a 52.000 millones). Por su parte, los contribuyentes del modelo 720 aumentaron su declaración de bienes en el extranjero un 78,6% su declaración de patrimonio (de 61.000 millones a 109.000 millones). En el caso de contribuyente de ambos modelos (amnistía y bienes en el exterior) se ha duplicado al pasar de 23.800 millones en 2007 a 46.000 en 2015.

Al menos el 11,5% de los acogidos a la amnistía fiscal sigue defraudando

Sin embargo, este miércoles  el Sindicato de  Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) denunciaron que al menos el 11,5% de los acogidos a la amnistía fiscal "han continuado defraudando una vez regularizada su situación con Hacienda", lo que supone el porcentaje más elevado de fraude dentro de todos los grupos de contribuyentes que hay en España. Además, criticaron que en las investigaciones realizadas también se ha detectado que 705 personas acogidas a la amnistía "tienen indicios" de haber blanqueado capitales.

Temas

Comentarios

Lea También