Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"No es la tecnología la que marca las diferencias, sino las personas"

Entrevista a Araceli Camacho, ingeniera industrial especializada en ecosistemas de innovación para el cambio en las organizaciones

Rafael Servent

Whatsapp
Araceli Camacho. Foto: Alba Mariné

Araceli Camacho. Foto: Alba Mariné

Araceli Camacho es ingeniera industrial por la escuela técnica superior de ingenieros industriales de Barcelona, especializada en organización industrial e investigación operativa, además de PDD por la escuela de negocios Iese. Residió varios años en los EEUU, donde colaboró en startups dentro del ecosistema de innovación del MIT, desarrollando su interés por cómo los ecosistemas conducen el cambio.

Sus investigaciones y áreas de interés van desde la inteligencia artificial, la neurociencia, la psicología, las redes, la sociología y el desarrollo organizacional. Fundadora de Atticum, una startup de consultoría que asesora a empresas e instituciones en cómo transformar y desarrollar sus culturas para innovar, adaptarse y tener impacto, estuvo recientemente en Fira de Reus, donde participó como ponente en la segunda edición del ‘Motivation Day’.

¿Qué es digitalizar la empresa?
Cada vez hay más tecnología, muy poderosa y potente, surgiendo y desarrollándose, como la Inteligencia Artificial, la Internet de las Cosas o el Blockchain, que quizás está más de capa caída, pero que es importante, que aplicada a industrias y empresas nos permite repensar el modelo de empresa.

¿En qué sentido?
En esencia, en la manera de captar valor. Facebook, por ejemplo, es una empresa casi de noticias, pero la manera de captar valor es muy diferente. El entorno cambia muy rápido, y las empresas están pensadas para crecer en eficiencia, pero no para crecer en rapidez. Es decir, en aprender rápido. Porque no es la tecnología lo que marca las diferencias, sino las personas.

"Las empresas están pensadas para crecer en eficiencia, pero no para crecer en rapidez"

¿Qué personas marcan esa diferencia?
El entorno cambia y cada vez lo hace más rápido. La clave no es cómo aplicamos esta tecnología, porque no nos tenemos que volver locos con la tecnología, sino cómo creamos equipos de innovación, empresas con propósito, saludables. Cómo creas entornos que permitan innovar sin estresarse, pero sin dormirse. Cómo se crean entornos para ir ágil sin estancarse. Es el caso de Amazon, por ejemplo, que constantemente lanza nuevos proyectos. Y esos proyectos muchas veces no funcionan, no tienen ningún éxito, pero aprenden constantemente de esos fracasos.

Amazon puede permitirse fracasar en cadena. Una pyme, en cambio, tendrá que seleccionar muy bien qué intenta, ¿no?
¡Ya, pero es que Amazon era una pyme cuando empezó! En el año 94, Amazon era una pyme. Y es esta mentalidad de aprender rápido la que la ha hecho crecer. Pero en el caso de una pyme, como dice usted, quizás has de medir un poco más.

"Equivocarse está mal visto, pero el error es parte del aprendizaje"

Cuando era pyme, Amazon midió. Empezó con libros y se centró en eso, nada de hacer inventos...
¡Pero es que sí que inventaron! Desde sus inicios pusieron en marcha un sistema de recomendación de libros automático, que al principio era muy inferior a las recomendaciones de libros que hacían los libreros, y luego se expandieron a vender música y más cosas, abrieron un marketplace... La clave está en cómo la cultura de la empresa empieza a gestionarse para crear estos entornos más dinámicos y ágiles, donde aprendemos a captar valor de forma diferente. Y para hacer esto hay que crear dentro de la empresa una cultura determinada, involucrando a la gente.

¿Cómo?
Trabajando mucho el propósito de la organización, alineando a la gente con proyectos, creando un ecosistema de aprendizaje, prototipando mucho y equivocándose. Equivocarse está mal visto, pero el error es parte del aprendizaje. Es ese modelo iterativo que desarrollan las startup.

Dice que las personas están por delante de la tecnología, pero habrá que estar atentos a determinadas tecnologías, ¿no?
Para mí, la primera hoy es la Inteligencia Artificial. Hay que estar atentos a todo, pero creo que la Inteligencia Artificial se está desarrollando muy y muy rápido, no sólo en los EEUU, sino también en China. Y son los algoritmos, pero también buscar aplicaciones en las empresas.

"Hay que estar atentos a todo, pero creo que la Inteligencia Artificial es lo primero hoy" 

¿Puede poner ejemplos, y que no sean con Google ni Netflix? ¿Con pymes normalitas?
Se está utilizando para muchas cosas. Para chatbots, análisis de datos, para estudiar el comportamiento de cómo la gente compra y se comporta, para traducción instantánea, visión artificial... Más que ver cómo aplicas esta tecnología, creo que si empiezas a movilizar a tu equipo, esta cultura dentro de la empresa, las aplicaciones llegarán.

¿Y si decido esperarme y ver cómo evoluciona la cosa?
Cada empresa es diferente, pero no veo otra opción que hacerlo. Si tú no empiezas a trabajar esta cultura, irás mucho más lento en llevar a cabo cualquier iniciativa, y la gente preferirá ir a trabajar a otro entorno para captar talento.

"El cambio en la empresa empieza por un grupito pequeño y se va extendiendo"

¿Dónde empieza el cambio? ¿Desde la dirección de la organización, todos a la vez, con un grupo reducido...?
Los de arriba tienen que estar convencidos, eso está claro. Si no creen en ello... Luego, depende del tipo de empresa, pero si es medianita, se empieza con un grupito pequeño y se va extendiendo.

¿Cuánto puede tardar?
No es un cambio que termina. Es ver cómo haces para ir cambiando constantemente. Es ver cómo creas esta agilidad. Empezando poco a poco, con un grupo reducido de personas convencidas, aprovechando la fuerza de los intraemprendedores que hay en las empresas, que tienen ganas, que actúan como catalizadores, y que vaya creciendo.

Temas

Comentarios

Lea También