Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"No hace falta tener solo millenials para cambiar el mundo, sino transformar procesos"

Guayente Sanmartín, vicepresidenta de HP y directora general del negocio global de Impresión en Gran Formato, con sede en Sant Cugat del Vallès

Rafael Servent

Whatsapp
Guayente Sanmartín en La Riera de Gaià. Foto: Fabián Acidres

Guayente Sanmartín en La Riera de Gaià. Foto: Fabián Acidres

Guayente Sanmartín es vicepresidenta de HP y directora general del negocio global de HP en Impresión de Gran Formato. Junto al negocio de la impresión 3D, es el gran activo de HP en su centro global de I+D+i en Sant Cugat del Vallès. Desde allí, esta ingeniera en Telecomunicaciones por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y PDD por la escuela de negocios Iese dirige todo el negocio global de HP orientado al sector publicitario, la arquitectura y las pymes de reprografía. Recientemente estuvo en La Riera de Gaià, invitada por Habitat Cluster Barcelona (HCB), para participar en la jornada sobre ‘Transformació Digital als negocis de l’Hàbitat’, donde pronunció la charla titulada ‘Exponential Organisations: com fer créixer el teu negoci de forma exponencial a partir de la innovació disruptiva’.

¿Si no es disruptiva, la innovación ya no nos sirve? ¿Todos hemos de inventar el iPhone?
Totalmente de acuerdo en que no. Por supuesto, no todas las innovaciones son disruptivas. Hay unas más orgánicas, continuistas... y luego están las disruptivas, que cuando las ves tienes claro que son un cambio. El iPhone, cuando lo ves, es un antes y un después.

"No todas las compañías, ni todos los años, pueden tener una innovación disruptiva"

¿Tienen que asumir las empresas que no todas van a inventar un iPhone?
Es verdad que no todas las compañías, ni todos los años, pueden tener una innovación disruptiva. Sin embargo, el deseo de hacerlo tiene que ser un objetivo de la empresa. En los últimos 25 años, con HP hemos hecho dos negocios nuevos; no lo hemos hecho cada año. La disrupción tiene que ser un deseo, tanto en las grandes como en las pequeñas empresas.

¿Pymes disruptivas?
Por supuesto. WhatsApp, Instagram... las grandes empresas de ahora han empezado en empresas pequeñísimas, y el conglomerado de startups que vemos hoy es un ejemplo de que el tamaño no importa.

"Ninguna gran empresa estará aquí en 25 años si no cambia la manera en que trabaja"

¿Y al revés? ¿Pueden ser disruptivas multinacionales con estructuras enormes y décadas de historia?
Todas las empresas que llevamos mucho tiempo en el mercado tenemos ese reto. Y la que no lo haga, no sobrevivirá. Ninguna estará aquí dentro de 25 años si no cambia la manera en que trabaja. No hace falta tener solo millenials para cambiar el mundo, sino transformar procesos para cambiar la compañía.

¿También en sectores clásicos que no se prestan a tener una mesa de ping pong en la oficina?
También. O esas empresas se transforman, o morirán. Las de cortinas, por ejemplo: pues podrán hacer personalización.

Aquí en Montblanc tenemos una empresa de cortinas así. Se llama Kriskadecor...
Claro, hay muchos ejemplos. Y la empresa pequeña, que te crees que no puede, pues puede.

"Antes, la pieza la imprimíamos en papel; ahora la tienes en la mano"

Desde Sant Cugat del Vallès, HP lidera la tecnología de impresión 3D y la fabricación aditiva. ¿Cómo llegaron a eso?
La vida de HP es transformarse. Y lo hace con las ideas transformadoras que dan los equipos. En Sant Cugat, todo el proceso de impresión sostenible en gran formato y de impresión 3D ha nacido de dentro, a partir del conocimiento interno y de los clientes. ¿Por qué surge el 3D? Pues porque en la impresión en gran formato vendemos, entre otros clientes, a ingenieros de fabricación. Pero de repente, esos ingenieros, con la digitalización, dejaron de imprimir. Y de ahí surgió la impresión 3D. Antes, la pieza la imprimíamos en papel. Ahora la tienes en la mano. Y todo eso a partir de talento interno, conocimiento del cliente y de las tecnologías externas... y capacidad de adaptación.

"En 3D, el mundo de lo que se puede imprimir es ilimitado"

¿Quién está incorporando hoy la fabricación aditiva y quién lo va a hacer próximamente?
En 3D, el mundo de lo que se puede imprimir es ilimitado, pero HP ha elegido estar en la fabricación aditiva, de plásticos a metales. Nos hemos enfocado en la fabricación en procesos industriales, desde el diseño de piezas orgánicas a la descentralización de la producción, imprimiendo la pieza de recambio de la nevera que se ha estropeado en la copistería de la esquina en lugar de esperar a que venga de China. También en sanidad, con la impresión de prótesis, en automoción e industria aeroespacial, y luego en el área de consumo, personalizando las cubiertas de los móviles, las caras de las muñecas... Es donde creemos que puede haber un mayor crecimiento.

"El primero que adopta el 3D es el modelo de copistería de la esquina, donde imprimes la pieza de la nevera que se ha estropeado"

¿Qué va a ser antes? ¿Las copisterías de barrio para imprimir piezas y pequeños productos o las nuevas fábricas aditivas con impresoras 3D industriales?
El primero que adopta esta tecnología es el modelo de copistería. En la producción industrial, la primera necesidad hoy es el diseño de la pieza, donde falta gente que sepa diseñarlas, porque los ingenieros que están formados hoy llevan cien años pensando en 2D, en moldes. Y una pieza que hoy lleva quince tornillos, con fabricación aditiva ya no necesitarás ni uno de esos tornillos, harás una sola pieza. Ya lo estamos haciendo en HP. En la nueva impresora 3D que ha salido al mercado, un 50% de sus piezas se han hecho con otra impresora 3D.

"Los ingenieros llevan cien años pensando en 2D, en moldes: falta gente que sepa diseñar piezas 3D, con fabricación aditiva"

¿Cuánto tardaremos en empezar a sustituir líneas de producción 2D por 3D en las fábricas?
Ahora estamos en personalizar. No sé si se puede poner un tiempo a esto, pero en los próximos cinco o diez años, seguro. Hay ahora todavía mucha gente que no acaba de ver todas las posibilidades y, como le decía, las empresas que ahora van a utilizar 3D van a tener que hacer también una disrupción en el diseño, en la cadena de suministro, en la relación con el cliente...

¿Qué materiales vamos a imprimir? ¿Se van a meter en alimentación?
Ahora estamos con plástico, metal... pero el límite es la imaginación. En HP, la plataforma de materiales la tenemos abierta, y estamos atentos a lo que las empresas demanden. Es un ejemplo muy bueno de innovación abierta, con empresas externas.

Temas

Comentarios

Lea También