Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Nuestros embutidos aportan una experiencia gastronómica’

Whatsapp
En el centro, Josep Font Sans, junto con sus hijos.

En el centro, Josep Font Sans, junto con sus hijos.

FONT-SANS fue fundada en 1917. ¿Qué queda de aquella idea inicial?

FONT-SANS es una empresa familiar que fundó mi abuelo, con la misión de elaborar embutidos curados tradicionales. A lo largo de nuestros 100 años nos hemos mantenidos fieles a nuestros orígenes, ofreciendo hoy una gama de productos con un carácter artesanal con el sabor y aroma de siempre, diferenciándonos así de los productos más industriales. Ese es el reto que defienden hoy mis hijos, la cuarta generación ya.

Sus productos de charcutería destacan por su técnica e instalaciones de última generación, ¿En qué consiste?

Nuestra fabricación de embutidos mantiene un carácter artesanal, respetando los procesos más ancestrales: salazón y maceración largas, curación lenta y al natural… Finalmente una selección manual pieza a pieza determina el punto óptimo de curación para poder entregar el producto.

¿Cuántas personas trabajan?

Al compromiso de la calidad y la tradición se unen un compromiso con el territorio, que nos lleva a confiar en la experiencia de personal local. Un equipo de 25 personas aporta toda su ilusión y experiencia para aportar la mejor experiencia a nuestros clientes.

¿Qué características posee la planta para controlar los procesos de producción?

Nuestra planta de producción, en pleno Prepirineo, permite que gran parte de la curación se pueda hacer al natural. No obstante y por motivos normativos, un conjunto de cámaras de frío y secaderos artificiales de control electrónico nos permiten controlar minuto a minuto los principales pará- metros que entran en juego.

¿Qué volumen de producción mueven?

Actualmente fabricamos un millón de kilos al año, cifra que estamos aumentando estos últimos años debido a la exportación.

¿Qué cantidad exportan?

Exportamos el 40% de nuestra producción.

Nuestro embutido tradicional mantiene un carácter artesanal, diferenciándose así de los productos industriales

Principalmente ¿dónde?

Dentro de Europa: Francia, Bélgica, Holanda, Alemania y Reino Unido.

Gracias a la inversión de BBVA, ¿qué proyecto ha podido llevar a cabo FONT-SANS?

Hemos ampliado nuestra capacidad de elaboración y curación de productos, así como nuestra capacidad de almacenes para una mejora del control de estocs de producto envasado.

¿Qué ha significado este proyecto?

Poder ampliar nuestra producción así como mejorar nuestras tasas de servicio, tan importantes para los mercados de exportación.

Embutidos, lomos, pancetas, jamones … ¿Las materias primas con las que trabajan son kilómetro cero?

En la línea del compromiso con la calidad y el territorio, nuestras carnes frescas son seleccionadas semanalmente de proveedores de no más de 50km de distancia.

¿Qué es lo que les diferencia de cara al consumidor?

Nuestro embutido tradicional mantiene un carácter artesanal, diferenciándonos así de los productos más industriales, permitiendo a través del sabor y aroma de siempre, aportar una experiencia gastronómica.

¿En qué establecimientos puede encontrar el cliente sus productos?

Aunque parezca una paradoja, vendemos más en España y Europa que en Catalunya, donde hoy día tenemos una presencia reducida. Estamos en proceso de buscar aliados para ampliar la distribución en Catalunya.

¿Cómo ha repercutido la venta online?

En la charcutería de carácter tradicional pensamos que hoy el impacto es todavía bajo, pero sin lugar a dudas el e-commerce es un canal de distribución que será importante para todos los productos, incluidos los embutidos tradicionales.

Comentarios

Lea También