Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Paz Arias: «Los jóvenes han hecho que en un año pasásemos de hablar de ‘cambio’ a ‘crisis’ y luego a ‘emergencia climática’»

Entrevista a Paz Arias, directora de Sostenibilidad en Esteve Pharmaceuticals y miembro de la junta directiva de Feique y Fedequim

Rafael Servent

Whatsapp
Paz Arias, en la Cambra de Comerç de Tarragona. Foto: Alfredo González

Paz Arias, en la Cambra de Comerç de Tarragona. Foto: Alfredo González

Paz Arias es licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Salamanca y Máster en ‘Salut Laboral i en Enginyeria i Gestió Ambiental’ por la UPC. Es miembro de la junta directiva de Feique y de Fedequim. Recientemente participó en el ciclo de jornadas ‘Bon dia Tarragona’ de la Cambra de Comerç de Tarragona, en esta ocasión en colaboración con Salut i Treball, Servei de Prevenció de Riscos Laborals. Habló sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en una charla titulada ‘Els ODS, una oportunitat sostenible per al desenvolupament econòmic de les empreses’. 

Los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) han entrado en las agendas de las empresas. ¿Por qué?
Porque las empresas, como siempre ha sido, no dejan de ser un ente de interés social. Además de productos y servicios hay otras cosas que aportan y dan valor, como tener clientes satisfechos, trabajadores en buenas condiciones... El mero hecho de ser una empresa, aunque no hablemos de ODS, ya ayuda al desarrollo sostenible. Hay cosas en el mundo que no funcionan y es necesario que todos sumemos. En este sentido, las empresas y la sociedad civil son quienes más pueden hacer por el desarrollo sostenible.

"Las empresas y la sociedad civil son quienes más pueden hacer por el desarrollo sostenible" 

¿Podrían hacerlo motivadas por una cuestión de imagen? ‘Green Washing’, ‘Purple Washing’...
Habrá empresas que lo harán por ‘Green Washing’, pero se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. La mentira tiene las patas muy cortas... Lo importante aquí es hacerse la pregunta: «Mi empresa, de todos estos objetivos, ¿qué puede hacer?». No puedes hacerlo todo. Por eso las empresas más que nunca tienen que tener una visión a largo plazo.

El largo plazo de los ODS.
El problema de las empresas es el cortoplacismo. Y los ODS te aportan esa visión a largo plazo. Además de tener un producto o servicio, has de preguntarte qué más puede hacer tu empresa. ¿Qué más podemos hacer? ¿Cuál es nuestro propósito?

"Hay que cuidar a todos, no solo a los Millennials, que tienen mucho que aprender de los mayores"

¿Y cuál es la respuesta?
Ahí es donde has de trasladar tu conocimiento a la sociedad: en nuestro caso, sobre buenos hábitos, sobre salud... Los ODS te aportan futuro porque te van a permitir estar en coherencia o en línea con tu consumidor, con tu cliente, con la Administración Pública y con las necesidades que tiene el mundo. Estás generando confianza respecto a lo que haces y reputación a tu compañía, llegando a lo que espera el ciudadano.

¿Qué hay de la reputación de empleador? Se insiste mucho en que los Millennials necesitan trabajar en empresas alineadas con sus valores... 
Uno de los grupos de interés son los empleados, por supuesto. Pero, sobre lo que indica, hay debate con la edad de jubilación. ¿Una persona con 65 años está para retirarse? No todos. Hay que cuidar a todos, no solo a los Millennials, que tienen mucho que aprender de los mayores.

"El consumidor es quien provoca cambios en el producto y en la manera de hacer"

¿Guerra al edadismo (’ageism’)?
Trabajar en equidad, en igualdad, te aportará valor. Hace falta mucho cambio cultural, sobre todo con un compromiso, y darle visibilidad a esa transformación. Pero el cambio cultural es imparable. 

¿Un cambio también entre los consumidores, que penalizarán a aquellas empresas que no se transformen? ¿Hasta qué punto tiene poder ese consumidor?
Estoy convencida de que el consumidor actual, sobre todo los más jóvenes, provocarán los cambios. Piense solo en un ejemplo: en apenas un año hemos pasado de hablar de ‘cambio climático’ a ‘crisis climática’ y luego a ‘emergencia climática’. En un año. Y la fuerza para ese cambio ha venido de los jóvenes, no de los gobiernos. Son los que están empujando el cambio. El consumidor es quien provoca cambios en el producto y en la manera de hacer.

"Asia está avanzado en materia de Objetivos de Desarrollo Sostenible"

¿La empresa que no haya entendido esto, llega tarde?
Tarde tampoco es, pero así como hace unos años los temas de sostenibilidad eran secundarios, ahora son completamente necesarios. Y lo son por conciencia, no por conveniencia. Si no haces el cambio te quedarás fuera. La velocidad a la que van los cambios es la misma a la que vienen los riesgos. O estás ahí, o te han arrasado. Hoy, ser líder no es capacidad de mando, sino sensibilizar en sostenibilidad, digitalización, transformación... sin esto no se sobrevive.

Mientras las llamadas economías occidentales avanzan en los ODS, Asia o África no van al mismo ritmo. ¿Terminará algún día esa brecha?
Queda mucho camino por recorrer para que no hubiese brecha. Pero le puedo decir que toda la parte de Asia está avanzando. Y una manera de avanzar ha sido la Globalización. Tenemos aquí empresas grandes que tienen muchos proveedores de fuera, y que en las condiciones que ponen a esos proveedores incorporan una parte de sostenibilidad, de derechos laborales... pero queda mucho por hacer y han de evolucionar, por supuesto.

"El cambio es por convicción: si te saltas la línea roja, no trabajas conmigo"

Habla de cambiar por conciencia y no por conveniencia. ¿El cambio en ese proveedor asiático es por conveniencia?
Es por convicción. Lo que pasa localmente afecta globalmente. Con las condiciones que le pones ayudas a que ese proveedor incorpore una serie de criterios que tú tienes incorporados en tu política de empresa. Es un interés de ambos y es por convicción. Pero, en el fondo, da igual: de lo que se trata es de que se produzca el cambio. Lo harán por convicción o no, pero el cambio se queda, y al final acabarán convenciéndose.

¿Y si no hay cambio?
Pues entonces, si te saltas la línea roja, no trabajas conmigo. Esto es algo que se hace a nivel individual de empresa, pero también a nivel sectorial.

¿Qué pasa cuando el resto del sector detecta que uno de los suyos se ha saltado esa línea?
Que cuando estás en un sector, sea con una patronal o como empresa particular, tienes unos compromisos. Formar parte de alianzas es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. A mí, estar en grupos empresariales con gente de nuestro sector me aporta conocimiento, seguridad en procesos, compliance porque tienes más relación con la Administración, tranquilidad... Pero el papel de saber si se cumple la normativa sigue siendo de la Administración. Cada uno tiene que jugar su papel, y el control es de la Administración.

Temas

Comentarios

Lea También