Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía ENTREVISTA

Pere Brugal: "Si no consigues enamorar a tus empleados, difícilmente podrás enamorar a los clientes"

Consultor en crecimiento sostenible y exdirectivo de Tesla, Nike, Desigual y Pronovias, entre otras empresas

Rafael Servent

Whatsapp
Pere Brugal:

Pere Brugal: "Si no consigues enamorar a tus empleados, difícilmente podrás enamorar a los clientes"

Habla usted del ‘consumidor consciente’, especialmente si miramos a las generaciones más jóvenes. ¿De qué se trata?
Llámele consumidor, llámele cliente, pero ha cambiado y está cambiando muy rápido. Se caracteriza por ser muy rebelde, digitalmente conectado, y por no tener la fidelidad que tenemos los de nuestra generación. Tiene muy claro lo que quiere y pide un alto valor, tanto funcional como emocional. Una de las diferencias es que preguntan a la empresa por qué hacen lo que hacen. Eso es otro nivel

Otro nivel de exigencia...
En efecto. Y si una empresa no incorpora su propósito, ya sea a nivel social o medioambiental, no se conectará contigo como marca auténtica.

¿Se puede engañar a estos consumidores conscientes?
Tardarán muy poco en descubrir el engaño. Estamos en un mundo de fake news, es cierto, pero también de transparencia informativa. En este contexto, te acabarán pillando mucho antes que hace unos años. Y eso nos lleva a situaciones como el hecho de que, por ejemplo a nivel de reclutamiento, estos candidatos te terminen preguntando a ti, como empresa, por qué tendrían que dedicarte su esfuerzo. 

¿Tienen el poder de hacerlo? Si hablamos de poder adquisitivo o de tasas de paro juvenil...
Desde una perspectiva de poder económico, no lo tienen. Es cierto que el poder adquisitivo es inferior al de hace 20 años y el paro es superior. Pero el poder no viene tanto por lo que puedan ejercer sino por la libertad. Y a veces, el hecho de poner en riesgo un potencial ingreso que no es excepcional como consecuencia de haber hecho esta pregunta, pues compensa. 

Libertad de jugársela.
¡Pero es que es super positivo que pase esto! Replantea cosas, y hace que los directivos tengamos que mirar cómo atraer este talento. En mi caso, haciendo esta pregunta te has ganado el puesto. Como mínimo, pienso que es un punto importante para hacerte con él.

Insisto: ¿están en situación de rechazar empleos de forma sistemática?
Por supuesto que no están en una situación de rechazar trabajos, pero son conscientes de que trabajar en algo que no les aporte es una decisión que no quieren tomar.

Junto al ‘consumidor consciente’ habla usted también de la ‘empresa consciente’. ¿En qué consiste?
La empresa consciente es aquella que es sostenible medio ambientalmente, socialmente y económicamente. Ser consciente es que decides lo que quieres hacer y tomas una decisión de transformación para ser eso. 

¿Qué es para usted la sostenibilidad social?
Es la que habla de tus empleados y stakeholders. ¿Los empleados son tus principales clientes? ¿Son prescriptores de tu producto? Si no conseguimos enamorar a nuestros empleados con lo que estamos haciendo, difícilmente podremos enamorar a los clientes. Aquí importa más el porqué lo haces que lo que haces. Y has de ser totalmente sincero, porque los resultados económicos han de ser consecuencia del propósito. Esos resultados económicos no son el fin último. 

Pero tienen que llegar, ¿no?
Por supuesto, pero como su consecuencia. Le pondré un ejemplo: el impacto de una mala praxis con los empleados está cuantificada a nivel de costes por el sistema sanitario. Pero, sin embargo, eso no lo verás reflejado en los resultados de esa empresa. Aunque sí que se conocerá.

¿Cómo?
El boca-oreja. Hay startups como Glassdoor o Welcome to the Jungle donde se comparte todo eso. En el caso de Welcome to the Jungle, por ejemplo, hasta el punto de que vienen y graban a tus empleados en su puesto de trabajo, y eso da tu perfil de empresa.

Se habla cada vez más de la incorporación de la ‘A’ de ‘Arts’ (Humanidades) a los perfiles STEM, que pasan a ser STEAM. ¿Hay un renacer de las Humanidades?
Desde luego. Mucho de lo que llega viene de la mano de valores éticos, y las carreras más humanísticas, como la Filosofía, se basan en valores éticos. Si yo estoy por ejemplo buscando comerciales, los mejores hoy son los que son capaces de hacerse las preguntas adecuadas. Las carreras de Humanidades tienen hoy mucho más valor del que tradicionalmente se le ha dado, y no sería extraño ver en poco tiemnpo a un filólogo en el consejo de dirección de una gran empresa. Obviamente, estudia un máster antes.

¿Se puede ser hoy un ingeniero sin una parte de Humanidades?
No. Las ingenierías son muy importantes y seguirán siendo claves, pero es importante que estas personas completen su formación con una parte de Humanidades. El futuro es de los equipos multidisciplinares. Si eres de formación humanística, que sepas algo de matemáticas es clave. Y al revés con las carreras de ciencias.

Temas

Comentarios

Lea También